No se puede comprar con dinero

Abdón

Final del partido. Rabia. Frustración. Decepción. Desilusión. No quería ni escuchar a los entrenadores en rueda de prensa. Apagué la tele y me escondí del mundo durante un rato. Quizá era expulsión o era gol. Quizá la moneda podía haber caído de nuestro lado en una de las noches más importantes del mallorquinismo reciente. Pero no fue así. El destino quiso que Pedraza se marchara antes de tiempo y que el línier decretara que la semichilena de Quique había entrado. Salió cruz.

No me importa que el estadio se llene de gente que no ha pisado Son Moix en las últimas temporadas. Bienvenidos a vuestra casa. De hecho, celebro su llegada. Hay quien dice que son igual de oportunistas que cuando venían Madrid y Barça a Palma. No nos equivoquemos. En esos casos, los goles de Cristiano o de Messi eran cantados por muchos porque venían a animar al equipo contrario. El domingo, todos vienen a animar el Mallorca y ese matiz debería de ser el único importante. Sólo tengo un mensaje para los nuevos: si no se consigue el ascenso y alguno pita al equipo, me aseguraré personalmente de que tengan a alguien pitándoles en la puerta de casa lo que queda de año.

En segundo lugar, me gustaría abrazar a Marc Pedraza. Se me encogió el corazón cuando le vi llorando y siendo abrazado por Martí pensando que lo de Bergantiños había sido una tragedia. Por suerte, acabó en un susto y en una tarjeta que, tras saber que el deportivista está bien, me parece de lo más irrelevante. El comportamiento de Pep Lluís dentro y fuera del campo (en rueda de prensa) fueron para quitarse el sombrero y, en cierta medida, por muy ínfimo que sea ese sentimiento, reconforta saber que si el ascenso no es tuyo por lo menos caerá en manos mallorquinistas.

Casi a las dos horas de partido, con el ánimo algo más relajado, abrí Twitter esperando encontrarme un panorama desolador. Pero algo ha cambiado en el mallorquinismo. Hace unos años, leer a aficionados tras una noche aciaga como lo de ayer habría supuesto hundirse en la mayor de las miserias. Pero no fue así. Mensajes de creer, de remontada, de fe, de mallorquinismo, de fuerza. Cuando Colombàs te manda un mensaje que dice “Remontaremos!!!” tú te repones y sacas una sonrisa en el jueves más triste del año.

Darle la vuelta a la eliminatoria empezaba en las redes, en hacerle creer a los mallorquinistas que esto no está acabado y que queda mucha tela por cortar. Más aun cuando ves a Abdón Prats con una puta sonrisa en la cara, gritando a la afición desplazada que en Son Moix se meten tres y alzando los brazos para levantar los ánimos de aquellos abatidos en combate.

Yo no creía. Más bien, no quería creer. Pero parece que todavía es pronto para guardar las armas. Tenemos 20000 gargantas, la mejor plantilla de los últimos años, una historia que nos respalda en noches como la del domingo y toda una guerra por librar. 90 minutos infernales para demostrar que el Mallorca todavía no ha dicho la última palabra. Por Pedraza, por Pedro Colombàs, por todos aquellos que ya no están pero que sabemos que disfrutarían viendo a su Mallorqueta en esta situación. La remontada empieza desde ya reponiéndose del varapalo, continúa con el mejor recibimiento del año y acaba con un partido para la historia.

Y si no es ahora, será el año que viene. O el siguiente. Tortugas puede esperar. Lo que no puede esperar es la tremenda ovación que este equipo se merece acabe como acabe. Se me van a caer las manos de tanto aplaudir en cuanto el árbitro pite el final. Dicen algo así como que el dinero no da la felicidad, pero que es mucho mejor llorar en un Ferrari. Yo prefiero llorar en Son Moix rodeado de 20000 almas bermellonas. Eso sí que no se puede comprar con dinero.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. tonirealmallorca dice:

    El Depor no fue tan superior como dice el marcador. La expulsión no debió ser.
    Son Moix empujará a nuestro Mallorqueta a superarlos. Podemos. Hay equipo, hay ganas, hay afición!! Sa remontada de s’any! Todos a animar y no parar! Força Mallorca!!

  2. Mar dice:

    Me ha encantado tu blog. Soy mallorquinista de toda la vida. Este año por trabajo no pude hacerme socia y soy una de las muchas personas que se han quedado sin entrada para el partido de mañana. En taquilla por trabajo tampoco pude ir pero estaba el miercoles a las 20 como en un clavo sentada delante del portatil y viendo como no conseguía acceder a ninguna entrada; el jueves a las 9 mas de lo mismo. La semana de ilusion que deberia tener el mallorquinismo por jugarnos el ascenso se ha convertido en una semana de nervios y tristeza por ver como no podre llegar a vivir el ansiado ascenso ( yo confio en la remontada). Asi que agradeceria si alguien que lee ewte comentario sabe de alguien que vendra al menos 2 entradas se lo agradeceria mucho. Les dejo el email : mar.manresa7@gmail.com. muchas gracias ⚫

  3. Jose M.Amengual Cañellas dice:

    M’agradat molt i totalment d’acord serem 20000 i no esta tot dit.
    Sa remontada es posible aquest equip heu a demostrat cada diumenge a Son Moix.i perque no li podem marcar 2 gols o mes al Depor

* Campos obligatorios

RCDM.es - Blog del Real Club Deportivo Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies