Foto: LaLiga

Ficha técnica

C. Gimnàstic de Tarragona: Dimitrievski; Kakabadze, Lopo, Suzuki, Mossa; Tejera, Cordero, Lobato (Jean Luc, 56'), Ferran, Juan Muñíz (Uche, 59'); Álex López (Emaná, 74').

R.C.D. Mallorca: Santamaría; Campabadal, Yuste (Moutinho, 77'), Raíllo, Oriol; Juan Domínguez, Damià (Lekić, 46'), Juan Rodríguez; Óscar Díaz (Ansotegi, 66'), Lago, Brandon.

Árbitro: Óliver de la Fuente Ramos (Comité castellano-leonés): amonestó a los locales Tejera, Cordero, Juan Muñíz y Emaná y a los visitantes Oriol, Raíllo, Yuste, Juan Domínguez y Lago. Expulsó por roja directa con el partido ya finalizado a Lopo por insultar al colegiado.

Goles: (1-0): Juan Muñíz, 22'; (1-1): Brandon, 46'; (2-1): Jean Luc, 68'; (2-2): Brandon, 87'.

Resumen

El Mallorca no ha podido salir victorioso de la ciudad romana de Tarragona a pesar de dejar olvidada su sequía goleadora con un doblete de Brandon que no sirvió para nada más que neutralizar un golazo de falta de Juan Muñíz y un error garrafal de Santamaría que dejaba a su equipo con el importante trabajo de rescatar un punto a contrarreloj.

No poco se pagaría por conocer qué alarma se dispara en los jugadores mallorquinistas cuando salen del túnel de vestuarios y no se encuentran en Son Moix, qué es lo que les hace salir tan "agarrotados" como decía Oriol esta semana, por qué el partido para ellos empieza justo cuando el contrincante ya va por delante en el marcador. Parecía que todo esto iba a quedar olvidado cuando se anunciaba que Fernando Vázquez saldría con Brandon, Óscar Díaz y Lago arriba; pero nada más lejos de la realidad. Un inicio titubeante de los bermellones se rubricó en el ecuador del primer tiempo con un lanzamiento de falta ante el que nada pudo hacer (o al menos nada hizo) Santamaría.

En ese momento vino el primer chispazo: los jugadores visitantes se dan cuenta de que ya ha empezado el partido y arrancan furiosos en búsqueda de la portería de Dimitrievski, iniciativa que casi se ve premiada con un gol de Oriol bien anulado por fuera de juego. Lago lo iba a intentar poco después pero su remate abrazó el largero. Este primer destello se fue apagando poco a poco para dar paso al descanso. Y tras este apareció el segundo chispazo: saque de centro, recupera el Nàstic, un jugador del Mallorca hace una entrada, el rechace le cae a Brandon quien recorta en múltiples ocasiones y revienta la pelota para que esta acabe en el fondo de la red y tener el empate en el electrónico cuando aún ni se había cumplido el minuto 46.

Fernando Vázquez no debía ver las cosas demasiado claras ni terminó de verlas porque cerca de la hora de partido sustituyó (con empate en el campo del colista) a Óscar Díaz por Ansotegi. Cinco minutos después llegó el segundo gol que ponía por delante a los catalanes del sur. Tocaba remontar con cinco defensas, tampoco le debió parecer bien ya que sustituyó posteriormente a Yuste por Moutinho. Un centrocampista por un delantero, un delantero por un defensa y un defensa por un centrocampista: constante variación del sistema para acabar con la misma formación.

Aún quedaba tiempo para más y el Mallorca volvía a renacer cuando se veía en inferioridad en el resultado. El corazón barralet había estado debatido entre la excitación y el desmoronamiento, y de lo primero aún quedaba un rato fuerte; porque quedaba un soldado que aún quería decir su última palabra, y ese hombre hace latir de una manera especial esos corazones tan delicados pero tan fieles, crucificado a veces pero héroe por siempre, Doctor Jekyll por costumbre pero Mister Hyde por circunstancias; Brandon Thomas, el salvador de Pucela, remataba en los minutos finales del partido un esférico cedido por Moutinho tras un córner sacado en corto por Juan Rodríguez que le serviría para llevar un punto de vuelta a Mallorca. Aún restaban cinco minutos de añadido y un gol anulado al Nàstic que iba a llevar las pulsaciones a terrenos desconocidos, pero el resultado no varió.

El equipo mallorquinista ha conseguido arañar un punto de un campo difícil como el Nou Estadi de Tarragona, en el que tampoco consiguieron ganar equipos punteros como Levante o Sevilla Atlético. Ahora tocará recibir a un Zaragoza que se tambalea en el apartado moral tras el espectáculo ofrecido por la contractación de Raúl Agné como nuevo técnico zaragocista (situación muy semejante a la de la llegada de Carreras a Mallorca) y el posterior conocimiento de que tendría que cumplir dos partidos de sanción. Pero ni toda esa mezcla sumada a unos resultados deportivos por debajo de lo esperado evitaron que venciese al Almería en La Romareda el pasado sábado con un rotundo 2-0. Parece que el problema del gol está desatascado, pero ahora es la defensa que se vuelve en contra; el cuerpo técnico del equipo isleño deberá buscar el equilibrio ideal para tumbar a los aragoneses, que vendrán sin una de sus principales bazas: el ex-balearico Manu Lanzarote.

 

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco dice:

    Esto es lo de siempre. El punto de hoy es bueno si en la próxima jornada ganamos al Zaragoza.

    No sé que le pasa a este equipo pero es incapaz de hacer algo decente cuando juega fuera de casa. Por ello es aún más importante hacer de Son Moix un fortín.

    Sé que es pronto, pero espero que nos salvemos esta temporada e ir haciendo poco a poco un equipo para aspirar al ascenso. De momento es solo una quimera.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.