Real Sporting 1-0 RCD Mallorca: El naufragio ya fue justo

Foto: LaLiga

El Mallorca cae de manera totalmente merecida en su visita a Gijón por culpa de un solitario gol a la hora de partido marcado por un clamoroso error de Joan Sastre. Los bermellones estuvieron tremendamente espesos y no supieron combatirle de tú a tú a un Sporting que mostró la casta suficiente para quedarse con los tres puntos y continuar su línea ascendente. A diferencia del reciente encuentro frente al Málaga, esta vez los de Vicente Moreno claudicaron sin ni un ápice de culpa arbitral y no pueden refugiarse en excusas ajenas de un momento coyuntural que parece no más que puntual pero que esta dejando un lastre ya significativo en cuanto a la puntuación.

El partido empezaba sobre el césped húmedo de El Molinón, que tuvo que aguantar durante toda la noche un chaparrón de aquellos que hacen historia, con un juego muy marcado por la agresividad exhibida por ambas escuadras. Los rojiblancos, metidos en su salsa y alentados por una espectacular entrada de más de dieciocho mil espectadores, mostraron más músculo ya desde el primer minuto y capitalizaron el control del cuero, lo que les facilitó sobremanera la llegada al área rival, defendida hoy por Reina, que volvía a ponerse bajo el arco. A pesar de esto, sus disparos tendieron a la inofensividad y se armaron desde relativamente lejos, lo que dificultaba que el marcador despertara.

El Mallorca pudo hacerse importante una vez sobrepasado el cuarto de hora de encuentro, momento en el que le vino el chispazo y tanto Àlex López como Pablo Valcarce -más importante de lo normal pero debajo de lo que su ficha exige- tuvieron en sus botas sendas ocasiones para avanzarse. Una vez este golpe de inspiración fue digerido, sí que el partido se quedó totalmente trabado por las continuas faltas que se iban sucediendo y que tuvieron como primer damnificado a Fran Gámez, que vería la amarilla a la media hora. Poco después, el Sporting tendría la más clara de la primera parte, cuando un remate de Blackman sería salvado ‘in extremis’ por la intervención milagrosa de Raillo, que sacaría el cuero de encima de la línea.

Desde entonces, el resto de primer tiempo fue totalmente para los asturianos, que mediante Babin y Djurdjevic vieron sus últimas opciones de irse al descanso por delante. Tras un único minuto de prolongación, el intermedio llegó con la sensación de que los visitantes andaban renqueantes, ofreciendo muy poca materia prima como para creer en un triunfo. La segunda parte, por su lado, se abriría de manera más optimista para los rojinegros, que se verían pronto cara a cara con Mariño, apoyados en la banda derecha. Por estribor, por contra, llegaría el tanto de la noche, cuando Djurdjevic le robaría dentro del área a Sastre un balón que debería haber sido rechazado inmediatamente, pero el serbio se pudo hacer con él y se lo cedió a Blackman en bandeja, que pudo batir a Reina a placer.

Tocaba remontar en un ambiente ya de por sí complicado, en el que remar ya estaba siendo una tarea muy ardua. Justo cuando tímidamente los de Moreno -hoy dirigidos por Dani Pendín- empezaron a quitarse las perezas, cayó el tanto sportinguista, lo que animó a los de José Alberto, que volvieron a hacerse con las riendas. Ni las entradas de Estupiñán y Buenacasa sirvieron para retomar completamente el vuelo y encararse con fuerza hacia la victoria. Al contrario, los locales vieron más cerca el segundo, reforzados por un gran momento de Carlos Carmona, que también tuvo sus oportunidades para agrandar la brecha en el electrónico. En el otro área, las escasas llegadas se limitaban a disparos muy lejanos que nunca llegaron a suponer ningún peligro. Para arreglar ese déficit, a falta de diez minutos se quemaba el último cambio con la entrada de Abdon, dejando a Carlos Catro otra vez a cero, esta vez ante su ex equipo.

Finalmente, llegaron estos últimos diez minutos, una historia aparte y maravillosa en el contexto global del partido. Un continuo ir y venir que empezó dominando el Sporting, pero en el que por necesidad se fueron imponiendo los rojinegros. Abdon y Lago lo probarían los primeros a la desesperada, seguidos por Raillo y Estupiñán poco después, cada uno con más corazón que cabeza, pero abriendo el camino para que alguna entrara, y estaban habiendo muchas oportunidades. Dos minutos después, el Sporting marraría una contra de manera incomprensible, después de que Álvaro Jiménez derrumbase a su propio compañero, Uros Djurdjevic, cuando estaba con todo a favor para poner definitivamente el 0-2. A la contra, Lago Junior despedazaría todas las líneas defensivas, pero Àlex López fracasaría después en sus disparos, poniendo así punto y final a un partido del que conviene olvidarse cuanto antes.

Tres derrotas después, el Mallorca necesitará una victoria el próximo viernes ante el Nàstic en Son Moix por poco malas que hayan estado siendo las sensaciones hasta el día de hoy. Dejar escapar otra vez los tres puntos ante un rival sumido en el descenso, esta vez en casa y en el último encuentro antes del parón navideño, podría ser muy grave para la moral de la plantilla, que ya se encuentra a siete puntos del Albacete y ve el descenso a nada más que diez puntos, una cifra que no permite por su lado ningún tipo de relajación. Por todas las partes es más que imperativo conseguir la victoria este viernes, por lo que Camí dels Reis deberá mostrar su mejor cara para que la victoria vuelva a quedarse en la isla.

Ficha técnica

Real Sporting: Mariño; Geraldes, Peybernes, Babin, Carlos Cordero; Carlos Carmona (Álvaro Jiménez, 79′), Cristian Salvador, Nacho Méndez, Robin Lod (Álvaro Traver, 55′); Blackman (Pablo Pérez, 69′), Djurdjevic.

R.C.D. Mallorca: Reina; Gámez (Estupiñán, 60′), Xisco Campos, Raillo, Joan Sastre; Salva Sevilla, Marc Pedraza, Dani Rodríguez (Abdon, 79′), Pablo Valcarce (Buenacasa, 68′), Lago Junior; Àlex López.

Árbitro: Álvaro Moreno Aragón (Comité madrileño) amonestó con tarjeta amarilla al local Carmona y a los visitantes Gámez, Sastre, Pedraza y Raillo.

Goles: (1-0): Nick Blackman, 58′.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoctava jornada del Campeonato de Liga de Segunda División, disputado en El Molinón-Enrique Castro ‘Quini’ ante más de 18.000 espectadores, una veintena de ellos mallorquinistas. Antes del encuentro se ofreció un homenaje a Paula Suárez, portera del Sporting Femenino coronada recientemente como campeona del Mundo sub-17 en Uruguay.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - Blog del Real Club Deportivo Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies