Biografía de Veljko Paunovic

Paunovic
Centrocampista / Delantero
Nombre: Veljko Paunovic
Posición: Centrocampista / Delantero
Fecha de nacimiento: 21/08/1977
Lugar: Belgrado (Serbia)
Estatura / Peso: 184cm. / 80kg.
Temporadas RCD Mallorca: 2
Palmarés:
1 Supercopa de España (1998), 1 Super Liga de Serbia (2008), 1 Copa de Serbia (2008)
Veljko Paunovic

Si miramos hacia la península balcánica, podríamos decir que es una gran «cantera» para muchos equipos de nuestra liga, dado que los jugadores de esa zona suelen tener muy buena adaptación al fútbol en España. Recordaremos a un viejo roquero que defendió en dos ocasiones nuestros colores. Veljko Paunovic, un trotamundos con una larga carrera, sin estar mucho tiempo seguido en ningún club, pero siendo un jugador aprovechable, comprometido y que daba buen rendimiento.

Jugó en diferentes equipos de España, la mayoría de veces cedido por el Atlético de Madrid, con quien disputó la mayor parte de su carrera y logró sus primeros éxitos. Además de nuestro país, jugó en su tierra natal (Serbia), Alemania, Rusia y finalmente en Estados Unidos.

Los orígenes de Paunovic

Hijo del ex futbolista y entrenador Blagoje Paunovic. Un central de la vieja guardia, que se le recuerda por jugar con la selección absoluta de Yugoslavia en la Eurocopa del 1968 celebrada en Italia. En aquella ocasión los Balcanes alcanzaron la final del torneo, que perderían contra la anfitriona. Como entrenador tubo un breve paso por la liga Española donde dirigió al CD Logroñés en la temporada 1994/1995.

Nacido en Belgrado (Serbia) el 21 de agosto de 1977. Se formó en las categorías inferiores del Partizán de Belgrado, dando el salto al primer equipo en la temporada 1994/95 con tan solo 17 años. Aquella campaña jugó 13 partidos en los que anotó un gol. No fueron malos números para un joven prometedor que no tardó en llamar la atención de muchos equipos europeos, siendo el Atlético de Madrid quien contratara sus servicios en la que sin lugar a a dudas fue la mejor etapa de su vida. Ese fichaje era solo el comienzo de una gran aventura por el viejo continente.

Aterrizó en España el verano de 1995. La joven promesa balcánica llegaba a una de las mejores ligas del mundo sin haber cumplido si quiera la mayoría de edad. Nada más firmar con los colchoneros, dada juventud e inexperiencia en una liga tan dura como la española, y el hecho de que tenía la condición de jugador extracomunitario, condicionó que marchará para jugar cedido en el Atlético Marbella, que militaba entonces en Segunda División.

Aprovechó al máximo su estancia en la Costa del Sol para jugar 20 partidos, explotar su fútbol y adquirir más experiencia para poder regresar un año después a la riera del manzanares. Los colchoneros lo dejaron en el filial, aunque el entonces entrenador y paisano suyo, Radomic Antic, lo convocaba en ocasiones con el primer equipo donde tuvo sus primeros minutos y goles en la Liga. Llegó a ser el tercer goleador del equipo (6 goles) al igual que Kiko Narváez y Bodganovic, solo superado por José María Romero Poyón (9 goles) y el pichichi de la Liga 1997/98 Christian Vieri que alcanzaría los 24 goles.

La primera aventura de Veljko Paunovic en Mallorca fue para recodar

En la temporada 1998/99 llegó cedido al RCD Mallorca, para vivir la que sin lugar a dudas fue una de sus mejores temporadas. Su cesión sirvió para abaratar los fichajes de los ex rojillos Óscar Mena y Juan Carlos Valerón, traspasados al equipo colchonero esa misma campaña.

El RCD Mallorca venia de hacer la mejor campaña de su historia , en la que terminó quinto clasificado y subcampeón de la Copa del Rey. A la vista del éxito, varios integrantes de la plantilla abandonaron la Isla, y llegaron otros como Gustavo Siviero, Ariel Ibagaza, Lauren, Dani García, Leo Biagini y el propio Veljko entre otros. Muchos pensaron que no volvería a verse un equipo como el de antaño, ni se lograrían objetivos similares. Pero si una cosa tenían los rojillos era un entrenador capaz de todo, Héctor Cúper, que convertiría un grupo de humildes jugadores en la famosa «ensaimada mecánica».

Antes de arrancar la Liga se conseguiría el primer título oficial de la historia del club, la Supercopa de España ganada al F.C Barcelona (2-1 en el Lluis Sitjar, 0-1 en el Camp Nou). Era solo el primer logro de una gran campaña recordada eternamente por la afición.

Ya arrancada la liga, no fue hasta la jornada 6 cuando jugó por primera vez con la elástica rojilla. Previamente tubo varias charlas con Héctor Cúper, en las cuales le decía lo que quería que hiciera y que si no lo hacía se iría nuevamente al banquillo. Calentó, salió al campo y no tardó ni dos minutos en demostrar a Cúper su potencial, empalmando un gran gol por la escuadra. La afición se puso en pie viendo a su nueva estrella, siendo decisivo para alcanzar la tercera posición en la liga, que clasificaba jugar la Champions League por primera vez en su historia la temporada siguiente, aunque no llegaron a debutar, al caer eliminados en ronda previa por el Molde Noruego.

Además de lograr la Supercopa y quedar en posiciones Europeas en liga, el conjunto de Cúper disputó esa temporada la Recopa de Europa. Acudía a la cita como representante de España por el subcampeonato en la Copa del Rey, ya que el F.C Barcelona jugaba la Champions League. Nadie pensaba que acabaría llegando hasta la final del campeonato, eliminando por el camino equipos fuertes de Europa como el Genk en octavos de final, y al Chelsea en semifinales gracias a un golazo de cabeza marcado por Leo Biagini, que supuso la clasificación para disputar la gran final del 19/05/1999 en el estado de Birmingham contra la Lazio. Desgraciadamente para los rojillos el partido acabó 2-1 a favor de los italianos, que contaban con una plantilla muy fuerte de la talla de Pavel Nedved, Alessandro Nesta, Sérgio Conceição, Dejan Stankvic, Christian Vieri, Marcelo Salas, etc… Aquel año fue el último que se disputó dicha competición europea, dando paso al formato actual de Champions y Europa League.

Después de jugar 30 partidos, marcar 6 goles, jugar en todas las posiciones de ataque y el hecho de ir de menos a más durante aquella campaña, propiciaron que el Atlético de Madrid le reclamara nuevamente a volver para la temporada siguiente jugar en el Calderón. Como no, se despidió de la ciudad por todo lo alto y la afición le agradeció todo su esfuerzo y entrega.

El doble descenso de Veljko Paunovic

Volvió a Madrid con mucha ilusión puesta en el nuevo proyecto que estaba preparando el equipo presidido por Jesús Gil. Llegaron a gastar 35 millones de euros en fichajes contrastados como Jimmy Floyd Hasselbaink, Toni, Capdevila, Carlos Gamarra y Hugo Leal. Contrataron a Claudio Ranieri para llevar al equipo a luchar por las tres competiciones a disputar esa campaña. Sentía que era el momento para demostrar que tenia sitio en aquel equipo. Nadie podía imaginar el desastre que iba ocurrir en aquella campaña.

Empezaron la liga de la peor manera posible. Un solo punto en cuatro partidos disputados, incapaces de ganar a domicilio ni de sumar más de dos victorias seguidas. Estuvieron en puestos de descenso durante casi toda la primera vuelta del campeonato, y por si fuera poco además de la mala racha deportiva, el 22 de diciembre de 1999, la Audiencia Nacional decreto la destitución del presidente Jesús Gil y toda su directiva. El club pasó a ser regido por un administrador judicial durante los siguientes cuatro meses. Poco antes del parón Navideño, lograron encadenar varias jornadas con victoria, lo que propició que se situaron cerca de los puestos europeos. Ranieri había dado con las teclas adecuadas y parecía que todo volvía a la normalidad ya que seguían vivos en todas las competiciones.

Pero nada más lejos de la realidad, tras la entrada en el año 2000, empezó el declive. En liga volvieron a encadenar una mala racha de resultados que lo acercó hasta los puestos de descenso. Ya en el mes de marzo, a la vista de los resultados, Ranieri fue destituido en detrimento nuevamente de Radomir Antic. El arquitecto del famoso doblete, no fue capaz de mejorar los resultados del italiano, ya que poco después cayó eliminado de la Copa de la UEFA y el 7 de Mayo del 2000 se certificaría el descenso del Atlético a la categoría de plata, después de 70 años en la élite del fútbol español. En Copa del Rey perdieron la final contra el RCD Espanyol por 2-1, con el portero Toni Jiménez como protagonista al encajar un gol ridículo a los dos minutos de juego. Una temporada para borrar y olvidar en la memoria de todos los madrileños.

Durante esa temporada tubo apariciones esporádicas, saliendo mayoritariamente desde el banquillo. Jugó 24 partidos entre todas las competiciones, siendo capaz de marcar en todas ellas un total de 4 goles. Con el descenso a Segunda, la venta de sus mejores jugadores, además de despedir a muchos trabajadores de la primera plantilla, optó por quedarse y ayudar a devolver el equipo a la máxima categoría.

Arrancó la temporada 2000-01 con los colchoneros, pero sin contar a penas para Fernando Zambrano, que optaba por dar la titularidad a Kiko, Salva y Correa. Solo cinco partidos jugados y ninguno partiendo de titular, provocaron que en diciembre del 2000 saliera cedido al Oviedo que jugaba en Primera División. Allí coincidió nuevamente con Radomir Antic de entrenador, el cual le cedió más protagonismo, llegando a jugar 22 partidos y anotar cuatro goles. A final de temporada los asturianos descenderían a Segunda División, y desde entonces no han vuelto a jugar nunca más en Primera. El Atlético no fue capaz de alcanzar el objetivo del ascenso, quedando cuarto en la clasificación tras un arranque liguero muy malo.

El regreso de Veljko al Real Mallorca

Después de vivir dos descensos consecutivos, y a la vista que los colchoneros arrancaban nuevamente otro proyecto en segunda, encabezado por Luis Aragonés, en el cual tenia complicado jugar por su condición de extracomunitario, en agosto del 2001 haría nuevamente las maletas para poner rumbo a la Mallorca en la que sería su segunda etapa como jugador rojillo. Esa temporada los bermellones debutaban en la Champions League. Con el técnico austriaco Bernd Krauss a la cabeza del barco y una de las mejores plantillas de la historia con jugadores como Samuel Eto’o y Albert Luque entre tantos, se disponían a repetir una campaña exitosa como las de antaño con Cúper y Aragonés.

Desgraciadamente la temporada no fue ni una sombra de su anterior etapa en la 98/99. Empezaron bien en la Champions ganando al Arsenal por 1-0 en Son Moix. Aquel día fue recordado en la memoria de la humanidad, por el famoso atentado contra las torres gemelas de Nueva York. En los partidos posteriores de la máxima competición europea, a pesar de puntuar contra todos los rivales, fueron eliminados en la fase de grupos al quedar terceros empatados a puntos con el Panathinaikos griego. Posteriormente pasaron a jugar la tercera ronda de la Copa de la UEFA donde quedarían eliminados por el Slovan Liberec checo.

En liga, tuvieron un arranque muy malo encadenando varias derrotas seguidas que provocaron que en octubre del 2001, el Club destituyera al entrenador y apostara por Sergio Kresic. Los resultados y el juego no mejoraron con el técnico balcánico, y no fue hasta la última jornada que lograron salvar la categoría ganando al Valladolid en Son Moix por 2-1. Por si fuera poco en la Copa cayeron eliminados en octavos por el Córdoba que militaba en Segunda División.

Una experiencia totalmente diferente a la de tres años atrás, a pesar de que fue un jugador muy utilizado con los dos técnicos que ocuparon el banquillo. Un total de 41 partidos entre las tres competiciones y anotando tres goles. Se decía que el hecho de jugar Champions desgastó mucho a una plantilla sin fondo de armario. Al igual que el ambiente del estadio, donde en el mítico Lluís Sitjar el publico era el jugador doce, no se acaba de tener en Son Moix.

Esa temporada fue recordada por su debut oficial con la selección de Serbia y Montenegro el 13 de febrero del 2002 en la victoria sobre México por 2-1 en partido amistoso.

Un final de carrera sin tiempo a deshacer maletas

Al finalizar la temporada regresó al Atlético, que después de dos años en segunda logró el ansiado ascenso de la mano de Luis Aragonés. Nuevamente no contaba para el sabio de Hortaleza y cambió de isla para jugar una temporada cedido en el Tenerife. Después de varios años difíciles, dos descensos y una salvación in extremis, tuvo una exitosa campaña en las Canarias donde anotó 18 goles en 38 partidos. Fue el cuarto mejor goleador de segunda, por detrás de jugadores como David Villa o Jesús Perera que posteriormente ficharía por el RCD Mallorca.

Después de esa cesión permaneció un año y medio en las filas del equipo colchonero, contando de forma irregular para Gregorio Manzano y César Ferrando. En ese breve paso por la riera del manzanares, volvió a ser convocado por su selección en 2004 para jugar un amistoso contra Irlanda del Norte, donde marcaria el gol del empate contra el equipo británico. En enero del 2005 alcanzó un acuerdo para rescindir su contrato con el Atlético y firmó con el Hannover 96 hasta final de temporada.

No tardó en coger un vuelo de vuelta a España, pero esta vez para fichar con el Getafe dirigido entonces por Bernd Schuster. En el Coliseum Alfonso Pérez, tuvo una buena participación sobre todo el primer año donde anotó 10 goles, mientras que en su segunda campaña fue utilizado mas de revulsivo, siendo el ex mallorquinista Dani Güiza el delantero referencia. En ambas campañas los azulones quedaron en la zona media de la tabla sin opciones de clasificar para competiciones europeas. Ya en marzo del 2007 ante la falta de minutos, se desvinculó definitivamente de los azulones para jugar brevemente en el Rubin Kazan ruso, el Almería y su regreso al Partizán de Belgrado.

Una mala racha de lesiones provocaron que en 2008 anunciara su retirada del fútbol. Posteriormente en 2011 recibió una oferta para jugar con los Philadelphia Union de la MLS americana, donde disputó 17 partidos y anotó 3 goles. El 19 de enero de 2012, Paunović anunció su retirada por segunda vez con 412 partidos como profesional y 87 goles en su casillero particular.

Veljko Paunovic, el entrenador deseado

Tenía claro que su vinculación con el fútbol no iba terminar como jugador, y meses después de colgar las botas ya estaba nuevamente en los terrenos de juego, entrenando a las categorías inferiores de la selección de Serbia. En junio del 2015 logró su primer título como entrenador, al proclamarse campeón de la Copa Mundial de Fútbol Sub-20. Celebrada en Nueva Zelanda, sus jóvenes paisanos arrasaron durante todo el torneo, en el que solo sufrieron una derrota en fase de grupos, y ganando en la final a la poderosa Brasil por 2-1 en el tiempo extra.

Lo fácil, tras los éxitos con Serbia hubiera sido seguir en su país hasta intentar llegar al banquillo de la absoluta, pero prefirió seguir sumando experiencias y embarcarse en un fútbol diferente. Fichó por el Chicago Fire de la MLS americana. Fue contratado por el club de ‘la Ciudad del Viento en noviembre de 2015, y estuvo al frente durante cuatro temporadas, en las que en una ocasión (2017) clasificó a los Playoffs de MLS, tras finalizar en la tercera posición de la Conferencia Este. Sus esfuerzos ayudaron a revitalizar al Club con un espíritu competitivo y la dedicación de siempre poner el fútbol por delante. Con 41 victorias, 37 empates y 58 derrotas, el 13 de Noviembre de 2019 fue destituido al no clasificar al equipo para los playoffs de la conferencia este.

Recientemente en agosto de este año (2020) contrajo contrato con el Reading de la Championship inglesa. No tuvo un recibimiento muy agradable por una buena parte de la hinchada británica, ya que no terminaban de ver en él al técnico adecuado para devolver al equipo a la Premier League. A día de hoy todos esos que no lo querían, no tienen mas remedio que callar, puesto que su equipo es líder en solitario de la Championship, con una ventaja de seis puntos respecto al segundo. De despreciado, a ser nombrado entrenador del mes de octubre 2020.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de Veljko Paunovic?

Paunovic nos cuenta que su paisano Radomir Antic, con quién compartió varias temporadas de su etapa como futbolista, le empujó a ser profesional. Quién sabe si en un futuro no muy lejano, su camino y el del RCD Mallorca vuelven a encontrarse y cosechan buenos resultados como los de antaño cuando llegó por primera vez a la Isla.

¡Mucha suerte Veljko!

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - Blog del Real Club Deportivo Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies