El Mallorca empieza su andadura por la división de plata de la peor manera posible, sin sumar un solo punto de seis, pero además con la friolera de ocho goles encajados en dos partidos. Sin duda un jarro de agua fría para todos aquellos que pensaban que el ascenso estaría asegurado.

Después de este duro golpe no hay quien pueda dudar de que será una temporada larga y complicada, en la que la posición final del Mallorca es aún una gran incógnita por resolver, ya que algunos incluso lo comparan al Racing de Santander, actualmente en Segunda B tras su desastrosa temporada la pasada campaña.

La gran pregunta es: ¿tiene posibilidades reales el Mallorca de lograr el ascenso?, ¿qué necesita para ello?

 


Aspecto motivacional

Los jugadores están pasando por una pesadilla muy larga que se remonta a los inicios del fracaso de la temporada anterior. La falta de solidez defensiva ponía la mayoría de partidos en contra exigiendo un esfuerzo extra a los jugadores.

Gran parte de causa de los desastres de Sabadell y Murcia, así como del descenso, es la falta de actitud de los jugadores. Esto ha sido reconocido por algunos jugadores de la plantilla como Víctor Casadesús o Pedro Bigas.

Una de las claves, por tanto, es la confianza de los jugadores. Sin confianza, ningún equipo en el mundo puede conseguir logros. Las partes implicadas aquí son los jugadores, que deben mentalizarse, y sobre todo Oltra, una de las tareas del cual es motivar a sus chicos.


Aspecto físico

Muy relacionado con el punto anterior, ya que una cosa es querer y la otra es poder. La Segunda División es una categoría muy exigente desde el punto de vista físico. Es, de hecho, lo que marca la diferencia aquí: el que más corre, el que más lucha, es el que acaba llevándose los tres puntos, puesto que técnicamente hay mucha igualdad entre los 22 equipos, con muy pocas excepciones.

Oltra es un entrenador que apuesta por un fútbol de toque y calidad, y por tanto prioriza la parte técnica en los entrenamientos, también en pretemporada. La incognita es: ¿los jugadores no dan más porque no quieren o porque no pueden? En cualquier caso la temporada es muy larga y sin descansos, lo que genera un alto nivel de exigencia.

Para revertir esta situación, habría que aumentar la intensidad de los entrenamientos y priorizar la forma de los jugadores en las alineaciones frente a la calidad, haciendo rotaciones para disminuir la carga de los partidos.


Aspecto táctico

El Mallorca ha pasado en los últimos años por una variedad de estilos de juego muy amplia, de modo que no tiene una verdadera identidad táctica. Después de haber pasado del supuesto juego de toque de Laudrup al estilo ultraconservador de Caparrós con defensa atrasada, la apuesta ahora es el toque y la defensa muy arriba.

Problemas: la defensa del Mallorca es muy lenta, y podría sufrir ante delanteros veloces, que no son pocos en la categoría. Esto debería solventarse con la contratación de un central rápido que acompañase a Bigas en el eje de la defensa. Pero tampoco habría que descuidar el juego aéreo, recordemos que uno de nuestros puntos flacos son las jugadas a balón parado. Sin ir más lejos, basta repasar los goles del Murcia para darse cuenta de las carencias de la defensa por alto.

Otro problema con la apuesta de juego de Oltra es que los jugadores no arriesgan lo suficiente construyendo. La premisa parece ser: si no ves el pase claro, balón atrás. El resultado ante equipos que presionan bien en el centro del campo es la desesperación de los jugadores por no poder sacar el balón jugado, con riesgo a perderlo en posiciones peligrosas. El Mallorca ha demostrado, tanto la temporada pasada como en el partido ante el Murcia, que un estilo más directo aumenta considerablemente el número de ocasiones, así como la exigencia física que impones al rival.

Eso no quiere decir tampoco jugar al balonazo, simplemente buscar más el desmarque de los volantes, probar más centros desde atrás, o arriesgarse un mínimo con pases a primer toque que busquen descolocar al rival. Desde la defensa hasta el jugador más adelantado del centro del campo retienen demasiado el balón en sus pies.

En definitiva, no hacen falta cambios drásticos en el juego del equipo, pero sí estos dos detalles: el primero, el de contratar un central con poderío físico, responsabilidad de la dirección técnica; el segundo, de Oltra, que debería reconsiderar si su planteamiento es el más beneficioso para el equipo.


Conclusiones

El Mallorca tiene deficiencias en varios aspectos del juego, algunas de solución inmediata, otras más difíciles de solventar. Así, en los próximos partidos debería verse un cambio en la entrega e intensidad del equipo tras la bronca de Oltra en los entrenamientos de esta semana, en la que el entrenador recriminaba a sus jugadores que no se responsabilizaban individualmente de los goles encajados.

Oltra por su parte, debería predicar con el ejemplo, y responsabilizarse de un estilo de juego que no va a ningún lado en una categoría donde el que no muerde, tritura.

Finalmente, la dirección técnica debería apostar por traer jugadores en forma en las posiciones clave, tarea que debería haberse llevado a cabo semanas antes de empezar el campeonato.

¿Y tú, qué opinas del estado físico, de la actitud, y del estilo de juego del equipo?

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. moriarty dice:

    Creo que lo mejor ahora mismo es no pensar en el ascenso e ir partido a partido. La temporada es larga y el ecuador del campeonato dirá donde estamos y a que podemos aspirar.

  2. Toni Ramis dice:

    Siempre hay que ir partido a partido, pero la planificación de cada temporada se hace al inicio con unos objetivos, que en el caso del Mallorca es el de conseguir la primera o segunda plazas.

    Luego los partidos se planifican a lo largo de la semana en base a los errores observados en los partidos anteriores, así que en cierto modo es un análisis válido, no sólo para evaluar las posibilidades del equipo a lo largo de toda la temporada, sino también para evaluar sus posibilidades de cara al próximo encuentro, ya que como recalco en el artículo, hay carencias con solución a corto plazo y otras que no tanto.

  3. moe dice:

    Yo creo que la salvación pasa por Lourdes!
    Yo pienso que, como ha dicho Toni, una de las claves seria arreglar el desbarajuste en defensa. Un central solvente y con las cosas claras. (Aún no he visto los dos nuevos, pero creo que son un poco “justitos”).
    Pienso también que arriba tenemos cosas que dan el pego en segunda, un buscavidas como Victor, uno que se mata a correr como N’Sue, un poco de magia con Aki y Alfaro…
    Sintiéndolo mucho, porque antes me gustaba, creo que otra de las claves seria vender a Pereira y fichar un punta un poco diferente, pero nos daran calderilla. Pienso de deberiamos haber retenido a Enrich hasta que tuvieramos algo mejor.
    En el centro, confio en Riverola, ya que es joven pero ha visto mundo, y quiere ganarse una plaza en Italia.
    Por otro lado, creo que empieza a ser hora de optimizar los minutos de Nunes y Martí, quizás deberian jugar un poco menos, estar más descansados, para rendir a más nivel.

    A Antonio López ni lo mento, pero que se vaya ya.
    Y Partey me parece un buen jugador, pero que le resbala un poco el cerebro, un tipo Motta.

  4. Tolo Brujos via Facebook dice:

    por NINGUNA

  5. Toni Ramis dice:

    A mí la sensación que me da Thomas es la de un jugador muy nervioso. Es cierto que ha tenido algún detalle bueno, pero por lo general pierde demasiados balones fáciles.

    Lo de Nunes y Martí, yo sentaría al primero, pero mantendría al segundo en el once, aunque ahora va lesionado. Otra opción es tenerlo en el banquillo para cuando nos adelantemos en el marcador cerrar los partidos.

    Pereira, independientemente de su nivel técnico, es un jugador muy individualista tanto dentro del campo como, me parece, también fuera de él. Tenemos una temporada muy difícil en la que todos deben ir a una.

    Arriba creo que tenemos superpoblación, aunque me gusta lo que tenemos. Nos falta, eso sí, velocidad. Se dice que igual incorporan un delantero rápido, veremos.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.