Cádiz CF 1-1 RCD Mallorca: Por la borda de la Bahía

Foto: LaLiga

El Mallorca sigue acompañado de su fantasma de foráneo cuando le toca visitar una plaza alejada de Son Moix. Esta vez tocó en el Ramón de Carranza, donde una pésima gestión del resultado llevó a desperdiciar la ventaja de la que llegaron a disponer los hombres de Vicente Moreno, incluso en superioridad numérica. De esta manera, solo se pudo arrancar un punto de la visita a un Cádiz en horas bajas que, sin demostrar gran cosa, pudo haber remontado con épica a los bermellones, que hicieron una segunda parte deplorable, sin sentirse a gusto ni con dos más sobre el verde, lo que penalizó con justicia al equipo visitante, que se lleva un punto de seis de sus dos salidas consecutivas.

El partido arrancaba en el Carranza con el hecho consumado de que quien ganara el encuentro dormiría en los dulces colchones del play-off, mientras que una derrota podía comportar el destierro hasta a siete puntos del quinto, en el caso bermellón. Precisamente estos parecieron ser los que más enchufados salían a un duelo fraticida entre rivales directos, separados por un único punto con el ecuador liguero ya traspasado. Pero a pesar de que el dominio estaba siendo insular, las ocasiones no llegaban a materializarse e incluso la primera vino a cuenta gaditana, con un disparo fallido de Manu Vallejo.

Los minutos avanzaron y el dominio del Mallorca fue haciéndose más tenue aún, pero dominio al fin y al cabo. Superado el cuarto de hora, lo intentaría Stoichkov haciendo valer un pase de Lago Junior, pero el jugador nacido en la provincia no supo encarar bien al marco. Esta fue la última ocasión antes de llegar al ecuador del primer tiempo y que el encuentro se embarrara, con las porterías perdiendo protagonismo en favor del juego sucio, que se cobró su primera víctima con una amarilla para Ivan Kecojevic por una agresión a Joan Sastre que debería haber sido castigada con la expulsión directa.

Sería el montenegrino precisamente quien volvería a la senda de las aproximaciones a puerta, con un remate cercano a la meta de Reina a la salida de un córner. Pero aunque el control de las ocasiones estuviese siendo para el submarino amarillo, el primero en golpear fue el conjunto de Vicente Moreno, que a falta de menos de diez minutos para el final pondría distancia de por medio en el electrónico gracias a una carrera de Lago Junior por la izquierda que culminaría con su asistencia a Stoichkov y el posterior gol del gaditano, que con un zapatazo con efecto desde la izquierda conseguía dar el paso más difícil: anotar para el Mallorca como visitante casi dos meses después de que Abdon lo hiciera en Valladolid.

La jugada parecía redondearse tan solo un minuto después con la expulsión de Jairo Izquierdo por otra agresión, esta vez a Dani Rodríguez. El partido se ponía muy de cara para los bermellones, que tenían ventaja en todos los aspectos y habían estado demostrando carácter para ir imponiéndose en una plaza complicada. A pesar de esto, la salida a la segunda parte fue de lo más desastrosa, totalmente inadmisible en cualquier circunstancia, y menos en las que se estaban dando sobre la Bahía de Cádiz, que lo dejaban todo cuesta abajo para volver a conquistar territorio hostil desde que se hiciera en Reus.

Esta segunda parte, que empezaba con el ingreso del siempre temible Ager Aketxe por Rober Correa, empezó desde pronto a tener color amarillento, puesto que Álex Fernández se aproximaría mucho a la portería con su derecha ya en los primeros compases. Aunque Budimir y Baba lo intentaron, las ansias parecían pocas, y una baza de ataque quedó tocada con la sustitución de Lago, con molestias, por Aridai. Estó acabó de matar al Mallorca en ataque, que también vería arriba la entrada de Àlex López por el goleador Stoichkov. Todo esto en medio de la absoluta nada, en la que ninguno de los dos equipos supo acercarse con el más mínimo criterio a la portería contraria.

Y esta situación no es que fuera breve, sino que consumió prácticamente la totalidad del segundo tiempo, que únicamente deparó interés en algunas jugadas con amarillas y en el devenir de los cambios, que acabaron con el sacrificio de Lekic a falta de quince minutos para el final. Cinco minutos más tarde Aketxe haría revivir las ocasiones, continuando con el empuje Kecojevic un minuto después. Pero sería en el ochenta y tres que llegaría el golpe fatal, con un remate con fortunda de Garrido en un saque de esquina botado por el mismo Aketxe en el que el Mallorca se vio penalizado por una falta clamorosa no señalada sobre Raillo y una salida extremadamente deficiente que costó la igualada.

Conseguir ahora la victoria, en una dinámica totalmente negativa y sin casi tiempo de reacción, se antojaba una quimera, incluso con la expulsión de Marcos Mauro, que sirvió para frenar una contra bermellona clarísima que bien podría haberse dejado seguir. A pesar de esto, siguieron siendo los gaditanos los que más cerca se quedaron del tanto y siguieron apretando, consiguiendo rascar un punto de un partido que tenían totalmente perdido. La segunda vuelta ha empezado con un único punto de seis, en contraste con el pleno de la primera. Ahora visitará Son Moix otro equipo de capa caída, el Alcorcón de Cristóbal Parralo, sumido en una dinámica desastrosa, especialmente fuera de casa, que los de Vicente Moreno deberán aprovechar para reengancharse al play-off.

Ficha técnica

Cádiz C.F.: Cifuentes; Rober Correa, Marcos Mauro, Kecojevic, Brian Oliván; Salvi, Ion Ander Garrido, Álex Fernández, Jairo Izquierdo; Lekic, Manu Vallejo.

R.C.D. Mallorca: Reina; Sastre, Valjent, Raillo, Estupiñán; Dani Rodríguez, Baba, Salva Sevilla; Stoichkov, Budimir, Lago Junior.

Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo (Comité castellano-manchego) amonestó con tarjeta amarilla a los locales Cifuentes, Kecojevic, Rober Correa, Garrido y Manu Vallejo y a los visitantes Reina, Sastre, Estupiñán y Salva Sevilla. Expulsó directamente a los cadistas Marcos Mauro y Jairo Izquierdo y al entrenador, Álvaro Cervera.

Goles: (0-1): Stoichkov, 37′; (1-1): Ion Ander Garrido, 84′.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada del Campeonato de Liga de Segunda División, disputado en el Ramón de Carranza ante 13.496 espectadores, una veintena de ellos seguidores bermellones.

 

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - Blog del Real Club Deportivo Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies