El Mallorca se enfrentaba hoy ante un Mirandés en declive, en una oportunidad única para ampliar su margen con el descenso a cinco puntos. No pudo ser así. De este modo el conjunto bermellón sigue coqueteando con la zona roja y avista en una semana una auténtica final contra el Almería, donde urge la victoria para no caer en una tesitura aún más complicada.

Resumen

Fernando Vázquez iniciaba el partido con el mismo planteamiento que volvió con los 3 puntos de tierras oscenses, con el único cambio de la entrada de Salomao por Pereira. El partido empezó con diez minutos de tanteo insulsos entre ambos equipos hasta que de golpe apareció un Mallorca estelar. Los mallorquinistas se movían como pez en el agua con un Ortuño desatado y triangulaciones que creaban peligro constante. En una de ellas el delantero desbordaba por banda para terminar dando un pase de la muerte a Sissoko, quien desperdiciaría la ocasión tirando al centro, donde paró Raúl Fernández con una buena estirada.

Poco después de esta clara ocasión, un pase entre líneas del Mallorca terminó con un mano a mano que Ortuño resolvió como un buen nueve debería, poniendo el 1-0 en el marcador. Se ponía el partido de cara. Los bermellones seguía apretando con desbordes constantes hasta llegar a tener otro duelo individual de Lago Junior contra el portero, esta vez con menor suerte. Raúl Fernández blocó de forma solvente la ocasión. Todo parecía ir dirigido a otro gol barralet hasta que, tras una falta de entendimiento defensiva, Sangalli se plantó solo ante Timon para resolver con una sublime vaselina. 1-1 y descanso, varapalo.

La segunda parte fue otro cantar, volvió el Mallorca habitual. La monotía absorbió Son Moix. El Mirandés se recompuso tácticamente y a pesar de no crear peligro en la portería de Wellenreuther tampoco lo permitía en la suya, salvo una excepción. En una contra de tres para tres Ortuño abusó de balón y disparó a portería, para que volviera a detener el guardameta del Mirandés. Poco más juego hubo en la segunda mitad. Vázquez dio entrada a Pereira, Brandon y Pol Roigé quienes se mostraron apáticos y en vez de crear peligro ralentizaron el juego y provocaron pérdidas de balón. El Mallorca terminó de desaparecer y el partido acabó allí.  1-1 insuficiente y con urgencias en Almería.

Ficha Técnica

1 Mallorca: Wellenreuther; Company, Aveldaño, Truyols, Joan Oriol; Lago Junior (Brandon, min. 72), Sissoko, Sabater (Pereira, min. 72), Yuste, Salomao (Pol Roigé, min. 58); Ortuño.

1 Mirandés: Raúl Fernández; Galán, Alex Ortiz (Carlos M. min. 34), Kijera; Rúper; Eguarás, Oyarzún, Provencio; Sangalli, Ión Vélez (Abdón Prats, min. 63), Alex García (Aridane, min. 53).

Goles: 1-0, min. 32: Ortuño; 1-1, min. 43: Sangalli.

Árbitro: López Amaya (Comité Andaluz). Amonestó a Yuste, Pol Roigé, del Mallorca; a Alex Ortíz, Aridane, Abdón Prats, Kijera, Carlos M. del Mirandés.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.