Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

R.C.D. Mallorca: Reina; Fran Gámez, Xisco Campos, Raillo, Salva Ruiz; Dani Rodríguez (Aridai, 63'), Pedraza, Salva Sevilla, Lago Junior; Carlos Castro (Stoichkov, 72'), Abdon Prats (Àlex López, 85').

Cádiz C.F.: Cifuentes; David Carmona, Kecojevic, Marcos Mauro, Matos; José Mari (Karim, 77'), Edu Ramos, Álex Fernández, Aketxe, Manu Vallejo (Dani Romera, 72'); Mario Barco (Salvi, 52').

Árbitro: Isidro Díaz de Mera Escuderos (Comité castellano-manchego) amonestó a los locales Raíllo, Salva Sevilla y Xisco Campos y al visitante Manu Vallejo.

Goles: (1-0): Àlex López, 89'.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, disputado en Son Moix ante 8.906 aficionados, aproximadamente una cuarentena de ellos seguidores cadistas presentes en el feudo bermellón. Se hizo un reconocimiento al Doctor Munar, quien abandona la diciplina del club tras dos décadas y se estrenaron unos nuevos banquillos de última generación. Los jugadores visitantes saltaron al campo con una camiseta con un mensaje de apoyo a Juan Hernández, extremo cedido por el Celta que se lesionó de gravedad esta semana y que puede perderse lo que resta de temporada.

 

Resumen

Tal y como reza la parodia del famoso cántico de Son Moix, el Mallorca es un sufrimiento que se lleva muy adentro, y el equipo de Vicente Moreno está aplicando a fondo esta máxima que ha vuelto a quedar corroborada tras un agónico triunfo frente al Cádiz, en un partido en el que solo un postrero gol de Àlex López a la salida de un córner pudo desequilibrar una balanza que debería haber caído desde hacía ya mucho por su propio peso por el empuje mallorquinista que se tradujo en una infinidad de ocasiones superlativamente claras que no acabaron entrando y por muy poco no se acabaron lamentando, casi a forma de un milagro que deja una semana más a los bermellones dentro del trío de cabeza.

Llegaban Mallorca y Cádiz a Son Moix con la obligación de redimirse de sus respectivos encuentros de la jornada pasada, que en ambos casos acabaron dejando un regusto muy amargo: por una parte la derrota barralet en Santo Domingo siendo totalmente indoloros y por otra el empate gaditano en su casa después de marcarse un gol en propia en el descuento, pero ambos instalados en una zona tranquila de la tabla con seis y cinco puntos respectivamente, por lo que ni mucho menos era un duelo de urgencias, una perspectiva con la que parece que se entomó la salida de los vestuarios, puesto que el peligro fue prácticamente nulo durante los primeros veinticinco minutos por parte de ambos bandos, tan solo asomó un poco el Mallorca en los primeros compases con un disparo demasiado escorado de Fran Gámez.

Pero sería justo en el ecuador del primer tiempo cuando se verían de manera sucesiva las mejores llegadas de los primeros tres cuartos de hora, primero golpeando el Cádiz a la madera en una nueva entrega de los exquisitos disparos teledirigidos de Ager Aketxe, quien se atrevió desde fuera del área y se quedó a muy poco, y a punto estuvo de lamentarlo inmediatamente, puesto que en la siguiente jugada Castro consiguió internarse en la zona de castigo por la izquierda, se marchó de dos defensas pero llegó a la meta defendida por Cifuentes con demasiado poco ángulo, por lo que el tiro impactó en el meta visitante, quien a pesar de todo no pudo retener el cuero, que quedaba muerto dentro del área pequeña para Salva Sevilla y Abdon, pero que no se sabe muy bien ni cómo ni por qué acabó sobrevolando con mucho margen el arco de gol sur, manteniendo inexplicablemente un 0-0 con el que se marcharía al descanso en medio de una batalla campal -futbolísticamente formal, eso sí- que empañó el partido.

Esta primera mitad, que había dejado un regusto más bien mediocre dio paso a una segunda para guardar en videoteca y para pasar día sí y día también esta semana por Son Bibiloni, tanto para copiar el repaso en forma de huracán sobre el Cádiz, que no supo ver en ningún momento de dónde le llovían las ocasiones, como para pulir los aspectos que fueron más amargos, especialmente una falta de puntería hasta cierto punto desesperante que provocó que el partido quedara abierto en canal hasta el 90', algo de lo que afortunadamente no se habla porque el acierto acabó por llegar pero que en el caso contrario en muchos se hubiese pasado de hablar de las "ocasiones generadas" a las "ocasiones falladas", algo que no debe dejarse de lado porque se erraron hasta seis tiros a puerta, muchos de ellos de una claridad meridiana.

A pesar de esto, serían los andaluces los primeros en dar un paso adelante, otra vez mediante Aketxe, quien botó un saque de falta dispuesto de una manera muy extraña pero que se aproximó mucho a la meta defendida por Reina, hasta llegar al punto de dar la sensación óptica de que el cuero podía haber entrado. Pero a partir de ahí ya no hubieron medias tintas y todas las ocasiones empezaron a volcarse en la portería custodiada por Alberto Cifuentes, quien se vería obligado a hacer trabajo extra con la entrada de Aridai por Dani Rodríguez, novedad en el once, a falta de algo menos de media hora para el silbido final, momento en el que se redoblarían los esfuerzos y que daría pie inmediatamente a la jugada más clara del partido, en la que un pase de cabeza hacia delante no fue bien interceptado por Marcos Mauro y Carlos Castro se plantó en el área con vía libre hasta el meta, a quien intentó sentenciar con una vaselina que se quedó a media altura y que fue rechazada a saque de esquina.

Las sensaciones eran magníficas pero los minutos corrían sin remedio mientras el marcador se mantenía intacto y las ocasiones se sucedían una tras otra. Vicente Moreno acabó optando por desmantelar la línea de dos que había salido arriba, dando entrada a Stoichkov por Carlos Castro y a Àlex López por Abdon... a falta de seis minutos para el final. Y es que desde esa esquinita que tanto había desesperado este día saldría un balón hacia un área en la que el hombre de referencia era un hombre que había generado más que murmuros "quitándole" el sitio a Abdon y todo eso teniendo que ser asimilado mientras el reloj avanzaba dolorosamente segundo a segundo sin freno hacia un minuto noventa que ya estaba a tocar. Pero es que hay ingenuos que no saben que en esta religión de la santa procesión de la eterna penitencia del sufrimiento esto es sinónimo de gol porque alguien debe callarnos la boca. Y todo empezando con el toque de magia de Salva Sevilla, quien servía el cuero en el punto exacto del centro de la frontal del área pequeña, donde esperaba Àlex López para desviarlo hacia la portería, donde se coló por la izquierda de Cifuentes, desatando la euforia por un triunfo épico que ya no se escaparía.

Tres puntos más hacen un total de nueve ya en el cómputo global mallorquinista, lo que certifica que terminará la cuarta jornada aún entre los tres primeros y aupado en un carro de sinergias arrolladoras y de buenas sensaciones que encadilan a propios y extraños a la vez que sorprenden unánimemente al ver de manera tan sólida arriba a un recién ascendido más. Pero a pesar de esto aún quedan detalles evidentes por pulir, sobre todo de cara a puerta, porque Àlex López ha conseguido cerrar un periodo de 250 minutos consecutivos sin anotar en un global de tan solo 360, y para ello el banco de pruebas perfecto será el enfrentamiento de 2ª ronda de Copa contra el Oviedo del próximo martes en Son Moix, una competición más de maltrato a los pequeños, a los que ya solo les sirve como laboratorio sin riesgo de perder puntos o un espacio en el que dar minutos a los jugadores con menos protagonismo. Eso sí, pasando tan solo dos rondas tendríamos el premio de jugar contra un Primera por primera vez en un lustro, y una de ellas puede ser por sorteo. Y si...

Calificaciones

Manolo Reina: 9; Eficaz.

Fran Gámez: 8; Muro en defensa; agua en ataque.

Xisco Campos: 9; Aguantando pese a las molestias.

Antonio Raillo: 8; Líder.

Salva Ruiz: 9; Hiperactivo y excelente.

Dani Rodríguez: 8; Presente.

Marc Pedraza: 7; Boya.

Salva Sevilla: 9; Lección.

Lago Junior: 6; Chispas intermitentes.

Carlos Castro: 5; Fallón.

Abdon Prats: 4; Inofensivo.

SUSTITUCIONES:

Aridai Cabrera: 8; Aportó verticalidad.

Juan Diego Molina, 'Stoichkov': 8; Debut de luces y brillantes.

Àlex López: 8; ¿Faltaba algún delantero por reivindicar?

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies