Gol de Dani en la Final de la Recopa de 1999

Hoy se cumplen 10 años del mayor hito a nivel internacional del Mallorca, 10 años desde que disputase la Final de la ya extinta Recopa frente al todopoderoso Lazio que entrenaba el sueco Sven Goran Erikson. Pese a llevar solo dos campañas en Primera y ser su primera participación en una competición continental, el Mallorca disputó esa Recopa a lo grande, superando ronda tras ronda y plantándose en la mismísima Final que se disputaría en Villa Park, Birmingham un 19 de Mayo de 1999.

Pocas veces se sintió una comunión tan grande entre toda la Isla y su equipo. Ese Mallorca, que el año pasado había regresado a Primera, consiguiendo su mejor clasificación de la historia y sucumbido ante el Barça en los penaltis, pese a estar con 9 hombres, en la Copa del Rey. En esta nueva temporada, el Mallorca mejoró sus registros. Se llevó la Supercopa, consiguiendo inaugurar su palmarés, se atrevió a liderar la Liga durante varias jornadas, y a falta de cuatro permanecía en la segunda plaza. En Europa, pese a debutar en la competición también quería conseguir llegar a lo más alto, en un torneo que tras 39 ediciones la UEFA había decidido suprimir.

Mallorca y Lazio saltan al campo con los niños de la manoHéctor Cúper era el autor de este milagro. Pese a que se le tachaba de defensivo, siempre jugaba con un 4-4-2 a la antigua usanza, con un solo medio centro, y con un media punta que actuase de enganche con los delanteros. Eso sí, exigía el máximo de compromiso a todos sus jugadores. Desde el delantero centro hasta el último de los centrales. Todos tenían que trabajar y esforzarse para facilitar la defensa del conjunto. Y la máquina quedó engrasada a la perfección. Poco importó que el Mallorca traspasase a seis titulares del año anterior (Iván Campo, Romero, Mena, Valerón, Ezkerro, Amato), Cúper tenía la receta para rehacerse y conseguir, incluso, mejorar la plantilla anterior. Ese plantel consiguió un funcionamiento perfecto. Era muy difícil crearle ocasiones, y por si acaso, contaba con Carlos Roa, uno de los mejores porteros del mundo en aquel momento. Se popularizaron las victorias por 1-0, el seleccionador español puso el ojo en el club rojillo y llegó a contar hasta con tres jugadores para la Selección y el Mallorca luchaba por metas nunca vistas.

[adsense]

Todo esto elevó al entrenador argentino a la categoría de ídolo. En todos los partidos se entonaba el “Cúper quédate”, aunque estaba claro que quería embarcarse en metas más ambiciosas. En la Final también se oyeron esos canticos. A base del discurso, tantas veces repetido y que dio inmejorables resultados, el Mallorca no se descartó nunca para el título, fue avanzando ronda a ronda, dejando en la cuneta incluso al poderoso Chelsea, campeón del año anterior y se plantó en Birmingham dispuesto a medirse a uno de los grandes de Europa, el Lazio de Roma, que el multimillonario Sergio Cragnotti había decidido colocar entre los grandes. El año antes, perdió la final de la UEFA y ganó la Copa, había liderado el Scudetto hasta que a falta de dos jornadas un tropiezo dio el título al Milán. Y el año siguiente haría el doblete en Italia. Todo ello, a golpe de talonario en un equipo en el que figuraba gente de la calidad de Vieri, Salas, Mancini, Boksic, Mijhailovic, Almeyda, De la Peña o el verdugo del Mallorca Pavel Nedved.

Biagini en la Final de la Recopa de 1999Aunque no se obtuviese el título el 19 de Mayo fue uno de los días grandes de la historia del Mallorca. 7.000 mallorquinistas acompañaron al equipo en Birmingham, ofreciendo uno ambiente espectacular, tiñendo un fondo de rojo, y haciendo callar en múltiples ocasiones a los tifosi italianos, que les superaban en número. También hubo presencia de las autoridades, con los Duques de Palma a la cabeza, e incluso con Carlos Moyá, alquilando un avión privado, pese a estar disputando el torneo de Hamburgo para no perderse el partido. La Final, como suelen ser todas, con mucho despliegue táctico y con las defensas imponiéndose a los atacantes. El balón parado, una de las señas de identidad del Mallorca, acostumbrado al gol de Marcelino a centro de Stankovic no se produjo. Tampoco el serbio Mijhailovic, seguramente el mejor lanzador de faltas del mundo en aquel momento acertó. Vieri, al que ya conocíamos de su etapa en España, en la que consiguió ser el pichichi con el Atlético de Madrid, adelantó a los suyos con un remate de cabeza, desde el punto de penalti que pillo desprevenido tanto a Roa como a los centrales. Después, una gran incursión de Miquel Soler y Stankovic por la banda izquierda, proporcionaron un pase de la muerte a Dani para que empatara el partido.

Los jugadores del Mallorca, desconsolados se tuvieron que conformar con las medallas de subcampeónEl Mallorca dispuso de oportunidades, con un incipiente Ibagaza de apenas 22 años que ya empezaba a despuntar en España, con las peligrosas subidas por la banda de Lauren y Stankovic y con un equipo muy bien sostenido por Engonga. El Lazio, que contaba también con una alineación muy ofensiva, decidió esperar y confiar en la efectividad de Vieri. Pero, pocas ocasiones claras hubo. Los contragolpes llegaban a las áreas pero no conseguían terminar la jugada. Así que hubo que confiar en los disparos lejanos. El Mallorca tuvo su opción en uno de Lauren que Marchegiani despejó a córner de manera esplendida. Sin embargo, a falta de 8 minutos para el final, con el partido encaminándose a la prórroga, ya que ningún equipo lograba superar al otro, apareció Nedved en una jugada confusa, en la que varios jugadores del Mallorca reclamaban falta de Vieri sobre Siviero, el checo se encontró un balón muerto en la frontal del área y ejecutó un disparo perfecto, imparable incluso para el mejor portero del mundo.

Pese a la derrota, el Mallorca acogió a sus héroes como merecían. Con un espectacular recibimiento en el aeropuerto de Son Sant Joan. Tanto Cúper como sus jugadores habían conseguido ilusionar a toda una Isla con pocos éxitos futbolísticos a sus espaldas, pese a no conseguir el título, se ganaron el aplauso y el reconocimiento por parte de todos. Y es que, hace 10 años que el Mallorca rozó el cielo en Europa.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Enrique dice:

    Muy bueno el resumen del partido y las fotos, inolvidable aquel día. Forsa Mallorca.

  2. Xesc dice:

    Que tiempos! ahoras luchamos para seguir en primera! como a pasado esto que ha cambiado?

  3. lidita1111 dice:

    Enhorabuena por el análisis!
    Este especial promete. Tengo ganas de ver con que nos sorprendeis mañana.

    Enhorabuena RCDM
    Força Mallorca!

  4. jose miguel dice:

    la verdad es que tuvimos a la lazio entre las cuerdas casi hasta el final y tb destacar q la lazio tenia un gran equipo, pero el mallorca hizo soñar a toda su aficion.

  5. Anibal dice:

    Gran reseña. Ojalá el mallorca vuelva pronto a ilusionar en Europa como aquel año.

    Saludos!

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.