Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

U.E. Llagostera: Marcos; Chica (Chele, 77'), Pau Bosch, Esteban, Fuster; Carbó, Alain (Arimany, 81'), Pablo, Leo, Guichón (Maynau, 88'); Gabarre.

R.C.D. Mallorca: Reina; Sastre, Campos, Raillo, Bonilla; Aridai (Cedric, 69'), Pedraza, Salva Sevilla (Faurlín, 82'), Álvaro Bustos (José Ángel, 50'); Àlex López, Abdon.

Árbitro: Nicolás Garcelán Docio (Comité valenciano) amonestó a los locales Chica, Eizmendi y el entrenador Óscar Álvarez y a los visitantes Raillo, Bustos, Sastre, Salva Sevilla, Xisco Campos, Reina y el entrenador Vicente Moreno. Expulsó por roja directa a Àlex López.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimoquinta jornada del grupo 3 del Campeonato de Liga de Segunda B, disputado en el Municipal de Llagostera ante poco más de 500 espectadores, tres decenas de ellos aficionados bermellones. Xim López, miembro del staff técnico del Mallorca, no pudo entrar en el vestuario visitante durante el descanso debido a la prohibición del colegiado.

Resumen

El Mallorca ha sumado un valiosísimo empate debido a las circunstancias en un desplazamiento que se presuponía mucho más cómodo si hacíamos caso de la clasificación, puesto que el Llagostera, equipo que nos recibía, se encontraba decimocuarto a tan solo tres puntos del play-out y a veinticinco de los bermellones, una distancia que ni mucho menos se notó en un encuentro en el que los catalanes fueron los que más cerca estuvieron de hacerse con los tres puntos en varias jugadas en las que de milagro no batieron el marco de los mallorquinistas, durante más de medio partido con uno menos y, esta vez sí, obnubilados en un terreno de juego que no llegaron a hacerse suyo y en el que sufrieron como nunca.

El inicio del partido dejaba muy pocas dudas respecto a cómo se iba a desarrollar el encuentro durante los noventa minutos: los de Vicente Moreno salieron a desplegar un juego de toque con el que se sabían superiores mientras que los locales se mostraron decididos a dinamitar desde el primer momento los planes mallorquinistas con transiciones tan fugaces que ni pasaban por el centro del campo, lo que lograron con tal eficiencia que el juego aceleró revoluciones y cualquier estrategia de posesión se volvió inútil ante las embestidas de los azulgranas en ataque y su férrea presión alta que desconectaba cualquier vía de escape hacia el campo rival, más aún en el minúsculo municipal de Llagostera.

La precipitación que estaba llevando el Mallorca cada vez que tocaba el balón, mostrando un nerviosismo impropio de un líder con esta ventaja, provocaba que los gerundenses tuviesen casi toda la iniciativa ofensiva y estuvieron muy cerca de adelantarse en el marcador en el minuto de diez con una de las mejores ocasiones del partido, en la que Sastre despejó con la cabeza hacia el larguero un globo de Eizmendi con Reina adelantado que ya estaba encima de la línea de gol. Este fue el mayor aviso entre un cúmulo de llegadas que convirtieron al Mallorca en impotente por primera vez en mucho tiempo, con unas malas sensaciones que no había transmitido ni en Santa Eulària en la única derrota del año pero sí que intimidaron a los bermellones en la Costa Brava.

En el desierto -metafórico, evidentemente, viendo que los termómetros apenas llegaban a los diez grados- en el que se habían metido los isleños, pero, aún quedaba un oasis explosivo llamado Aridai Cabrera, el único jugador capaz de poner patas arriba la estrategia dinamitadora del Llagostera con carreras que dejaban descosida toda la trinchera que había plantado Óscar Álvarez en el césped, pero estando tan solo que tenía que ser él mismo quien se hiciese con el balón en campo propio, se regatease a medio equipo, se colocase el cuero y después rematase porque cualquier ligera modificación en este guión con suerte acababa en saque de banda adverso. Un esfuerzo titánico para labrarse cada ocasión que contrastaba con la facilidad con la que se metían los llagosterencs en el área defendida por Reina pese a que no fuese el día en el que tuviesen la puntería más afinada.

Pese a que el día ya parecía negro de por si, la primera parte aún deparaba muchas desgracias para un Mallorca al que nunca le puedes subestimar en capacidad para complicarse la vida aunque le ayuden para eso. En el minuto cuarenta, es decir, ya cerca del descanso y tras una discusión entre Àlex López y Guichón, el primero fue corriendo hacia el segundo cuando este se había girado para meterle una patada por detrás justo cuando llegaba Abdon para frenarle y evitar un desenlace fatal que por décimas no pudo desviar, porque el pie del catalán impactó en las piernas del uruguayo sin dejar ninguna duda a Nicolás Garcelán, quien expulsó al jugador mallorquinista con una roja directa en medio de un enorme barullo que provocó que incluso llegase a enviar a los vestuarios a Abdon para seguidamente hacerle volver y acabar la primera parte junto a el resto de sus 9 compañeros, cinco de ellos ya amonestados a parte del mismo Moreno.

La apuesta del técnico valenciano para hacerse con los tres puntos en la segunda parte giró en torno a una formación con tres centrales después de la entrada de José Ángel por Álvaro Bustos, inofensivo en el día de hoy, con lo que se pretendía dar más libertad ofensiva a los dos laterales para que desbloqueasen el juego arriba ofreciendo más fluidez y salidas, pero el movimiento no pudo ser más contraproducente porque solo sirvió para echar más hacia atrás a su equipo con el carril cerrado para Sastre y Bonilla, quienes acabaron encasquetados en una defensa de cinco que se tuvo que ceñir a atar un resultado demasiado pobre frente a un equipo en la lucha por la permanencia y que dejaba un mal regusto de boca pese a jugar con uno menos y la buena dinámica que traían los catalanes.

Este segundo tiempo fue mucho peor si cabe que el primero, con muchas menos ocasiones para ambos equipos que en los primeros cuarenta y cinco minutos que solo aparecían esporádicamente en las botas de algún jugador del Llagostera, mientras que los cuarenta minutos restantes, por tirar a lo bajo, se volvieron un espectáculo soporífero que el mismísimo Alcorcón sería incapaz de superar y que podrían dar la razón a esos bohemios puristas que dicen que la Segunda B es una división para frikis aburridos. Y aún empeoró más la situación con la salida de Aridai, el único que había demostrado capacidad de desequilibrio, para dar entrada a Cedric, un movimiento que si a alguien se le podría perdonar es únicamente a Vicente Moreno, pero que condenó al partido al 0-0 aburrido mientras cualquier señal de peligro se desvanecía en las dos áreas excepto un tiro lejano que Reina supo aguantar encima de la línea hasta que se llegó al noventa y al final de un partido que solo dejó la nota positiva del debut de Faurlín.

El Mallorca deberá afrontar ahora un complicado partido en casa frente al Alcoyano, el mejor visitante del grupo si no nos incluimos en la clasificación, para después jugar contra un Cornellà venido a menos y un Ebro al que es obligado ganarle en Son Moix antes de empezar la recta final del campeonato que se abrirá con nada más y nada menos que la salida a Villarreal, que puede ser clave para dejar ya ahí sentenciado el campeonato de grupo y pasar a preparar unos play-off que cada vez están más cerca y se van a convertir en los jueces definitivos de la temporada de los bermellones, por suerte, seguramente lejos de campos municipales convertidos en ratoneras y sin equipos de permanencia que dinamitan cualquier propuesta de fútbol. Porque, por mucho que nos gusten, ahora por ahora son el único obstáculo que está en nuestro camino al ascenso.

El 1x1

Reina: 8; Aplicado.

Sastre, 7; Hizo lo que pudo.

Campos, 6; Con lagunas.

Raíllo: 6; Flojo.

Bonilla: 5; Decepcionante.

Aridai: 9; El oasis.

Salva Sevilla: 3; Desaparecido.

Pedraza: 2; Afortunadamente sale en el acta que jugó.

Álvaro Bustos: 4; Perdido.

Àlex López: 1; Un despropósito.

Abdon: 3; Prescindible.

Sustituciones:

José Ángel: 6; Poco cambio.

Cedric: 4; Tuvo tiempo de dejar algunas de sus perlas.

Faurlín: s.c.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies