SCR Penya Esportiva 2-1 RCD Mallorca: Batacazo


Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

S.C.R. Penya Esportiva: Imanol; Marcos, Borja, Pau Pomar, Meneses (Gallardo, 62'); Marc, Guillermo (Selfa, 83'), Polanco, Marcos Rosa (Gorriz, 62'), Pepe Bernal; Salinas.

R.C.D. Mallorca: Reina; Sastre, Xisco Campos, Raíllo, Miguel Núñez (Enzo Lombardo, 80'); Álvaro Bustos (Salva Ruiz, 64'), Salva Sevilla (Damià, 57'), Pedraza, Cedric; Àlex López, Abdon.

Árbitro: Albert Català Ferran (Comité catalán) amonestó a los locales Bernal, Meneses, Pomar, Salinas e Imanol y a los visitantes Salva Sevilla y Abdon. Una vez acabado el partido expulsó al portero suplente local, Torres, por amenazar con romper las piernas a Manolo Reina.

Goles: (0-1): Álvaro Bustos, 5'; (1-1): Pau Pomar, 71'; (2-1): Gorriz, 79'.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimoprimera jornada del grupo 3 del Campeonato de Liga de Segunda B, disputado en el Municipal de Santa Eulària ante 750 espectadores, dos centenares de ellos aficionados bermellones desplazados hasta Ibiza. Hubo una fuerte discusión entre dos guardias civiles y el encargado de animación del campo y el exministro Abel Matutes realizó el saque de honor.

Resumen

El Mallorca ha caído derrotado en Ibiza por primera vez en más de ocho meses después de ser tumbado por la Penya Esportiva en Santa Eulària por un ajustado 2-1 que supieron trabajarse los pitiusos, quienes fueron casi desde el principio con desventaja y se aprovecharon de unos minutos trágicos para los bermellones, en los que pudieron dar la vuelta al electrónico y neutralizar el gol de Álvaro Bustos en los primeros minutos para dejar al líder con la primera derrota en su casillero y con el segundo clasificado cada vez más cerca, apretando los talones a cuatro puntos después de empatar en Sagunto, suficiente para recortar a unos isleños en horas bajas.

Pese a todo lo que se amontonó después, el inicio del encuentro auguraba noventa minutos apasionantes, porque ya en el primer minuto Abdon estaba a punto de marcar en una falta directa muy peligrosa en la frontal del área que tuvo que ser blocada  para evitar que entrase en el arco local. Y no se acabó ahí el arranque magistral, porque ya en el minuto cinco iba a llegar el premio gordo cuando le cayó un balón aéreo a Álvaro Bustos, entre la media luna y tres cuartos de campo, y este, aprovechando que el cuero aún botaba, se inventó un globo que increíblemente se coló en la portería de Imanol después de cruzarse casi cuarenta metros en el que es el mejor gol marcado por un mallorquinista que se haya visto en mucho tiempo y que a esas alturas servía para adelantar a los suyos a falta aún de casi todo el partido por jugar.

Este tanto supuso casi inmediatamente una bajada considerable de la tensión ofensiva de los mallorquines, quienes se encontraron más cómodos replegados, cediendo el cuero y limitándose a buscar la contra, lo que se acabó convirtiendo en un error que condenó el partido. De mientras los blancos efectuaban sus primeras llegadas peligrosas y lanzaban un primer aviso muy serio con un gol de Marcos Rosa a los tres minutos del 0-1 que fue anulado por un fuera de juego muy ajustado pero que servía para empezar a meter miedo a un Mallorca que arriba empezaba a desesperarse con muchas llegadas estériles que se cerraban hacia el interior, justamente el peor día para cambiar hacia esa estrategia por estar en un campo que apenas llega a los sesenta metros de ancho y en el que la zaga se imponía con facilidad en la frontal.

Con el paso de los minutos el partido se fue estabilizando en las dos áreas: mientras que en la de Imanol el peligro seguía siendo mínimo con llegadas desesperadas, en la de Reina se desvaneció casi por completo, exceptuando subidas puntuales en las que los locales se encontraban totalmente a gusto libres de presión -y ya se tiene que hacer muy mal para que te pase esto en Santa Eulària- aprovechando el desbarajuste defensivo que nos quedaba cuando salíamos a la contra y, de hecho, suyo fue también el último golpe de efecto de la primera parte, cuando en la última jugada (posteriormente anulada por otro fuera de juego) esta vez golpearon en la cruceta, pero aún sin poder estrenarse en un marcador que señalaba un escueto 0-1 que aún había esperanzas de mantener.

El inicio de la segunda parte ya era en sí poco alentador en vistas de tener que aguantar tres cuartos de hora más así como habíamos "malvivido" durante el primer tiempo, pero además a los tres minutos de la reanudación saltó la primera mala noticia con la quinta amonestación a Abdon Prats en esta Liga por pedir una segunda amarilla clarísima para Bernal, lo que significa que no podrá estar presente en la próxima jornada contra el Atlètic Balears y Moreno estará obligado a hacer encaje de bolillos en una zona extra además de la ya conocida del centro del campo en caso de que no lleguen refuerzos esta semana, que cada vez se antojan más urgentes.

A los pocos minutos empezó el ciclo de cambios con la entrada de Damià por Salva Sevilla y la de otro Salva, Ruiz, por Bustos más tarde y con la sensación cada vez más clara de que el encuentro empezaba a estar ganado debido a que la Penya estaba totalmente desaparecida en combate arriba, al igual que los bermellones, pero esta anulación mutua favorecía evidentemente a los mallorquinistas, que empezaban a relajarse después de veinte minutos soporíferos de segunda parte en los que se empezaba a dar por muertos a los ibicencos, quienes, acelerando el partido al máximo sorprendieron empatando de golpe con un remate de cabeza de Pau Pomar -quien debería haber sido expulsado en la jugada anterior- al centro de Bernal -que también debería estar en los vestuarios- que Reina no pudo ni blocar ni desviar a pesar de tocarlo y que se le acabó colando en la portería casi al límite entre sus guantes y el poste izquierdo.

El ambiente ya era suficientemente desolador viéndonos abocados a otro empate, el que ya sería el sexto consecutivo, pero se le juntaron todos los ángeles a la Penya Esportiva mientras a los rojiengros les atacaban todos los males, porque en menos de diez minutos, ya cerca del 80', en unas alturas en las que difícilmente puedes ya revertir nada, Gallardo puso un centro tierra-aire desde la banda izquierda que cruzó medio campo con una gran potencia hasta caerle a Gorriz en el punto de penal, el gipuzcoano se retrasó hasta la media luna, donde se giró para disparar el balón y se le metiese en la portería de Reina con una fuerza imparable y dar la vuelta al marcador con un 2-1 que era casi imposible de creer contra un equipo al que tan solo diez minutos antes le ganábamos y al que doblábamos en puntos, la crisis ya era innegable, y más después de unos últimos minutos de partido en el que no se pudo proponer ni una solución sensata, más allá de quitar a Núñez para hacer debutar a Lombardo, ni tampoco hubo ni un solo tiro a puerta hasta que Català señaló el final del encuentro.

El estado de crisis que antes solo se atribuía a los sectores más escépticos de la afición ahora es extensible a todos los mallorquinistas, quienes han visto con incredulidad como hemos perdido 9 puntos de ventaja de 18 posibles y solo se han conseguido sacar 3 de 12 contra los cuatro equipos en descenso. Ahora tocará dar un paso más y jugar contra el equipo que se marcharía a play-out, el Baleares, en un derbi de Palma que medirá la reacción del Mallorca después de su primera derrota y su capacidad para dar carpetazo a la crisis y el estado de los blanquiazules, después de estrenarse con Horacio Melgarejo ganando por primera vez en casi tres meses ante el Formentera, que buscan desesperadamente reengancharse a las posiciones de permanencia en un duelo en el que habrá mucho más tres puntos y orgullo en juego, también una dinámica que puede marcar el resto de temporada.

El 1x1

Reina: 4; Mucho gol para poco tiro.

Sastre, 6; Lo intentó como pudo.

Xisco Campos: 4; Marcajes muy pobres.

Raíllo: 5; Poco importante.

Núñez: 5; Nulo por estrategia.

Salva Sevilla: 4; Se le debe exigir más.

Pedraza: 3; Era su oportunidad par lucirse.

Álvaro Bustos: 7; Aún inadaptado, sacó lo mejor.

Cedric: 5; Fue insistente.

Àlex López: 3; Desaparecido.

Abdon: 4; Fallos amateur.

Sustituciones:

Damià: 6; Aportó solidez.

Salva Ruiz: s.c.

Enzo Lombardo: s.c.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies