Otro empate en Son Moix. Esta vez contra el conjunto de Joselu y Pau Cendrós que volvían a la casa que les vio partir. El conjunto bermellón sigue mostrando una notable seguridad defensiva y una nula eficacia de cara a la portería rival. Seguimos cada vez más hundidos en la clasificación y objetivamente los números son los peores desde que hemos bajado a la Liga Adelante.

Pero, venga compañeros, ¡arriba esos ánimos! Que no cunda el pánico; que no se extienda el pesimismo. Recordemos todos que este año subiremos a Primera. Recuerde hasta el más agorero que esta temporada tenemos la mejor delantera de la categoría; no pierdan de vista que en cuanto Acuña se recupere debe marcar cerca de 28 goles; que ya tenemos grada supletoria y que en la recámara tenemos a tres brasileños por los que se peleaba medio occidente futbolístico. Pero sobre todo eso y mucha pólvora de artificios más... que nadie olvide que para el Chapi Ferrer seguimos teniendo, jornada a jornada, “buenas sensaciones”. Apaguen las luces y disfrutemos de semejante espectáculo de fuegos, todos, artificiales.

Ficha técnica

Mallorca: Wellenreuther; Campabadal, Aveldaño, Costas, Truyols; Moutinho (James, min. 46), Sissoko (Damiá Sabater, min. 71), Yuste, Pereira; Ros (Bianchi, min. 46) y Coro.
Lugo: José Juan; Pau Cendrós (Lemos, min. 70), Carlos Hernández, Israel Puerto, Manu; Fernando Seoane; Iriome, Carlos Pita, Sergio Marcos (David López, min. 63); Jonathan Pereira (Joselu, min. 60) y Pablo Caballero.
Goles: 1-0, min. 54: Michael Pereira; 1-1, min. 80: Pablo Caballero.
Árbitro: Sagués Oscoz (Comité vasco), expulsó por doble amarilla a Jonathan Pereira (Lugo) y amonestó a Moutinho, James del Mallorca; a Jonathan Pereira, Cendrós, Davis López, del Lugo.
El mejor del RCD Mallorca: Pereira
El peor del RCD Mallorca: Bianchi

Resumen

El conjunto balear necesitaba ganar para alejar los fantasmas de verse en puestos de descenso a Segunda B. Los primeros compases del partido parecían describir un escenario positivo para los rojillos, dado que estos mandaban en la posesión del balón y también en el marcador gracias al tanto anotado por el francés Michael Pereira a pase de Héctor Yuste.

Sin embargo, mucho mejor posicionado que los isleños en la clasificación aun tenía varias cosas por decir en un partido al que tan sólo acudieron unos 5000 espectadores. El Mallorca fue retrocediendo metros y concedió a los gallegos la oportunidad de empatar. Algo que llegaría de las botas de Caballero que sería posteriormente expulsado a falta de escasos minutos para la conclusión de un partido que no pasará a la historia laureada bermellona. Ambos goles en la segunda mitad del partido.

A partir de ese momento el equipo que dirige Albert Ferrer bajó en claridad de ideas y ante esta circunstancia, el técnico, dio entrada al italiano Rolando Bianchi y al canterano Davis James, en detrimento de Moutinho y un Javi Ros desaparecido.

El Mallorca asumió cierta responsabilidad y llegó en varias ocasiones con claridad al área defendida por Jose Juan. No obstante, el argumento de esta tragicomedia se repetía nuevamente: ineficacia para rematar las ocasiones de gol.

Así pues, se llegó al final del partido. La situación del técnico mallorquinista queda totalmente en la cuerda floja, aunque no se esperan medidas a lo largo de la semana, en este sentido.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.