No es sencillo alcanzar la cifra de 100 partidos en Primera División. La cosa se complica en un conjunto como el Mallorca, donde es difícil encontrar jugadores que permanezcan varios años sin ser traspasados. Y más difícil resulta si se trata de un jugador mallorquín.

Pocos han sido los casos de jugadores que han alcanzado el primer equipo, entrenadores que confiaban poco con la cantera (o la ignoraban constantemente) y no disponían de esa oportunidad para mostrar su valía. El mejor ejemplo es el de Pep Lluís Martí, que no fue utilizado y luego acabó siendo el capitán de un equipo que ganó títulos tanto en España como en Europa. Este año el giro y la confianza en la cantera es evidente, y la cosa comienza a dar sus frutos.

Iván Ramis, tras el encuentro de ayer ante el Athletic de Bilbao se ha convertido en el sexto jugador mallorquín que alcanza la mítica cifra de 100 encuentros en Primera defendiendo la casaca bermellona. Pero antes que él hubo otros nombres que ya forman parte de la historia del Mallorca. Repasémoslos a continuación.

Miguel Ángel Nadal, el actual segundo entrenador del equipo, es indiscutiblemente el mejor jugador balear de la historia. Con un curriculum extensísimo, internacional en más de 60 ocasiones y que lidera la clasificación como el jugador con más participaciones en el Real Mallorca. Concretamente 255 encuentros en Primera. Estos números los logró en sus dos etapas en el Club. Debutó en 1987 curiosamente contra su futuro equipo, el Barça, donde se convirtió en uno de los mejores defensas de Europa (1991-99). Hasta que regresó ese año hasta colgar las botas en 2005.

Marcos Martín, que hasta este verano era el responsable del fútbol base, es el segundo mallorquín que más encuentros atesora con la camiseta del conjunto bermellón. Concretamente 171. Debutó en 1988 en un encuentro contra el Betis. Con el RCD Mallorca en Segunda División, encontró destino en el Sevilla, allí estuvo seis años (1991-98), luego otros tres en el Mérida, hasta que retornó a Mallorca en el año 2000 y cuajó bastante buenas actuaciones desde el medio centro, hasta su retirada en 2005.

El 'Chichi' Soler, ocupa el tercer lugar en el escalafón de mallorquines. 168 apariciones decoran una carrera que siempre estuvo vinculada al Mallorca, algo que ya no abunda en el fútbol actual. Debutó en 1991 en un encuentro que el Mallorca venció en el Calderón. Desde entonces una extensísima carrera que solo conoció al Mallorca, desde Primera, Segunda, ascensos, descensos, competiciones en Europa, finales de Copa… Un ejemplo de compromiso que camina a la extinción.

Con 112 emerge la figura de Víctor Casadesús. Debutó en aquella magnífica remontada de siete jornadas, que salvó a un Mallorca que ya planificaba la Segunda División a costa del Levante. Cúper decidió darle la alternativa a un delantero que destacaba en el filial, y en esos encuentros realizó tres goles y fue el titular. El equipo se salvó y Víctor, ahora Casadesús se hizo un hueco en el primer equipo con todo merecimiento. Desde entonces acumula 112 partidos con 17 tantos, y eso que tuvo que pasar por sendas cesiones en San Sebastián y Tarragona, en una categoría inferior para foguearse.

El quinto puesto, lo acapara Tuni con 106 partidos. El jugador de Sóller, vio su sueño de jugar en Primera realizarse en 2002, en un encuentro contra el Real Madrid que machacó en Son Moix al Mallorca por 1-5. Manzano fue el primer entrenador que le brindó la oportunidad de jugar en la máxima categoría. Este delantero fue reconvertido a jugador de banda con el paso de los años, y tras varios años en el Mallorca, superó la pasada temporada los 100 encuentros. En su trayectoria también tuvo que marchar cedido a Salamanca y Alicante.

Y para terminar, esta misma semana ha sido Iván Ramis el que se ha incorporado a este listado. El central pobler estaba en la lista de Luis Aragonés como uno de los jugadores más destacados del filial y así fue como tuvo la oportunidad de debutar en 2004 ante el Albacete. Desde entonces no tuvo un tránsito sencillo. También tuvo que marchar cedido al Valladolid, y luego se encontró con la dura competencia en el puesto de centrales que ha habido todos los años (Nunes, Ballesteros, Iuliano, Potenza, David Navarro). En los últimos tiempos su progresión es evidente, se le ha visto actuar de medio centro y ha mejorado en todos los aspectos. Incluso varios veranos ha sonado para abandonar la Isla con rumbo a un equipo superior.

Por detrás hay bastantes nombres intentando mejorar sus números y ampliar el selecto club de los 100 que hay en el Mallorca. Gente como Moyá se quedó a las puertas con 99. Veteranos como Prats 53 o Gabi Vidal 67, Martí marcha por los 72 y sensaciones como Riera se limitaron a 44 tras su traspaso al Girondins. Ahora son Cendrós, Nsue, Kevin o Crespí los que van a engrosar sus estadísticas. Si todos los años se hubiera prestado más atención a los chicos del filial como está sucediendo este año, podríamos presumir de un mayor número de jugadores locales.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Juanjo Martínez dice:

    A ver si con el cambio de rumbo hay más mallorquines con más de 100 partidos en primera ¡hay que mimar el futbol balear!

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.