Sí, sí. Han leído bien. El Mallorca ganó, y además por 3-0, y por si fuera poco lo hizo ante todo un líder de la categoría. Ver para creer. El partido se presentaba muy complicado, los aficionados asistían al estadio conscientes de que la derrota era el resultado más probable, pero el Mallorca sacó a relucir su efectividad y marcó tres goles en sus tres únicos disparos a puerta. El Leganés decepcionó y no inquietó en ningún momento la meta de Timon. Pobre juego del equipo, pero victoria muy importante que llena de moral a los jugadores bermellones.

Ficha Técnica

Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de la Liga Adelante disputado en el Son Moix ante unos 7.000 espectadores.

Real Mallorca: Wellenreuther; Campabadal (Colunga, min. 26), Company, Aveldaño, Oriol; Salomao (Pereira, min. 62), Yuste, Sissoko, Damià Sabater, Lago Júnior (Arana, min. 70); Ortuño.

CD Leganés: Serantes; Víctor Díaz, Bustinza, Insua, César Soriano, Luis Ruiz (Eizmendi, min. 62); Miramón (Ruiz de Galarreta, min. 71), Gabriel, Lluís Sastre, Alexander; Guillermo (Asdrúval, min. 62)

Goles: 1-0, 52': Adrián Colunga, 2-0, 76': Adrián Colunga, 3-0, 81': Alfredo Ortuño

Árbitro: Valdés Aller (Comité castellano leonés). Amonestó a Asdrúbal (73') y Serantes (75') por parte del CD Leganés.

Resumen

El Mallorca empezó el partido muy dubitativo, quizás con demasiado respeto al rival. Vázquez planteó el partido situando, otra vez más, a Sissoko, Yuste y Damià en el centro del campo. Además, el banquillo local estaba formado por seis jugadores de ataque más Cabrero, sin ningún defensa o pivote suplente. La jugada le pudo salir muy mal al entrenador gallego cuando, en el minuto 21, Campabadal tuvo que retirarse lesionado. Vázquez colocó a Yuste en el centro de la defensa, desempeñandose mucho mejor que de centrocampista, y dio entrada a Colunga, cambiando el dibujo táctico de un 4-3-2-1 a un 4-4-2. Con dos delanteros el Mallorca empezó a acercarse con más peligro, pero la primera parte acabó con un 0-0 campeando en el marcador.

La segunda parte fue para disfrutar, no por el buen juego desplegado por los locales, pero sí por tres goles que hicieron vibrar a la afición presente en Son Moix. En el minuto 53, tras un buen pase de Sissoko y un desajuste en la linea defensiva del Leganés, Colunga batía a Serantes y lograba estrenarse como bermellón. En el 76, Colunga hacía el segundo de penalti. Y sólo cinco minutos más tarde, con el Leganés volcado al ataque, Ortuño culminaba una contra para establecer el definitivo 3-0.

La afición se marchaba a casa con un buen sabor de boca, sensación últimamente olvidada. El Mallorca dio un gran paso para la permanencia, pero no olvidemos que aún hay mucho trabajo por hacer.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Juan Jose Fernandez Alcover via Facebook dice:

    De salvacion diria yo estos 3 puntos son de oro

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.