Valencia Mestalla 2-1 RCD Mallorca: Colapso


Foto: Valencia CF

Ficha técnica

Valencia Mestalla: Cristian; Aitor Buñuel, Álvaro Pérez, Iván Márquez, Centelles; Miki Muñoz, Álex Blanco (Kangin Lee, 82'), Gonzalo, Jordi Sánchez (César Morgado, 90'), Fran Villalba; Fran Navarro.

R.C.D. Mallorca: Reina; Joan Sastre, Xisco Campos, Raíllo, Bonilla; Damià (Álvaro Bustos, 45'), Faurlín (Cano, 75'), Aridai (Abdon, 45'), Salva Sevilla, Lago Junior; Àlex López.

Árbitro: Pere Barceló Roca (Comité catalán) amonestó a los locales Álvaro Pérez, Iván Márquez y Álex Blanco y a los visitantes Damià y Àlex López.

Goles: (1-0): Jordi Sánchez de penalti, 17'; (2-0): Fran Villalba, 26'; (2-1): Salva Sevilla, 76.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada del grupo 3 del Campeonato de Liga de Segunda B, disputado en el Estadi Antonio Puchades de la Ciudad Deportiva de Paterna ante aproximadamente dos mil espectadores, una decena de ellos mallorquinistas agrupados en un córner. Al acabar el partido, Joaquín López, empleado del Mallorca, se dirigió al árbitro en el túnel de vestuarios con las siguientes palabras: "cuando veas los penaltis en la tele se te va a caer la cara de vergüenza", teniendo que ser parado por el delegado, Biel Gelabert, mientras se dirigía al cuarteto arbitral; una situación recogida en el acta y que ahora el Comité de Competición deberá sancionar.

Resumen

El Mallorca ha dado un paso adelante más en su aparente afán de complicarse la vida después de empatar en su visita al Valencia Mestalla con un 2-1 que no refleja con total fidelidad el enésimo propósito consecutivo que desplegaron los hombres de Vicente Moreno sobre el césped, esta vez sobre el de Paterna en un encuentro en el que al Mestalla le bastó imponerse con claridad en el principio para aguantar con un 2-0 durante más de la mitad del partido, una renta más que suficiente contra un equipo que se ha vuelto incapaz de lanzar a puerta con un mínimo de seriedad y contundencia, lo que complica, y mucho, ganar para conseguir un ascenso que, paradójicamente, parece que se aleja a cada jornada que pasa.

El partido arrancaba con lo que perfectamente podría ser un gran resumen de lo que fue el encuentro en sí: el Mestalla hacía correr los primeros segundos con el balón en su posesión mientras se iba acercando progresivamente al área de Reina, pero el Mallorca mejoraba con el paso de los minutos y, una vez pasado el décimo, ya se podía decir que se encontraban cómodos sobre el césped e incluso controlando. Pero rápido bajó la divina -o más bien maldita- a advertirnos de que nuestro paso por la capital del Turia no sería precisamente un camino de rosas y cuando se cumplía el primer cuarto de hora se rompería el partido después de que Joan Sastre tuviese que derribar a Jordi Sánchez dentro del área para que no pudiese rematar un centro de Fran Villalba, provocando un penalti que el mismo centrocampista barcelonés transformaría para poner el 1-0.

A pesar de que la situación se tornaba adversa, es de admitir que los bermellones encajaron el golpe muy bien, o al menos lo parecía, porque siguieron como si nada hubiese pasado dirigidos con claridad hacia la portería defendida por Cristian, hasta el punto de que en el minuto 21 el colegiado no señaló una pena máxima en el área ché por manos claras de un defensa. Y finalmente resultó que sí, solo lo parecía haber encajado bien, ya que tan solo nueve minutos después del tanto de Jordi Sánchez, Fran Villalba aumentaría distancias al rematar escandalosamente solo desde el punto de penalti un balón que había entrado por la derecha de manos de Aitor Buñuel y, en última instancia, Fran Navarro.

Nos encontrábamos tan solo en el minuto veinticinco y la remontada ya se antojaba una empresa de esfuerzo titánico, más con la indolencia que estaban mostrando los pupilos de Moreno de cara a puerta aunque hubiesen estado manteniendo una relativa solidez defensiva que, ahora sí, con el segundo gol, ya se vino totalmente abajo, una situación de la que se aprovechó el filial valencianista para retomar el control ofensivo y acercarse más al 3-0 que no al 2-1, al que parecía que nos debíamos agarrar en algún córner esporádico fruto de un despeje deficiente cada vez minutos. De resurreción no, pero de domingo de via crucis sí que lo fue la segunda mitad de la primera parte, hasta llegar a un descanso al que, pese a perder estrepitosamente, necesitábamos como al vivir.

Vicente Moreno se aprovechó del cuarto de hora de descanso para modificar hasta la variante táctica dando entrada a Bustos y Abdon por Aridai y Damià, un giro al ataque que le vino muy bien a los isleños, que en la segunda parte sí que consiguieron hacerse notar con mayor claridad y su dominio fue incontestable a parte de algunas pequeñas lagunas en las que el Mestalla se pudo hacer muy fuerte a la contra e incluso fue obra de algún tipo de milagro no encajar el tercero. Pero ninguna mano divina pudo arreglar el estropicio que había en Paterna y, a pesar de ponerle toda la intención, el gol no llegaba de ninguna manera, ni tan solo el tiro a puerta; y que no sea por un tema actitudinal puede que sea de las cosas que más preocupa.

Parecería que un rayo de luz asomaba cuando a falta de quince minutos para el final, Salva Sevilla conseguiría de una vez por todas recortar el hueco con un verdadero golazo de falta desde la frontal, y de hecho a partir de ahí el daño en ataque de los bermellones se redobló y el gol parecía que estaba más cerca que nunca, ahora sí chutando con determinación a puerta e incluso errando ocasiones manifiestas, como una internada de Lago en la que el marfileño llegaría a entrar hasta la cocina pero solo una pierna increíble de Iván Márquez conseguiría desviar in extremis el cuero del camino que llevaba, ya prácticamente por encima de una línea de gol, que siendo justos y para hacer prevalecer dicha justicia, no debería haber cruzado, tal y como finalmente pasó para dejar morir el partido en medio del mar de ansisas mallorquinistas, nerviosos por ser incapaces de mostrarse determinados más allá de en el tramo final. Muy tarde era ya.

A pesar de que esta cuarta derrota del curso alarga la racha de partidos sin ganar ya hasta los seis, no acaba de ser ni mucho menos trágica, porque el Mallorca es como aquel gato que, sabes que no se cansará nunca de caer, pero es que siempre se nos cae de pie. Así lleva siendo todo este 2018 y así ha sucedido en esta jornada, donde en el Martínez Valero Elche y Villarreal B han empatado a cero en el resultado perfecto para los mallorquinistas, que aún ven al segundo clasificado a 6 puntos a falta de tan solo 18 por disputarse, lo que significa que con doce puntos el Mallorca afrontará la segunda fase de la Liga con la importante ventaja de haber sido el primer clasificado en su grupo, una misión que parece que nos esforzamos en complicarnos y complicarnos semana tras semana pero que parece que ningún otro equipo quiere tener el honor de rematar, será la suerte del campeón, y tocamos madera. Seis finales para llegar óptimos a la gran e inescrutable final, la que otorga de manera definitva el ascenso. Y ya es el mes que viene.

El 1x1

Reina: 6; Intrascendente.

Sastre: 5; Intervino poco.

Xisco Campos: 4; Desubicado.

Raillo: 4; Flojo.

Bonilla: 3; Catástrofe.

Damià: 5; Arrastrado.

Faurlín: 4; Incompleto.

Aridai: 3; Incapaz.

Salva Sevilla: 5; Está obligado a aportar más.

Lago Junior: 3; Sigue sin encontrarse.

Àlex López: 3; Ni se le notó.

Sustituciones:

Álvaro Bustos: 6; Mejoró tanto como pudo.

Abdon: 5; Le puso ganas.

Cano: s.c.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies