Hoy era el día D, la fecha marcada en rojo en el calendario para salir de los puestos de descenso. La ocasión era propicia gracias a la derrota del Numancia, equipo que marca el corte de la permanencia, ante el Real Madrid y a que nos endentábamos a un rival directo en la lucha por la salvación como era el Osasuna. Todos sabíamos que el Sadar era una plaza difícil de torear, que el público aprieta como en ningún otro lado, que los jugadores rojillos estaban muy motivados y que iban a salir a por todas desde el primer minuto, e incluso éramos conscientes de la “maldición” que sufre el Mallorca cada vez que visita el feudo Osasunista, y aún así nos mostrábamos optimistas después de los partidos ante Betis y Valencia, en los que el Mallorca se había demostrado más sólido en defensa y más fluido en ataque. Teníamos confianza, teníamos esperanza, pero éstas apenas han durado tres minutos una vez empezado el partido.

Osasuna nos ha ganado hoy porque ha sido más ambicioso, porque ha jugado mejor sus cartas y ha buscado el partido con mayor inteligencia, se ha visto con un gol de cara desde el principio del partido y a partir de ese momento se ha dedicado a guerrear en el centro del campo, confiarse a sus dos jugadores de más calidad, Nekounam y Masoud, los dos hombres que por técnica e imaginación marcan la diferencia en el equipo, y a llevar el balón a bandas, conscientes de que el juego de centros y remates es el que mayor beneficios les puede dar. Nos ha ganado un equipo poco brillante pero muy peleón, han aprovechado nuestros errores y han intentado por todos los medios no cometerlos ellos.

[adsense]

Si algo funciona, no lo toques.

Esa misma frase es una de las reglas principales en el libreto de cualquier entrenador. Cuando el equipo rinde hay que hacer el menor número de cambios, en eso entraña precisamente la dificultad de ser un buen entrenador, tratar de introducir mejoras al equipo sin tocar los elementos y mecanismos que ya están ofreciendo rendimiento.
El Mallorca, después de estos últimos cuatro partidos parecía haber encontrado ya su alineación ideal, un equipo compensado que era capaz de cerrar espacios en defensa y ofrecer alternativas en ataque, con compañerismo y apoyos y gran creatividad. Para el partido de hoy solo contaba con una baja respecto a anteriores compromisos, la de Varela, que si bien no está ofreciendo su mejor juego esta temporada, es un jugador difícil de suplir debido a la escasez de jugadores que actúen en su posición. Podría haber adelantado a Scaloni y haber colocado a Josemi de lateral, lo que hubiese supuesto mayor solidez defensiva por el recurso del doble lateral, pero que en cambio hubiese restado carácter ofensivo al equipo. También podría haber dado entrada a Juanmi Callejón, pese a ser aún un jugador con muy poca experiencia y que no pasa más que por se un fichaje de futuro, aunque el de interior derecho no es rol predilecto, sino más bien el de extremo izquierdo. Cualquiera de estas opciones hubiese podido ser bastante válida, hubiese mantenido la estructura del equipo introduciendo el número mínimo de modificaciones.

Por el contrario, Gregorio Manzano ha decidido repetir el trivote que se inventó en el partido ante el Real Madrid y ha situado en bandas a Jurado y a Arango a pierna cambiada. Supongo que el esquema elegido por el entrenador se ha empleado para intentar dominar el centro del campo y anular a Nekounam, el timón de la nave rojilla, pero el resultado ha sido un juego apelotonado en medio campo sin conexión con la delantera, puesto que ambos tres son pivote y unos jugadores demasiado cerca los unos de los otros en un campo ya de por si pequeño, lo que ocasionaba que los apoyos fueran improductivos porque el balón apenas circulaba, y además, esto ayudaba a la presión del Osasuna, que podía mantenerse mucho más focalizada. Además, las bandas se resintieron mucho, ya que Arango en banda derecha ha de defender ofreciendo su perfil malo, el derecho y carece de entendimiento con Scaloni, aunque aún así esta banda ha sido bien cubierta, mientas que en la izquierda la pareja formada por Jurado y Corrales mostraba su endeblez, potenciando el ataque de la banda derecha Osasunista, formado por Azpilicueta y Juanfran, una pareja con desborde y llegadas por sorpresa. Jurado, tras sus buenos partidos situado en el centro con libertad total, ha vuelto a participar situado en banda izquierda y con obligaciones defensivas, lo que le convierte en un jugador maniatado por el esquema y arrinconado contra la banda, así que la banda derecha se ha convertido en una autopista en la que Corrales se ha visto superado una y otra vez, a la vez que Adúriz se convertía en un islote con el devenir de los minutos, a que nadie era capaz de enlazar el mediocampo con la delantera, ni tampoco nadie exigía a Puñal, que veía bien cubiertas sus espaldas para que él presionara el centro del campo mallorquinista.

Confiemos en que el equipo sea capaz de ofrecer su mejor rendimiento de ahora en adelante para conseguir el sueño de un decimotercer año en primera división.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. No se que viste... dice:

    Pero para un juego tan apelotonado y tan mal esquema…nuestras ocasiones llegaban por desaborde de jurado o de aduriz (cayendo muy bein a banda derecha,y desplazando a arango al centro…así vino una ocasión de Arango que se fue lamiendo el poste…)y si Nunes llega a tener más encerada la cabeza…almenos un golito marca.

    Y Osasuna muy peleón y muy todo lo que quieras…Pero chutando 2 veces a puerta ganarán poquitos partidos…No todos los días es Pascua eh?

    Nuestro equipo se ha visto tocado por una baja ( Varela)mucho más sensible de lo que os pensais…ya que Varela hace de 2º lateral,y luego tiene fuelle para salir a la contra…eso ha “forzado” el trivote…lo que demuestra que a Manzano no le mola Callejón.

    Y aun así, hemos tenido al Osasuna contra las cuerdas, se les ha podido tocar en su campo,se les han hecho ocasiones,y solo la falta de punteria nos privó de irnos con algo de Navarra.

    P.D.1: Por Dios, claro está que Manzano pondrá su once normal contra el Deportivo.Solamente cambio hombre por hombre ( Ramis por Navarro,y Lux por Aouate…lástima que Moyá no llegue todavía)

    Vamos joder,que con esta actitud y este correr y estos cojones nos salvaremos…Ostias de pesimismo…Visca el MALLORCA MECAGONDEU!!!!!!

  2. ramon dice:

    Lo de siempre: cuando ganamos somos unos fenómenos y cuando perdemos somos unos inútiles. Y todo se basa ,únicamente, a que entre o no entre el balón entre los tres palos.Por suerte o por desgracia es así: todo depende de esos centímetros más abajo o más a la derecha o izquierda…
    El técnico se pudo equivocar (como también se equivocan los jugadores) pero la realidad es que el Mallorca luchó, creó ocasiones y, al menos,pudo sacar un empate. Nos falta pegada, es cierto. Hay veces que con solo una ocasión de gol se gana un partido y otras veces que crean varias y no se acierta y se pierde.
    Aunque perdimos, creo que estamos en el buen camino y que pronto saldremos del bache en el que nos encontramos.
    ¡Visca el Mallorca!

  3. lidita1111 dice:

    Estoy de acuerdo con los comentarios en que hubo bastantes más ocasiones de gol del Mallorca que del Osasuna, por desgracia la dichosa pelotita no quiso ir a la red… De todos modos creo que esa actitud fue creciendo durante el partido ya que los primeros minutos fueron extraños(claro está que con un gol tan pronto te pillan, cuanto menos, empardalado).
    Por otra parte si que creo que el planteamiento fue demasiado defensivo, me gusta más cuando vamos a por todas…

    Y por último, creo que lo que si marcó el antes y el después en la posibilidad de rascar algún punto fue la expulsión de Navarro (ya se que cuando estás jugando vas a mil por hora y no te da tiempo ni a pensar, pero esa falta…) justo en el momento en el que el equipo estaba mostrando su mejor cara.

    Lo que más me gustó: que pusimos ganas y garra y con dos hombres menos “aguantamos el tipo”.

    Lo que menos me gusta: no poder contar con Aouate (de verdad que me encanta!!!)

    Saludos y Visca el Mallorcaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

    PD: Yo también creo en la salvación!

  4. Miguel Sureda dice:

    Sí que chutamos mucho más que Osasuna, pero esa es a tónica general en lo que va de liga, el mallorca está entre los 5 equipos que más ocasiones generan… así que lo de si la pelotita entra o no… que pase en un partido es casualidad y suerte, que pase durante toda la liga quizás es algo más.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.