Foto: LaLiga

Ficha técnica

R.C.D. Mallorca: Cabrero; Campabadal, Yuste, Ansotegi, Oriol; Juan Domínguez, Juan Culio, Juan Rodríguez (Lekić, 56'); Óscar Díaz (Salomão, 69'), Lago (Raíllo, 88'), Brandon.

A.D. Alcorcón: Dmitrović; Fede Vega, David Navarro, Iván González, Răzvan (Luis Fernández, 78'); Alejo, Manolín, Toribio, Óscar Plano (Aguza, 67'); Álvaro Giménez (Pablo Pérez, 64'), David Rodríguez.

Árbitro: Pablo González Fuertes (Comité asturiano): amonestó a los locales Oriol, Yuste, Culio, Juan Domínguez y Lago y a los visitantes Iván González, David Navarro y Alejo además de expulsar por doble amarilla a Manolín.

Goles: (1-0): Lago de penalti, 75'.

Resumen

Hasta tres penalties fueron los que se vieron en una emocionante sesión matinal de la Segunda División que finalmente decidieron hacia qué costado se iban tres importantísimos puntos para la continuidad de Fernando Vázquez y de los sueños de hacer algo bonito esta temporada. Guardaditos, pero ahí están.

Para hacer honor al partido de la orgía de los penalties, el Mallorca no quiso desaprovechar su energía inicial para empezar a gozar (o sufrir) y ya disponer de una pena máxima en el minuto seis de partido. Quien se sintió con más fuerza y confianza para lanzarlo fue todo un general de los soldados mallorquinistas: Juan Emmanuel Culio. Pero los porteros, y siguiendo con el símil, se erigieron en medio de la fiesta como auténticos guardianes de la virginidad y Marko Dmitrović adivinaba las intenciones del sudamericano y obligaba a mantener las gafas en el marcador. A partir de este instante, los bermellones empezaron a ceder el dominio del territorio que habían regido los primeros minutos.

Los locales no se acabaron de mostrar cómodos en el primer tiempo ya que no tenían la puntería fina en el último pase (a pesar de que la garra de Culio y el hambre de Lago lo intentaron remediar) mientras los alfareros estuvieron desaparecidos al estar David Rodríguez solo como una isla, sin conexión con aliados. El resultante de esta suma fue un silbido generalizado e indiscriminado hacia todos los que pisaban el verde.

La segunda mitad fue sin ninguna duda mejor para los intereses de un equipo isleño que pareció favorecido por el descanso y la consiguiente charla técnica. Se recuperó el espacio cedido a inicios del partido y el arquero del combinado madrileño se tuvo que ver en más apuros. Pero el organizador emitió el veredicto de que la fiesta no debía parar. Juan Domínguez agarraba a un atacante visitante pasado el minuto setenta dentro del área para que David Rodríguez sacase algo de provecho, pero un Cabrero que despertó con ganas de hacer desayunar al público sus palabras sobre el rendimiento del aragonés volvió a adivinar las intenciones y ejercía de buena manera su condición de guardián. Los barralet esperaban que el penalti se volviese en contra del Alcorcón al igual que les había pasado a ellos mismos una hora antes, pero o el largero o el portero serbio lo evitaban. Y los festejos continuaban: casi ni sin tiempo para que los guardianes descansasen de la labor de su papel, le volvió a tocar a Dmitrović mantener el 0-0 al derribar dentro del área el ex-mallorquinista David Navarro a Brandon. Y quién sabe si fue porque a la tercera ha de ir la vencida o porque por muchos guardianes que se interpongan y muchas maldiciones (los mallorquinistas llegaban con una sola victoria de sus últimos veinte encuentros disputados en domingo al mediodía) has de acabar mojando, y Lago Junior tenía ganas de romper con la normal anormalidad que rodea a su club y enviaba el balón al fondo de las mallas a falta de poco más de diez minutos para la conclusión para dar esos tres puntos tras esos tres penalties a esa gente que le ha votado en masa para el premio LaLiga World del cual se conocerá mañana su ganador.

Ha pasado otra jornada y el Mallorca ha recortado dos punto al play-off de ascenso a la Primera División que marca el séptimo clasificado al estar el Sevilla Atlético entre los seis primeros. La montaña rusa emocional del incondicional mallorquinista se encuentra en un punto de cierto optimismo, cuando vas en ascenso pero piensas más en el miedo de la bajada que en disfrutar del trayecto. Lo cierto es que se ha roto el muro moral de la decimoquinta plaza: el equipo mallorquín marcha decimocuarto; posición que no ocupaba desde hacía un año, cinco meses y tres días. A dos de play-off y a dos de la zona roja, buen punto para limpiar el pasado y centrarnos en ir partido a partido. El primero será en el Nou Estadi de un Nàstic que aún no ha ganado en esta Liga y que viene de caer 3-0 ante un Almería que tampoco ha empezado muy fino el curso. Una victoria significaría recoger puntos para encarar con fuerza un calendario que se presume cuesta arriba a partir del lunes siguiente e, incluso, para confirmar la candidatura a algo bonito.

Ruedas de prensa

[audio mp3="http://rcdm.es/wp-content/fotos/2016/10/Rueda-de-prensa-Mallorca-Alcorcon-Velazquez.mp3"][/audio]

[audio mp3="http://rcdm.es/wp-content/fotos/2016/10/Rueda-de-prensa-Mallorca-Alcorcon-Vazquez.mp3"][/audio]

Audios por cortesía de Amador Cano

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Ramis dice:

    Victoria muy importante y que podría haber caído de cualquier de los dos lados. A ver si conseguimos ganar a un colista de una vez por todas.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies