En la tarde del día de todos los santos, se enfrentaban bajo nubes de tormenta dos conjuntos subidos a rachas paralelas. Por una parte, el Leganés, que otro año más ha convertido Butarque en su fortín, quería seguir sin conocer la derrota en su fuero. Por el otro lado, el Mallorca llegaba a lomos de una racha de 4 partidos seguidos invicto, los cuales habían permitido a Albert Ferrer tomar aire en el puesto.

Ficha del partido

Domingo 1 de noviembre de 2015, 17:00h.
Estadio Municipal Butarque

Leganés:
Serantes; Albizua, Insua, Mantovani, Luis Ruiz (Rubén Peña, min.64); Gabriel, Galarreta, Omar (Guillermo, min.56); Toni Dovale (Sastre, min.77), Szymanowski y Borja Lázaro.
Mallorca:
Wellenreuther; Company, David Costas, Aveldaño, Joan Oriol; Sissoko, Javi Ros, Campadabal (Brandon, min.56); Pereira (Arana, min.76), Coro (Tià Sastre, min.57) y Bianchi.
Árbitro:
Arcediano Monescillo. Amonestó a Omar (min.39), Javi Ros (min.41), Company (min.48) e Insua (min.59).

Lo mejor: la solidez defensiva.
Lo peor: la lesión de Manuel Arana.

Resumen

El partido comenzaba con ambos equipos tanteándose, sin apenas ocasiones ni llegadas al área. A medida que avanzaban los minutos, los pepineros estiraban sus líneas, creando alguna que otra ocasión que no inquietó demasiado la meta de Wellenreuther. El Mallorca, haciendo gala de su falta de gol y con un Bianchi aislado en el área rival, no generó más peligro que alguna internada de un incisivo y eléctrico Pereira por banda. Las tablas sin goles llevarían el encuentro al descanso.

En la segunda mitad, el guión parecía repetirse. Pocas ideas en ataque por parte de ambos equipos, pero mostrando una férrea estructura defensiva. La entrada de Brandon en el minuto 56 le dio otro aire a los bermellones, que por medio de Javi Ros y con la salvaguardia de Serantes, estuvieron a punto de abrir el marcador. Tras un par de minutos de idas y venidas, y con Tià Sastre ya en el verde para oxigenar a Bianchi, se produciría el hecho que determinaría los minutos finales.

Arana, en el minuto 77 y tras contados segundos en el campo, clavaba la bota en el césped y se lesionaba fortuitamente. Tras varios intentos de volver al terreno de juego, abandonaba camino a los vestuarios, dejando a los rojinegros con 10 jugadores.

Desde este momento, un Leganés en tromba iba a comerse en ataque al Mallorca, que a pesar de disputar los minutos finales con un hombre menos, iba a aguantar las mil y una estocadas, larguero y remate fallado a puerta vacía incluidos, de forma heroica, volviendo a hacer muestra de una solidez defensiva envidiable.

Al final, reparto de puntos, de oro para los visitantes y con sabor agridulce para los locales, y las rachas de ambos equipos que se mantienen intactas. El Mallorca deberá afianzar el buen punto el sábado en Son Moix ante el Zaragoza, un hueso que seguro no será fácil de roer.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Ramis dice:

    Punto insuficiente para el objetivo del ascenso pero muy valioso para el objetivo de la permanencia. Todo depende de la meta que nos marquemos.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.