Esta vez no se nos escapó. Victoria trabajada y sufrida ante el Numancia, un rival de “nuestra” liga, con la que empatamos a puntos con Osasuna, que es el equipo que marca la línea de la salvación y esta victoria se ha fundamentado en la seguridad bajo palos de Aouate, la solvencia y jerarquía defensiva de Nunes y el trabajo y efectividad de Adúriz, tres jugadores clave para la salvación del Mallorca, la cual está un poquito más cerca tras la victoria de hoy y la incapacidad de ganar de casi todos nuestros rivales por el objetivo de la salvación. Jornada redonda, ganamos a un rival directo (y nos aseguramos el golaverage), dejamos el farolillo rojo al Español, contra el que tenemos que jugar en su campo aún y nos ponemos a dos partidos de distancia del grupo de media tabla. De los cuatro partidos de la segunda vuelta, un balance de dos victorias, un empate y una derrota. No está mal, estamos en camino y la salvación es posible.

El partido de hoy no ha sido brillante, ni mucho menos. Por momentos nos ha dominado el Numancia, como al principio de la primera parte, donde el Numancia manejaba el balón, pero no materializaba ocasiones, mientras que el Mallorca era el polo opuesto, ya que era capaz de materializar ocasiones sin apenas tener el balón. El único gol del partido ha llegado tras una jugada por banda izquierda, en prácticamente la única aparición de Juan Arango en todo el partido, en la que puso un centro para Adúriz, que en los primeros minutos había fallado una ocasión con toda la portería para él, que definió al primer toque ante la salida del portero para poner en ventaja al Mallorca. El Numancia buscaba la portería de Aouate, sobretodo por medio de Barquero y Aranda, pero nuestro portero se encontraba muy seguro y cerró a cal y canto las puertas de su arco. Ya en la segunda parte, el Numancia se fue mucho más arriba y no dejó de colgar balones al área, que más de un susto metieron al Mallorca, mientras que los isleños, quizás por el mal sabor de boca que dejó el partido ante el Deportivo, se dedicaron a achicar y despejar balones para alejarlos lo más posible de la portería propia y sin poder hacerse con el control del balón, lo que hizo que toda la segunda parte fuese un sufrimiento continuo hasta el final del partido.

[adsense]

Defender con el balón.

En la segunda parte, el Mallorca ha sido incapaz de hacerse con el control del balón, cada balón que pasaba por las inmediaciones del área era despejado sin piedad por un defensa y mandado a campo contrario para que lo recogiera algún defensa numantino. El Numancia nos ha dominado toda la segunda parte, gracias sobretodo a que el Mallorca ha reculado hasta encerrarse en su área y ha desaparecido ofensivamente, convirtiendo en un islote a un Adúriz que no podía hacer más que intentar ganar balones aéreos y aguantar el balón el mayor tiempo posible para esperar a unos compañeros que nunca se incorporaban al remate. Cada balón que se despejaba significaba una recuperación fácil del Numancia para volver a iniciar jugada de ataque, lo cual llevaba a un nuevo despeje de la zaga Mallorquinista y nueva recuperación local… un bucle que se repetía una vez y otra vez y que ponía en apuros al equipo visitante, que veía cómo el Numancia no tenía ningún problema para incorporar a muchos jugadores a zonas de remate, puesto que el Mallorca no aprovechaba las lagunas defensivas que creaban.

El mejor ejemplo de un equipo que defiende teniendo el balón es el Barcelona, un equipo que trata de tener el balón el mayor tiempo posible y hacerlo circular rápido para dificultar la presión del rival, además, cuando el rival recupera presionan lo más rápido y arriba posible, dificultando muchísimo que el equipo contrario cruce el mediocampo. Claro está que no estoy diciendo que el Mallorca deba jugar como el Barcelona, está claro que sería pedirle peras al olmo pero sí que creo que deberían haber gestionado el control de balón de una manera mucho más efectiva: replegar a los dos interiores a hacia dentro para formar línea de cuatro con los dos pivotes, regalar espacios laterales para comprimir el centro del campo y cubrir el máximo espacio posible, y tras recuperación, intentar hacer llegar el balón lo más rápido posible a Jurado para que cambiase de velocidad y que los dos interiores que se habían replegado se incorporasen en velocidad. Un buen ejemplo de esto es el juego que realizó el Deportivo de la Coruña en la primera parte del partido en el Ono Estadi, muy replegados en defensa, buscando la espalda de los centrales e incorporaciones de segunda línea de Verdú y Lafita.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. ramon dice:

    En este partido, lo más importante eran los tres puntos. Y se han conseguido.Hay que comprender que los jugadores están muy presionados por los resultados y, en esa situación, es muy difícil ganar y, además, hacer buen juego.

  2. lidita1111 dice:

    Bueno este ha sido un gran paso para conseguir la salvación. Además de necesitar los puntos, necesitabamos la victoria moralmente.
    Ahora lo más importante es seguir sumando en casa y seguro que conseguimos la permanencia.

    ¡Amunt Mallorca!

  3. jose miguel dice:

    buena victoria para coger mucha confianza e ilusion para los proximos partidos, a ver si podemos sumar muchos puntos consecutivos.

    visca el mallorqueta.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.