El conjunto bermellón llegaba a La Rosaleda con una buena dinámica y cierto bagaje de puntos respecto a las posiciones calientes de la clasificación. Sacar un resultado positivo hoy significaría, según todos los rotativos, asegurar de forma significativa la permanencia. Sin embargo, esto es fútbol, como reza el tópico y no siempre 2+2 son 4. Tras una positiva y valiente primera parte el viento soplaría, tras el descanso y con un arbitraje discutible, claramente en contra.

Quizás lo que alarme más no sea la derrota, sino el rosario de lesiones y sanciones para el próximo encuentro. Fernando Vázquez debe navegar este barco con las velas rasgadas, sin cañones y con el viento en contra.

Ficha Técnica

Real Zaragoza: Herrera; Diego Rico, Isaac, Abraham, Guitián; Dorca, Lanzarote, Javi Ros, Gil, Hinestroza; Ángel

Real Mallorca: Wellenreuther; Oriol, Yuste, Aveldaño, Company; Sissoko, Sabater, Pereira, Arana; Ortuño, Colunga

Goles: 0-1; min.11: Arana tras una jugada colectiva. 1-1; min.35: Dorca, de cabeza. 2-1: min.67: Dorca, a balón parado.

Árbitro: Pizarro Gómez (Comité madrileño). Amonestó por parte del Real Zaragoza a Javi Ros con amarilla; y por parte del RCD Mallorca a Pereira, Oriol, Kasim y Lago Junior con amarilla; también expulsó con doble amarilla a Aveldaño y con roja a Héctor Yuste.

Resumen

El inicio del encuentro que plantearon los de Fernando Vázquez no fue el especulativo que habíamos visto semanas atrás. Con una mayor tranquilidad en la conducción de balón y una línea ofensiva más incisiva, llegaría el primer gol del partido, en botas de un Manuel Arana que aparecía de forma sorprendente en la alineación en lugar de Lago Junior. A falta de escasos diez minutos para el descanso, Dorca remataría de forma magistral un balón al fondo de la portería mallorquinista. No obstante, el Mallorca no parecía descompuesto y se respiraba cierta garantía de obtener algo positivo, en lo que a puntos respecta, de tierras mañas.

Sin embargo, tras la reanudación se precipitó la sinrazón con el riguroso arbitraje hacia los bermellones por parte del colegiado y el segundo tanto de la mañana de Dorca en el minuto 67. El árbitro expulsó a Lucas Aveldaño por doble amarilla (la segunda de estas por protestar) y, a Héctor Yuste que había sido cambiado por lesión con anterioridad.

La distancia respecto al descenso no ha variado y, si bien es cierto que queda un partido menos, de haber ganado hoy podríamos celebrar tímida pero tranquilamente la permanencia. El RCD Mallorca vuelve a casa con una derrota y una batería de lesiones, acumulación de tarjetas y expulsiones, más que preocupante. El próximo duelo en la isla frente al Osasuna hará falta algo más que técnica y táctica para sacar un buen resultado. Quizás encomendarse a nuestra Verge de Lluc, ya que con la Virgen del Pilar no nos ha ido demasiado bien.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.