El Mallorca logró sacar un punto de uno de los estadios que más se le resiste, El Madrigal. En un partido trabado, complicado, en el que predominaba el centro del campo y que encima se ha visto acompañado de un diluvio que ha dejado el campo prácticamente impracticable, con el balón deteniéndose en cada charco. Con este panorama ya no servían tácticas ni planteamientos, ni mucho menos esperar trenzar una jugada moviendo la pelota. El juego se limitaba a bombardear las áreas y presionar en busca del disparo adecuado. Y en estos aspectos, también se ha resuelto con empate que deja un punto a cada equipo, que se antoja justo, pero deja mejor sabor de boca en un Mallorca, poco acostumbrado a  sacar puntos de este estadio.

Centrocampismo y defensa

La primera parte ha confirmado una de las pocas lecturas que se consolidaron en pretemporada en el Mallorca. Martí y Mario Suarez conforman un doble pivote de mucho trabajo y esfuerzo, que ocupa muchos espacios y además ayuda a corregir las subidas de los laterales o errores defensivos atrás. El Villarreal, pese a salir con hombres capaces de crear mucho juego (Ibagaza, Cani, Pires o Cazorla) no se ha sentido cómodo, y pese a dominar la posesión de la pelota no lograba acercarse al área. Rossi y Joseba Llorente no lograban recibir y Nunes y Ramis, bien plantados, respiraban tranquilos. Y los balones colgados al área eran respondidos con seguridad por Aouate.

Por contra, el Mallorca, con Borja Valero su hombre encargado de distribuir y echarse el equipo a las espaldas tampoco lograba lanzar los ataques bermellones. Aduriz, se peleaba en solitario arriba, una tarea encomiable pero que le resta capacidad goleadora. Y las bandas, no terminaban de acompañar los contragolpes, aunque la ocasión más clara del Mallorca en la primera parte procedía de una jugada individual de Tuni que tras sortear varios defensas y plantarse ante Diego López solo conseguía rematar flojo y al centro con su pierna mala. El Villarreal, mucho más incisivo en ataque, exploró también las vías del balón parado. En varios córners, sobretodo Capdevila trajo peligro al Mallorca y la más clara, en una falta lejana lanzada por Giuseppe Rossi que se estampó en el poste, u otra que se marchó por poco de Ibagaza al borde del descanso.

[adsense]

Jugando entre el diluvio

Ya al final del primer tiempo empezó a caer agua sobre El Madrigal, hasta que se produjo un diluvio exagerado que debió haber retrasado el comienzo de la segunda parte. El balón dejó de rodar, y el fútbol dejó de ser tal para convertirse en un correcalles detrás de una pelota que se detenía en cada charco. Aunque esto, supuestamente debía favorecer al equipo menos técnico, también suponía peligro en cada pase en largo y en cada despeje incompleto. La pelota se detenía en el área a la espera de que alguien la empujase a algún lado. Aun así, aunque desde lejos, los primeros avisos con el campo encharcado llegaron en las botas de Aduriz y Mario Suarez. Hasta que finalmente el empuje del Villarreal recibió su recompensa. En una jugada desgraciada, con un balón que rebota tras un despeje, finaliza en un pase de Ibagaza hacia Llorente que Aouate sale y consigue despejar con el cuerpo, pero el balón, permanece en el área, muerto y Rossi se encuentra la pelota para empujarla a gol.

Desde luego, el desanimo cundía entre los bermellones. Ya que remontar el marcador en un terreno de juego prácticamente impracticable, y con un rival superior se antojaba muy complicado. Durante muchos minutos se intentó con más fe que cabeza, balones en largo e intentos de buscar a Aduriz, que seguía luchando sin éxito ante los centrales amarillos. Manzano decidió mover el banquillo, retirando a los dos extremos, Varela y Tuni, que en la segunda parte apenas habían tenido participación y dando entrada a los dos revulsivos de la temporada pasada, Keita y Chori Castro, aún así el partido mantuvo la misma tónica, aunque al menos sirvió para que el guineano hiciese más compañía a Aduriz  en la punta y el Mallorca lograse acercarse algo hacia la meta de Diego López. Así, fue como el Mallorca logró provocar una falta, quizá algo lejana, pero que Borja Valero, decidió probar el lanzamiento desde lejos, rasito, en un campo envenenado por el agua y con un portero que supera el 1,90 y la pelota, tras esquivar las piernas de atacantes y defensores, se coló al lado del poste, logrando el gol número 1000 de la historia del Mallorca en Primera División y devolviendo un empate al marcador que ya no se movió. La participación de Borja Valero, viene a confirmar algo que ya se sabía, va a resultar fundamental en este equipo. No solo por ser el jugador más creativo de la plantilla, sino que aporta ese plus a balón parado tanto en lanzamientos directos como en colgar la pelota, algo que se ha perdido tras la marcha de Arango y Jurado. Los últimos minutos sirvieron también para dar entrada a Bruno China, que en sus dos únicas acciones defendió perfectamente y sirvió para seguir restableciendo las relaciones entre Manzano y la propiedad, circunstancia de la que además el jugador no tenía ninguna culpa.

Video resumen del partido

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xesc dice:

    que bien jugo el Mallorca y ademas quien hubiera dicho que un jugador tan deseado pasaria a la historia del Mallorca!

  2. Víktor dice:

    Partido difícil, pero superado con buena nota.

    Sumar en el Madrigal es muy difícil y ha sido conseguido.

    Grande RCDM!

  3. miguel cifre dice:

    Desde tan lejos,Argentina,me complace entrar en esta página del RCDM tan bien diagramada y estar al tanto de todos los resultados.Gracias Miguel Angel.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.