Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

R.C.D. Mallorca: Reina; Sastre, Xisco Campos, Raíllo, Bonilla (Cano, 33'); Lago, Damià, Pedraza, Giner; Àlex López (Salva Sevilla, 55'), Abdon (Cedric, 83').

Villarreal C.F. B: Diego; Miguelón, Roger, Pau, Quintillà (Pedro, 86'); Imanol, Morlanes (Acosta, 73'), Raba (Darío, 81'), Leo Suárez, Chuca; Dalmau.

Árbitro: Óscar Sauleda Torrent (Comité catalán) amonestó a los locales Pedraza, Àlex López, Raíllo, Damià y Joan Sastre y a los visitantes Imanol, Quintillà y Dalmau.

Goles: (1-0): Lago Junior, 51'

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada del grupo 3 de la Segunda División B disputado en Son Moix ante 6.412 espectadores. Tras el encuentro, la Policía Local tuvo que intervenir por una pelea entre un grupo de aficionados causada por motivos políticos.

Resumen

El Mallorca se ha aferrado hasta las últimas consecuencias al aragonesismo del "ganar, ganar y volver a ganar" al reafirmarse en el liderato después de vencer por la mínima gracias a un golazo de Lago Junior al segundo clasificado, el Villarreal B, y aumentar la distancia hasta los siete puntos en tan solo diez jornadas de campeonato, circunstancia que no se llega a dar en ninguno de los 24 grupos de todas las divisiones de categoría estatal en España. Un golpe que se agranda con la derrota del Elche en casa que deja a los ilicitanos a diez puntos y puede que incluso ya ni en la tercera posición.

El partido arrancó marcado por toda la lluvia que se había escupido en Palma a lo largo de la mañana, que hizo que la asistencia al encuentro minvara considerablemente, pero no lo suficiente como para evitar un enfrentamiento caliente desde el primer minuto desde la grada, que recordó a los groguets el robo de la plaza de UEFA el pasado 2010. Los primeros minutos, sobre el césped, dejaron poca cosa que destacar aunque sí fueron un preludio de lo que se vería durante toda la primera parte: el dominio de los castellonenses, que fueron tanteando a Reina durante un cuarto de hora sin asustar demasiado.

Esto dio paso a un breve periodo de diez minutos en el que los de Vicente Moreno lo probaron con transiciones rápidas llegando por las bandas que a duras penas acabaron siendo resumidas en un córner, por lo que no fue difícil para el filial hacerse de nuevo con los mandos y pasar a, esta vez sí, crear mucho peligro en la portería de Reina aprovechando también el desconcierto por el cambio de Bonilla -radicalmente sorprendido- por Giner a la media hora. Leo Suárez tuvo la más clara en una falta al borde del área que el cancerbero mallorquinista sacó de milagro encima de la línea de gol cuando ya marchaba directa a la escuadra, certificando el mal día del argentino, que ya había dado en el palo antes.

Pese a la insistencia de los de Miguel Álvarez, el marcador se mantuvo sorprendentemente inamovible hasta que llegó el descanso, pero con los bermellones tirados atrás, saliendo solo en jugadas puntuales y con un cambio ya realizado, lo que no apuntaba demasiado al optimismo después de la posiblemente peor primera parte de toda la temporada, y ni con esto nos pudo marcar en ningún momento el segundo clasificado: el buen trabajo de Vicente Moreno da estos magníficos frutos. Pero la oportunidad clasificatoria era demasiado buena como para dejarla escapar, así que se debía espabilar en los últimos tres cuartos de hora.

Llegar, poco tiempo para ver e inmediatamente vencer; esto fue lo que pasó a la salida del túnel de vestuarios, en la que los locales dejaron plantado al Villarreal sorprendiéndoles con una salida eléctrica que Lago Junior culminó en el sexto minuto de la reanudación, cuando una falta que sacó rápido Raíllo en el centro del campo la combinaron Àlex López y Abdon, el artanenc la abrió a la izquierda para que el marfileño corriese, se metiese por un lateral del área y, pegándole con rosca, cogiese el efecto suficiente para colarse por el segundo palo y sellar un gol de bandera, que a buen seguro entrará dentro de la selección de los mejores de la categoría que cada jornada hace la RFEF.

Todo fue mucho más plácido desde entonces para el Mallorca, que con la ventaja en el electrónico se aprovechó de los nervios de los rivales para dejar atado el triunfo. De hecho, hubo jugadas en las que los barralets se recrearon con la confianza de ir por delante, pero que raramente hubiesen errado de ir empatados, como una llegada de Lago por la derecha de Diego o una contra de Cano que tuvo que chutar sin ángulo porque nadie le siguió. El único peligro restante era el árbitro, que se dedicó a mantener todo lo que pudo la emoción hasta el final enseñando tarjetas y señalando faltas a los isleños que cuando las cometían los valencianos se quedaban en ley de la ventaja si había suerte, por lo que Manolo Reina tuvo que sacar más veces las manos a pasear para evitar goles cantados hasta el pitido final, que el señor Sauleda Torrent se empeñó en alargar lo máximo posible sin que, afortunadamente, se cumpliese el deseo del colegiado.

De esta manera se cierra la décima jornada de Liga para el equipo bermellón: líder indiscutible con 28 puntos sobre 30, siete de ventaja sobre el segundo, golaverage de +16, equipo que menos encaja y con la mejor racha en todas las divisiones del Estado español. También se rompen récords del club cómo el de mejor arranque liguero o mejor parcial de siete jornadas y deja otros al caer, como el de imbatibilidad de un portero mallorquinista. Sea como fuere, se acaban los calificativos para un Mallorca que se ha despojado de todas las heridas pasadas y ya se atreve a no arrodillarse ante nadie. El próximo asalto será en Formentera contra los de Tito García Sanjuán, uno de los cuatro conjuntos del grupo que aún no ha ganado en su casa y que nos recibirá después de haber jugado este miércoles contra el Athletic los 1/16 de la Copa del Rey.

Ruedas de prensa:

Escucha la rueda de prensa de Vicente Moreno

Escucha la rueda de prensa de Miguel Álvarez

 

El 1x1

Reina: 10; Simplemente perfecto.

Joan Sastre: 7; Estuvo.

Xisco Campos: 6; Tuvo lagunas.

Raíllo: 7; Contundente.

Bonilla: s.c.

Damià: 5; Desaparecido.

Pedraza: 5; Sabor amargo.

Ferran Giner: 7; Cumplió cuando se le necesitó.

Àlex López: 5; Poca participación.

Lago: 8; Desempolvó las piernas.

Abdon: 6; Nervioso.

Sustituciones:

Cano: 7; Aportó frescura.

Salva Sevilla: 7; Dejó calidad.

Cedric: 6; Luchó.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Ramis dice:

    Curiosamente, los dos pivotes suelen sacar las peores notas, y estoy de acuerdo.

    Quizás sea el momento de hacer algún cambio, ¿creéis que meter de inicio a Salva o Cano en lugar de Damià o Pedraza sería demasiado arriesgado?

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies