Foto: LaLiga

Ficha técnica

S.D. Huesca: Sergio Herrera; Akapo, Íñigo López, Carlos David, César; Melero, Aguilera, Vadillo (Alexander González, 12'), Ferreiro, Samu Sáiz; Borja Lázaro (Vinícius Araújo, 66').

R.C.D. Mallorca: Cabrero; Juanjo, Ansotegi, Raillo, Angeliño; Yuste, Culio, Lago, Salomão (Moutinho, 76'); Dalmau (Brandon, 55'), Lekić (Pol Roigé, 63').

Árbitro: Francisco Manuel Arias López (Comité cántabro) amonestó a los locales David Ferreiro, Melero e Íñigo López y a los visitantes Yuste, Angeliño, Juanjo, Lago y Lekić. Expulsó por doble amarilla a Kilian Grant mientras este calentaba.

Goles: (1-0): Melero, 57'; (1-1): Moutinho, 88'; (2-1): Alexander González, 94'.

Incidencias: Partido correspondiente a la 30ª jornada del Campeonato Nacional de Liga de Segunda División disputado en El Alcoraz ante 3,248, una treintena de ellos bermellones. Antes del encuentro se guardó un muy emotivo minuto de silencio en memoria de Armando Borraz, presidente artífice del primer ascenso a Segunda de la historia del club aragonés el 2008 en Écija, fallecido el pasado diez de marzo.

Resumen

El Mallorca busca a la desesperada un descenso catastrófico a todos los niveles para sus intereses. Los jugadores se pasean, se arrastran por todos los estadios de España, por campitos encima de un montículo en una provincia de menos de 250.000 habitantes, buscando la eutanasia que les permita no sufrir en el último partido y cobrar durante meses un dineral con la tranquilidad de que no pueden hacer nada por salvar la categoría y que podrán salir por el Paseo Marítimo a las tres de madrugada la noche después de perder un partido sin el miedo de que ningún aficionado les agreda porque la competición estará acabada. Al menos para nosotros. Y este partido tiene pinta de aviso de lo que se avecina.

El inicio mallorquinista era relajante, era perfecto para lo que su malcriada e infantil moral  ha significado durante toda la temporada, marcar a esas alturas significaba encerrarnos y que nos remontasen. Sí, esta plantilla ha conseguido que un gol a favor resulte una mala noticia. Los bermellones controlaban el balón en campo adversario sin cederlo pero tampoco sin conseguir ni asomarse al área, necesitaban desesperar al rival. Pero nada más lejos de lo que sucedió, los visitantes se desmoronaron y mostraron su versión más impotente, un cuarto de hora asfixiados en el rectángulo propio de juego aguantando el resultado como se podía, con toda la heroicidad que se pueden permitir estos jugadores.

En el ecuador del primer tiempo los pupilos de Javier Olaizola retomarían los mandos del encuentro a raíz de una ocasión de Dalmau que sería repelida milagrosamente por Sergio Herrera, a partir de entonces el juego volvería a cambiar de campo y las ocasiones -pocas- se centrarían en la meta oscense para acabar el primer acto con igualdad por pasotismo y con un ligero dominio de los rojinegros. Se enfilaba el camino de los vestuarios con mucho miedo porque todo el mallorquinismo sentía al unísono un mal presagio a pesar de estar imponiéndose con relativa tranquilidad en territorio aragonés. Pero qué sabia que es esta afición.

El arranque de la segunda parte volvía a tener color azulgrana, pero esta vez los discípulos de Anquela no se andarían con bromas. En el 57' David Ferreiro botó un saque de esquina y el balón le cayó a Melero en el punto de penalti estando el centrocampista absolutamente libre de marcaje porque se había librado de toda la defensa tropezándose. Así, sin más. El madrileño solo tuvo que disparar a puerta para materializar el gol porque Cabrero no tenía margen de acción y los zagueros estaban demasiado lejos de él. No es tarea difícil para un profesional de verdad y el Huesca se adelantó en el electrónico. El presagio ya era realidad y quedaba media hora para reconvertirla.

Con los tres puntos virtualmente en su casillero, los locales decidieron entregar el cuero a los visitantes y también cederles metros. Esto no fue aprovechado por los mallorquines, que se debían ceñir a algún centro a la desesperada de alguno de los laterales desde lejos que pudiese provocar un córner y que sonase la flauta. Pero a punto estuvo en un servicio de Angeliño que acabó en el larguero cabeceado por Ansotegi en el 75'. Trece minutos después llegaría el milagro que nadie esperaba pero que aún con esta condición resultaba absolutamente insuficiente: Moutinho recogía un rechace en el lado derecho de la portería de Herrera y se iba de Akapo primero y de Juan Aguilera y Alexander González después para fusilar desde la media luna y colar el esférico en el arco ajeno para empatar el partido.

Pero si un punto ya era poco, el Mallorca decidió ofrecer la tercera versión del bochorno diario y dejarse encajar con el tiempo de descuento ya cumplido y con los jugadores que debían estar centrados en remontar, ya con la mente facturando el equipaje del vuelo de vuelta. En el 94' César Soriano centraba desde la banda izquierda hacia un área desoladora y Alexander González remataba con la única oposición frontal de Angeliño, quien con su innovadora manera de defender por arriba consiguió que el venezolano solo tuviese que girar la cabeza para aferrar a su equipo al play-off y hundir al contrincante en la miseria, embalado hacia la Segunda B sin remedio y con alegría, mejorando el circo cada siete días. Y ahora visita el espectáculo el Levante, el intratable líder. Que nos sea leve.

Escucha la rueda de prensa de Javier Olaizola

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies