Anécdotas curiosas | RCD Mallorca

Ángel Pedraza con su hijo Marc PedrazaCualquier mallorquinista sabe a día de hoy que uno de los actuales componentes de la plantilla, el mediocampista catalán Marc Pedraza, es hijo del malogrado Ángel Pedraza, el que fuera futbolista del RCD Mallorca durante siete temporadas (1988/1995), en las que disputó la notable cifra de 272 encuentros oficiales, con el añadido de que fue el capitán del equipo en buena parte de ellos. Es muy complicado que Marc pueda siquiera acercarse a los números de su progenitor. Pero lo que ya es imposible es que pueda repetir la curiosa forma que tuvo su padre de aterrizar en la Isla.

Lea el resto de la entrada »

Fatih AkyelHoy vamos a hablar de un futbolista que vistió la camiseta del RCD Mallorca en partidos de la máxima competición continental (la Champions League) pero en cambio no jugó ni un solo partido de Liga. Posiblemente sea un episodio único en la historia de la mayoría de Clubes del Viejo Continente. Hoy hablaremos del curioso caso del turco Fatih Akyel.

Nos remontamos al verano del año 2001. Después de una temporada absolutamente memorable, de la mano de Don Luis Aragonés, el RCD Mallorca logró un extraordinario tercer puesto en la clasificación final de la Liga y, con ello, el pasaporte para disputar la Champions League, la competición de clubes más prestigiosa del planeta. Para afrontar tamaño desafío, el entonces Consejero Delgado del Club, Mateu Alemany, se vio en la difícil tesitura de tener que diseñar una plantilla competitiva con las limitaciones presupuestarias que ya empezaba a imponer el Grupo Zeta, propietario de la mayoría de las acciones de la SAD.

Lea el resto de la entrada »

Olaizola y Stankovic

Si a cualquier mallorquinista le preguntaran que elaborara una lista con los futbolistas más destacados que han vestido la elástica bermellona, estoy convencido que la inmensa totalidad incluiría en esa lista a Javier Olaizola y a Jovan Stankovic, dos de los iconos más apreciados por la afición barralet. El primero, gran capitán (junto a Chichi Soler) de la época dorada del Club. El segundo, posiblemente la zurda más exquisita que ha vestido de rojo y negro, autor de incontables asistencias y goles de bella factura, muchos de ellos en encuentros capitales de recuerdo imborrable, como el último que se marcó en partido oficial en el vetusto Lluís Sitjar, el 13 de junio de 1999, frente al Celta de Vigo.

Lo que quizá muchos no recuerden es que estos dos grandes futbolistas sufrieron, cuando el Club militaba en Segunda División, una cierta marginación por parte del entonces entrenador, el peculiar Víctor Muñoz Manrique. En la temporada y media que el técnico aragonés estuvo sentado en el banquillo mallorquinista, tanto Olaizola como Stankovic se vieron permanentemente cuestionados y muchas veces (demasiadas) fuera del once titular.
Lea el resto de la entrada »

Marco Asensio - Champions League

La Champions League (o la Copa De Europa, como nos gusta llamarla a los nostálgicos) es, sin lugar a dudas, la competición futbolística de Clubes más prestigiosa del planeta, por el hecho de reunir a los equipos con la inercia más ganadora del Viejo Continente en la temporada precedente. Solo los elegidos tienen el inmenso placer de jugarla y únicamente un porcentaje ínfimo de todos ellos puede presumir de haberla ganado. Pues bien, hoy toca poner a prueba la memoria del mallorquinismo para tratar de acertar cuántos y qué futbolistas que en algún momento de sus carreras han defendido los colores del RCD Mallorca tienen en su palmarés el título de Copa de Europa o Champions League. A muchos quizá les sorprenda que sean un total de 11 pero quizá lo más llamativo sea conocer la identidad de cada uno de ellos, algo que vamos a ir descubriendo en las siguientes líneas.

Lea el resto de la entrada »

Chichi SolerFrancisco Soler Atencia (conocido coloquialmente como Chichi) nació el 5 de marzo de 1970, esto es, coincidiendo con la efeméride de la génesis del RCD Mallorca. Esa es la primera gran coincidencia que el destino le tenía deparada a Chichi y el primer vínculo que le uniría para siempre a la historia del Club barralet. Pero no sería el último, ni mucho menos.

Tras despuntar en las categorías inferiores del CIDE, Soler fichó por el Mallorca cuando era juvenil y su carrera se relanzaría para siempre en la primavera del año 1991. Faltaban unas diez jornadas para la conclusión del Campeonato de Liga en 1ª División y el Mallorca deambulaba con más pena que gloria por el sótano de la clasificación. Cuando muchos ya daban por inevitable el descenso de categoría, el entonces entrenador mallorquinista, el pobler Llorenç Serra Ferrer, decidió dar un golpe de timón y subir al primer equipo a tres de las perlas del filial: Del Campo, Marcos Martín y un por aquel entonces jovencísimo Chichi Soler.

Lea el resto de la entrada »

Germán Burgos, Carlos Roa y Leo FrancoHoy vamos a programar la máquina del tiempo para que nos transporte al 10 de septiembre del año 2000. Ese día, coincidiendo con el inicio de Liga, reaparecía Carlos Ángel Roa como guardameta del Real Mallorca, después de haberse pasado toda una temporada de retiro espiritual.La decisión del «Lechuga» de abandonar la práctica del fútbol un año atrás supuso una gran desilusión no solo para la afición mallorquinista, que perdía a su gran referente (ídolo de la final de Copa de Mestalla en 1998, ganador del Trofeo Zamora en 1999), sino también para el fútbol argentino, que vio con sorpresa cómo el portero titular de la Selección albiceleste decidía cambiar la fama y los millones de su cuenta corriente por una vida austera en el campo propiciada por sus profundas creencias religiosas.

Unos meses antes de que la temporada 2000/01 alzara el telón, Roa anunciaba ante los medios de comunicación que había decidido quebrar su promesa y regresar a los terrenos de juego. No fueron pocas las especulaciones en torno a su decisión (muchos hablaban de que había sido engañado por alguna secta y que su regreso estaba teñido de necesidad económica pura y dura) pero, fuera como fuere, lo cierto es que el mallorquinismo se frotaba las manos pensando que podría volver a disfrutar de las paradas y la seguridad defensiva que transmitía el «Lechuga» bajo palos.

Lea el resto de la entrada »


RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista