UD Poblense 1-2 RCD Mallorca: Primera estrechez


Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

U.D. Poblense: Yeray; Diego, Álvaro, Nico, Vidal; Rojals, Víctor, Jaime Hernández, Aitor, Mateo; Saúl.

R.C.D. Mallorca: 

1ª parte: Reina ; Sastre, Xisco Campos, Raillo, Ferran Giner; Dani Rodríguez, Pedraza, Pablo Valcarce, Salva Sevilla, Lago Junior; Àlex López.

2ª parte: Montagud; Sastre (Fran Gámez, 71'), Xisco Campos (Russo, 71'), Raillo, Bonilla; Aridai, Pedraza (Faurlín, 71'), Salva Sevilla (Stoichkov, 74'), Lago Junior (Buenacasa, 71'); Abdon, Carlos Castro.

 

Goles: (1-0): Aitor Pons, 18'; (1-1): Carlos Castro, 52'; (2-1): Aridai Cabrera, 80'.

Árbitro: Sebastià Ripoll Solano (Comité balear) amonestó al visitante Pedraza.

Incidencias: Tercer partido de pretemporada para el combinado de Vicente Moreno, disputado ante dos millares de personas y correspondiente al XLVI Trofeu de s'Agricultura, celebrado en el Municipal de Sa Pobla.

 

Resumen

El Mallorca ha tenido que sufrir más de lo que en un principio se presuponía para tumbar al Poblense en su feudo y hacerse con otra edición más del Trofeu de s'Agricultura, uno de los torneos con más solera del fútbol mallorquín y que ya tiene en su palmarés casi la mitad de las victorias como barralet. Para eso tuvo que tirar de aguante y saber remontar el primer marcador adverso del año, culminado en un escueto 1-2 final que llegó en los minutos finales en un partido en el que a los de Vicente Moreno les costó desempolvarse para acabar asediando la portería del ex mallorquinista Yeray, actualmente enrolado en las filas del equipo norteño.

El Mallorca llegaba a Sa Pobla con un antecedente hasta pesado, habiendo marcado catorce goles en los últimos 135 minutos que hacían que cualquier expectativa, también sobre el resultado final, tuviera que ser positiva, y eso también implicaba contextualizar la categoría de uno y otro equipo. Pero no parecían preocupados los once jugadores que habían saltado al césped de inicio, destacando la vuelta de Ferran Giner al esquema titular y como lateral izquierdo, puesto que lograron hacerse con el dominio de las ocasiones que aunque otorgaban poderío visual, al pasar los minutos se tornaban indoloras y repetitivas -a excepción de un palo de cabeza de Raillo a balón parado- y los azulgranas conseguían entrever más lagunas en la zona de creación bermellona, que no acababa de carburar tal y como Vicente Moreno exigía desde la banda.

Este hecho provocó que los de Óscar Troya sintiesen la legitimación para acercarse al arco defendido por Manolo Reina, quien tuvo el grave error que condujo al tanto del Poblense que abriría la lata al pasarle el cuero involuntariamente al local Víctor, que solo tuvo que tocarla rasa para Aitor Pons para que el ariete definiese solo ante Reina. Este toque de atención fue efectivo para los rojinegros, que reaparecieron con las pilas cargadas y se encontraron abalanzados sobre la meta de Yeray y quedándose muy cerca de lograr el empate antes de llegar al intermedio, especialmente Valcarce con un disparo que se estrelló en el larguero y salió repelido, cosa que finalmente no sucedería.

La polvora perdida vendría justo después del descanso, cuando con las modificaciones habituales de verano, y cada vez menos a medida que se aproxima el 19 de agosto, entran jugadores de refresco y en este caso pura artillería con Abdon y Carlos Castro, siendo el asturiano quien, apenas iniciada la segunda parte, ya igualaría el encuentro con un tanto plácido, a bocajarro, después de que Yeray no consiguiese detener un disparo potente de la frontal de Salva Sevilla. Aunque el juego se convirtiese en menos empalagoso a partir de ahí, no se puede decir que las ocasiones fueran cada vez más frecuentes, puesto que en cerca de media hora tan solo hubo un cabeceo de Aridai que se marchó por fuera y algunos tiros más cercanos a la inocencia que no al segundo tanto.

Pero a pesar de esto, un pase certero -y aún no ha sido capaz de demostrarnos que sepa hacer algo diferente- de 'Stoichkov' por arriba, que dejó totalmente rota a la línea defensiva del Poblense en un solo toque, sirvió el cuero a Aridai justo en frente del arquero rival, quien salía a tapar ángulo hacia la esquina derecha del área pequeña, en la que se encontraba. Pero ya podía tapar ángulo que el tiro del canario, un globo fantástico, cogió la parábola perfecta para entrar pegado al segundo palo, justo por abajo, y entrar en la portería pegado a la red, dejando una gran obra de arte que a falta de diez minutos para el final liquidaba el partido y daba al Mallorca su decimonoveno Trofeu de s'Agricultura, volviendo a alzarlo después de que el año pasado lo jugara el filial.

Una vez acabada la ronda de partidos insulares, este martes los de Vicente Moreno emprenderán camino hacia la Península, restando concentrados en Andalucía durante la próxima semana y media para disputar esta semana el Trofeo Línea de la Concepción frente a Linense y Cádiz, el primer Segunda en el camino, y a la siguiente el, a priori, test veraniego más exigente contra el Málaga de Juan Ramón López Muñiz antes de volver a Palma para disputar el Ciutat de Palma frente al Alcorcón: los últimos cuatro preparativos antes de recibir a Osasuna en el primer encuentro de una Liga que en verdad arranca mucho más pronto de lo que parece.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies