Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

R.C.D. Mallorca: Reina; Sastre, Xisco Campos, Raíllo (José Ángel, 79'), Bonilla; Pol Roigé (Cedric, 67'), Salva Sevilla, Damià, Bryan Reyna (James, 52'); Àlex López, Abdon.

R.Z. Deportivo Aragón: Aarón; Leto (Aparicio, 84'), Adán, Zalaya, Abel; Maxi, Álvarez, Nieto, Ahmed (Kike, 73'), Jaime; Rubio (Rotellar, 76').

Árbitro: Nicolás Garcelán Docio (Comité valenciano) amonestó a los locales Reyna, Sastre y Salva Sevilla y al visitante Zalaya.

Goles: (0-1): Nieto, 38'; (1-1): Cedric, 73'; (2-1): Àlex López, 83'; (2-2): Kike, 88'.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada del grupo 3 del Campeonato de Liga de Segunda B, disputado en Son Moix ante 5.492 espectadores.

Resumen

El Mallorca ha puesto punto y final a la primera vuelta de esta temporada cerrando otro empate más, y ya van cuatro seguidos, esta vez contra el Deportivo Aragón, el segundo equipo que más tablas ha cosechado de la Liga pese a ser el colista. Los de Vicente Moreno pagaron en todas las fases del encuentro el no saber manejarlo adecuadamente, lo que creó serios problemas y puso en peligro una condición de invictos que por ahora se mantiene pese a haber pasado el peor mes del año, en el que todos los males se han juntado y han estado a punto de explotar ante el filial zaragocista, que consiguió con el mínimo esfuerzo que los bermellones se autodestruyeran.

El arranque del encuentro fue la enésima representación de un déjà-vu crónico: el Aragón llevaba las manijas del peligro con llegadas que ponían en apuros a Reina mientras el Mallorca dormía el ritmo buscando elaboraciones demasiado surrealistas para estar metidos en el infrafútbol, y más si juegas contra un equipo que lleva doce puntos en medio año. Mientras que en una portería la zaga se iba imponiendo cada vez con más fuerza y en la otra aún esperaban al líder, los minutos iban corriendo con el partido estancándose en vista de la incapacidad de los dos conjuntos.

Los locales empezaron a aumentar el ritmo ofensivo una vez cruzado el ecuador de la segunda parte, pero la amplia presencia en campo contrario no sirvió para que las ocasiones llegasen con más fluidez. El gran foco de problemas se encontraba en unos extremos gravemente debilitados con las bajas de Giner y Lago, a los que suplieron un Bryan Reyna al que le tiraba el viento y un Pol Roigé desesperante que parece mentira que a cada división que baja parezca peor. Este tablero hacía volar por los aires cualquier aspiración ofensiva del Mallorca tanto por bandas, con los dos extremos que nos hacían más daño que cualquier defensa, como por dentro, con un juego que intentaba manejar Salva Sevilla pero que era excesivamente previsible.

La combinación de despropósitos que se acumulaban cada vez que los bermellones asumían la iniciativa del juego en Son Moix levantaba más silbidos que reconocimiento por parte de la hinchada, que se enfureció aún más cuando veía que cruzada la media hora los blanquillos volvían a aproximarse a Reina y se adelantaban en el marcador gracias a un gran error -el primero del año- del cancerbero andaluz, que no puede acabar de coger bien un balón colgado que ya tenía en sus manos, una situación que Nieto aprovecha para hacerse con el rechace del cuero y abrir la lata a placer a falta ya de muy poco para entrar en el descanso, que llegó tras unos minutos en los que más que fútbol, se encontró a un Aragón centrado en aniquilar cualquier intención de juego y salvar el partido con la ventaja hasta el intermedio.

El Mallorca se iba al receso en un marco mental de crisis total estando cosechando tan solo tres puntos de los últimos doce posibles, marcado un gol en tres encuentros y medio y perdiendo en tu casa contra un colista al que se le cuadruplicaba en puntos. Aún así, Moreno mantenía la confianza a los once que había sacado de inicio, que serían los mismos que saltarían al campo para la segunda mitad y con mucha antelación, por cierto, para revertir la situción e intentar que los últimos tres puntos del año se quedasen en Palma. Al principio, el efecto de continuidad funcionó y al fin los bermellones se lanzaron hacia el arco defendido por Aarón, quien casi ni tuvo que intervenir en toda la primera parte.

Àlex López, quien parecía canalizar todas las ocasiones de gol, tuvo la más clara de estos primeros minutos, pero su disparo desde prácticamente el punto de penal se topó con la defensa y salió desviado. Poco a poco las tornas empezaron a volver a cambiar y los zaragozanos se rehicieron para controlar otra vez el ritmo de las ocasiones, que podrían haber significado aumentar la renta de no ser porque Reina se puso a frenar en seco las llegadas de los de Láinez, que se prolongaron hasta que al fin Moreno movió ficha. Y absolutamente ningún ser pensante que se pudiese encontrar en kilómetros a la redonda, por muy insensato que fuese, se habría podido imaginar que sería Cedric quien nos salvase el culo.

Casualidad o no, la entrada del nigeriano por un duramente silbado Pol Roigé vino solapada con un crecimiento exponencial de los barralets, que ya no volvieron a abandonar en ningún momento más las posiciones de ataque. El cambio fue tan repentino que a los seis minutos de haber puesto los pies sobre el tapete de Son Moix, Cedric puso las tablas en una jugada rocambolesca en la que definió con un disparo desde la frontal que se le escapó increíblemente a Aarón y acabó con el cuero en el fondo de las mallas para poner el empate a uno con aún poco más de un cuarto de hora por jugar.

La convicción en esos momentos de que se había hecho lo más difícil fue clave para lanzarse en tromba pero con mucha seguridad hacia el campo contrario en búsqueda del gol que diese los tres puntos y cerrase una remontada de infarto, pero parecía que una gran mayoría de las posibilidades se diluía con la lesión de Raíllo a falta de diez minutos para el final, lo que hipotecaba el último cambio con la entrada de José Ángel. Pese a esto, y tan solo dos minutos después, el Mallorca culminaba la remontada con un cabezazo de Àlex López que se le coló por debajo y se le hizo imposible a Aarón al centro de Bonilla, que rompía un maleficio de centros defectuosos que ya parecía la Historia Interminable.

Este gol, que convierte al catalán en el tercer máximo goleador del grupo empatado con Abdon, desataba el delirio en Camí dels Reis de unos aficionados que hacía no mucho veían el panorama muy oscuro y la derrota prácticamente asegurada, misma situación que ahora extrapolaban a un triunfo que se hacía imposible de pensar que pudiese escaparse. De hecho, un penal claro que se cometía sobre los rojiengros poco después casi ni era reclamado mientras se anticipaba la celebración de la victoria, unos festejos que se congelaron en el ochenta y ocho, cuando Kike fusilaba a Reina al recoger un centro raso que se paseo por todo el área barralet y que nadie pudo cortar para evitar que restaurase el empate e hiciese volar dos puntos que sabían a gran gloria después de toda la piedra que se había tenido que picar para conquistar y con los que todo el mundo ya contaba.

Los pocos minutos que restaban transcurrieron marcados por la desesperación bermellona y la rabia que dejaba que se hubiesen escapado dos puntos tan valiosos y que servían para cortar cualquier mala racha tan cerca del final, por lo que el juego se bloqueó y el empate a dos acabó siendo el marcador final de un encuentro que sufrió un último cuarto de hora de vértigo en el que, y visto así, aún ganamos un punto que nos permite ser el primer equipo de nuestro grupo que cierra la primera vuelta invicto en quince años y muy cerca del récord de este grupo 3 al final de 19 jornadas que ostentan Villarreal B y Sant Andreu con 44 puntos, uno menos que los que teníamos a falta de dos minutos para cerrar esta primera ronda.

Las dos semanas de parón navideño que ahora se avecinan habrán acabado siendo un gran salvavidas para un Mallorca que ha pasado un último mes de año demasiado apurado para lo que son sus objetivos y ahora tendrá que desconectar durante unos días para volver mentalmente limpios y capacitados para tratar de reeditar lo que han sido diecinueve jornadas de ensueño que nos han llevado a ver a toda un Liga desde una altura de vértigo, y no solo porque no estuviésemos acostumbrados a estar instalados tan arriba, a pesar de que algunos se han preocupado más en instalar un estado de crisis que siempre les ha acabado estallando en la cara, y ahora volverá a suceder y tendrán que volver a callar. Por supuesto que necesitamos fichajes, no hay ni un equipo perfecto, pero la realidad sigue reflejando que somos líderes indiscutibles.

Ruedas de prensa:

Escucha la rueda de prensa de Vicente Moreno

Escucha la rueda de prensa de César Láinez

El 1x1

Reina: 5; Hasta en su peor partido nos salvó puntos

Joan Sastre: 7; El pobre tuvo que combinar durante una hora con Pol y aún así hizo daño

Xisco Campos: 4; Muy mal día en la zona de centrales

Raíllo: 5; Pese a flojear en defensa, supo sacar el balón

Bonilla: 7; Recuperó el guante, ganamos todos.

Pol Roigé: 3; No se lo colocaremos ni al Baleares

Damià: 6; Buena válvula de escape mientras fallaban todos sus alrededores

Salva Sevilla: 5; Desactivado

Bryan Reyna: 4; Más frágil que la calidad de Pol

Àlex López: 8; Insistir, persistir, resistir... y llevarse el premio

Abdon: 4; Las vacaciones deberán ayudar a que pierda la ansiedad

Sustituciones:

James: 5; Muy poca incidencia en el juego

Cedric: 8; Rompió el partido y medio año de decepción en decepción

José Ángel: s.c.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies