RCD Mallorca 1 – 2 RCD Espanyol: Vicente Moreno conquista Son Moix

RCD Mallorca - RCD EspanyolPara todos los amantes del fútbol en segunda división, sin lugar a dudas era el partido más esperado del año. Dos de los principales candidatos al ascenso directo, y con ganas de volver a primera cuanto antes. Muchos factores que invitaban a disfrutar de un bonito encuentro. Los baleares imparables en esta segunda vuelta del campeonato, acudían a la cita con el objetivo de alargar la distancia que mantienen en la tabla con sus perseguidores inmediatos, y dar un golpe de efecto que les consolidara aún más al frente de la tabla. Por su parte los catalanes, que vienen de cosechar malos partidos en las últimas jornadas, no quieren desaprovechar la oportunidad de acercarse al líder, y dejar atrás los puestos de playoff. El resultado final de 1-2, acerca al RCD Espanyol nuevamente a las plazas de ascenso directo.

Vicente Moreno vuelve a Son Moix

Uno de los morbos del partido sin lugar a dudas, el regreso de Vicente Moreno a Son Moix. El técnico Valenciano tiene un lugar especial en la historia del club, puesto que recogió al equipo en el infierno de la Segunda División B, y en dos años lo devolvió a Primera División. Un hecho al alcance de pocos, lograr dos ascensos consecutivos. Su éxito se vio algo manchado por sus malas formas de abandonar el Club el año pasado, firmando por el principal competidor del Real Mallorca en la categoría de plata, un equipo con más presupuesto y que a priori apuntaba como el caballo ganador.

Por suerte para el mallorquinismo, Luis García Plaza ha conseguido ganarse el corazón de los aficionados en poco tiempo, y hacer olvidar a Moreno. Salió el RCD Mallorca con un once bastante habitual en las últimas jornadas, destacando la titularidad en el carril derecho de Fran Gámez, después de recuperarse de la lesión sufrida hace dos jornadas. Antonio Sánchez volvía al medio campo acompañando a Ruiz de Galarreta y Salva Sevilla, que se medía nuevamente a su ex equipo. El Espanyol llegó a Son Moix con toda su artillería disponible, dispuesto a romper esa mala racha de tres jornadas sin ganar.

El partido RCD Mallorca – RCD Espanyol

Una primera mitad con claro dominio del conjunto catalán, que dispuso de muchas más ocasiones que el conjunto local. Sergi Darder y Javier Puado pusieron en aprietos a la zaga balear, que no daba muestras de tener la solvencia defensiva de las jornadas anteriores, llegando a regalar ocasiones a los blanquiazules. En el minuto 32 de juego, llegaría el primer gol de encuentro por mediación de Javier Puado, al cabecear placidamente un centro botado por su compañero Embarba. El gol puso las pilas a los locales, que en los compases finales del primer tiempo empezaron a morder y buscar el empate. Salva Sevilla y Martín Valjent dispusieron de dos buenas ocasiones, pero en ambos casos no hubo premio y se fueron al descanso con desventaja.

En la reanudación del encuentro, los visitantes volvieron a dar muestras que querían dominar el encuentro. Pero cuando mejor estaban los de Vicente Moreno, apareció el hombre gol de la Isla en las últimas jornadas, Amath Ndiaye, para poner el empate en el electrónico, después de rematar una asistencia de Antonio Sánchez. El Mallorca poco a poco se iba acomodando en el partido y haciendo su juego, mientras los catalanes se replegaban en su campo buscando una contra. Tuvo el gol en sus manos Abdón Prats, y posteriormente Salva Sevilla boto una falta peligrosa que se marchó fuera por poco.

Parecía que estaba por llegar el segundo de los locales, pero sería el equipo blanquiazul quien acabara poniéndose por delante nuevamente, después de una buena jugada de contraataque de Raúl de Tomás con Landry Dimata, que acabó en gol de este último. Movió piezas LGP, dando entrada a cuatro jugadores en los últimos minutos de juego, buscando el gol de empate hasta el minuto final, con un córner que subió a rematar hasta Manolo Reina, sin fortuna para los intereses baleares. Final por 1-2, cuarta derrota de la temporada, pero seguimos arriba a dos puntos del RCD Espanyol.

Conclusiones del RCD Mallorca – RCD Espanyol

Nueva derrota en Son Moix, que refleja la falta de solvencia en casa de un Mallorca acostumbrado hacer de su campo un auténtico fortín. A diferencia de otros años, han mejorado mucho a domicilio pero debilitado bastante en casa. Cuando se juega contra un rival directo por el ascenso, no se pueden dejar escapar ocasiones de gol, ni pensar en que un empate es buen resultado. Siempre hay que ir a por más. Ahora toca descansar y pensar en el próximo rival, que no es otro que el Almería, un duro aspirante al ascenso directo que de bien seguro quiere aprovechar esta herida del conjunto bermellón para acercarse más al liderato.

Cabeza alta y mucha fuerza, que todavía queda mucho campeonato. AMUNT MALLORCA!!!!!

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. RCDM.es | Álvaro Giménez: «Es un partido especial» dice:

    […] tiene el equipo, después de la derrota contra el Espanyol? «El equipo hizo un buen partido, no merecimos perder. Como mínimo lo más justo era un empate. También nos pasó lo contrario contra el Albacete. […]

  2. RCDM.es | RCD Mallorca – UD Almería: Segunda prueba de fuego dice:

    […] a las buenas sensaciones en el partido ante el Espanyol, a los baleares les faltó puntería y un fallo de Valjent sentenció la balanza de…. Ahora tienen la oportunidad, tras el pinchazo del Almería en Butarque, de seguir líderes una […]

* Campos obligatorios

RCDM.es - Blog del Real Club Deportivo Mallorca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies