El Mallorca ha conseguido el objetivo de superar ronda, de la manera mínima que se le exigía. Le bastaba por vencer por 1-0 y así ha sido, pese a que dispuso de bastantes ocasiones para haber dejado la eliminatoria resuelta mucho antes y no haber tenido que estar pendientes del reloj en los minutos finales. El Ono Estadi se muestra indiferente ante la situación institucional, con la reiniciada tercera era de Mateo Alemany al frente del club, con una alineación con notables cambios, sin entender de plazos, deudas o impagos. Hasta ahora, de seis encuentros, seis victorias mallorquinas.

Salir a por el partido

Es indudable que cuando las cosas van bien, surge una corriente positiva que contagia el optimismo, los jugadores se crecen y todo esto provoca que las cosas parezcan más sencillas. La gente empieza a asumir gustosa que en casa el Mallorca es intratable y se acaba produciendo la profecía autocumplida. Hoy había que hacer frente a algunos cambios obligados, en posiciones tan fundamentales como son la pareja de delanteros y la portería, pero cuando las cosas marchan, la maquina esta engrasada, estos pequeños retoques no afectan al rendimiento general, y el Mallorca salió decidido a remontar la eliminatoria desde los compases iníciales. Además, con el 1-0, el Valladolid debería dejar de especular y tener que tomar la iniciativa.

En la primera parte se sucedieron bastantes ocasiones para el Mallorca que estuvieron muy cerca de suponer el primer tanto. Todas ellas llegaron por banda derecha, donde Mattioni se incorporaba gustoso a las ofensivas bermellonas. El brasileño probó suerte en un disparo desde fuera, puso un balón a Víctor para que este asistiera a Borja y la pelota se quedó llorando en el área pequeña tras tocarla Fabricio y sirvió un centro fuerte que Keita desperdició a puerta vacía.

Keita y su torneo

Parecía increíble que el Mallorca no lograse anotar el gol que le pusiese en ventaja, mientras Lux respiraba tranquilo en su portería sin acercamientos pucelanos. Hasta que en el minuto 40, de nuevo el Mallorca explotó un contragolpe. Mattioni robó, encaró y subió con velocidad. Jugó hacia el centro, donde Keita en un hábil movimiento regateando hacia fuera descolocó a la defensa vallisoletana y devolvió al brasileño. Este llegó al final y la colgó, y cuando Víctor entraba rematar se encontró con la salida dubitativa de Fabricio. El portero del Valladolid evitó el remate de Casadesús pero el balón quedó muerto en el área y Keita, sin pensárselo empaló arriba y batió al guardameta. El guineano que había fallado un gol inexplicable minutos antes, se sacó un disparo complicado y le hacía volver a reivindicarse en el torneo copero. Con este, la eliminatoria se ponía de cara mallorquina. Por cierto, merece la pena recordar y agradecer que Keita pudo estar sobre el cesped de Son Moix porque su Selección,  Guinea, le ha permitido incorporarse más tarde para poder disputar el partido pese a que este fin de semana jugarán, aunque de manera intrascendente frente a Costa de Marfil. Finalmente su aportación ha resultado decisiva.

Tras el descanso, Mendilibar no esperó más y sacó su artillería dando entrada a Diego Costa y Jonathan Sesma. Pero eso no importó al Mallorca, que permanecía convencido de buscar su segundo gol. Keita siguió siendo el mayor peligro del Mallorca. A los pocos segundos, y tras regatear dos veces al portero echó el balón alto. Aún así, su velocidad se convirtió en la pesadilla constante de los centrales del Valladolid que no sabían cómo frenarle.

[adsense]

El problema del balón parado y las complicaciones finales

Si hay que buscarle una pega a este Mallorca, que tan buen comienzo está realizando, se encuentra en las jugadas a balón parado. Durante años se ha vivido de la altísima efectividad de Juan Arango, el año pasado máximo realizador de la liga en lanzamientos de falta. También Varela permanecía inspirado en lanzamientos frontales. Pero este año, el equipo carece de especialistas en esta faceta, algo que resta una capacidad goleadora importante. El problema se agrava, cuando tampoco se dispone de lanzadores de penaltys. Keita, volvió a hacer uso de su velocidad y tras un amago fue derribado por un defensa. El segundo penalty que provocaba en la eliminatoria por cierto. Al faltar Martí, no estaba claro a quien le recaería la responsabilidad de ejecutarlo. Y la suerte correspondió a Julio Álvarez, que lo lanzó flojo y al centro y Fabricio lo desvió a córner. Desde ese momento, el Mallorca acusó el golpe psicológico y decidió reducir una marcha y asumir menos riesgos.

Pese a eso, no se tradujo en mayor peligro del Valladolid. Diego Costa nunca se metió en el partido desde que al principio de la segunda parte prefirió dejarse caer cerca de Nunes para intentar provocarle la segunda amarilla al portugués. Manucho, se limitó a emplearse con tanta fuerza como inutilidad en todos los balones colgados, pero no llegaron a probar a Lux. Su actuación se completó con continuas y estériles protestas de pérdidas de tiempo. El Mallorca, pese a mostrarse más conservador, entrada de Martí incluida, siguió teniendo buenas opciones. Borja Valero y Pezzolano pudieron hacer el segundo gol, pero la fortuna se mostró caprichosa y decidió mantener el nerviosismo durante cinco minutos eternos que añadió Mejuto. Finalmente el tiempo se consumió, y el Mallorca pudo saborear una trabajada y merecida clasificación para octavos.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Vich dice:

    Ayer se fallaron muchas ocasiones de gol. Ahora que volverá Adúriz espero que siga en racha y que la lesión no le perjudique demasiado, ojalá se recupere y esté al mismo nivel que el día en el que se rompió.

    Saludos.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.