cromo ogunjimiOgunjimi era un delantero que prometía. Ahora es un jugador que juega de delantero pero que no marca goles. En sus mejores tiempos, etapa del Racing Genk, destacaba como un ariete aguerrido que acompañaba al crack del equipo, Jelle Vossen. Marvin ofrecía trabajo y oportunismo de cara al gol. La carrera de Ogunjimi se truncó tras su paso por Mallorca. Incomprensiblemente, el delantero belga ya no es el que era. En cuatro temporadas marcó 47 goles en 128 partidos. Mientras que en las cuatro siguientes sólo ha anotado 5 goles en 54 partidos. Unas cifras que te hacen ver cuánto ha cambiado Marvin, que ya no es el delantero que parecía ser.

Primeros pasos

Marvin Ogunjimi nació el 12 de octubre de 1987 en Mechelen, Bélgica. De ascendencia africana, Marvin tenía doble nacionalidad: belga y nigeriana. La carrera de Ogunjimi está marcada por sus constantes cambios de equipo, incluso en su etapa formativa. Su primer club fue el SK Rapid Leest, un equipo de Amberes que milita en el fútbol regional. Poco después y tras destacar con el Rapid Leest, Marvin fichó por el KV Mechelen. Un club mucho más potente, que cuenta en sus vitrinas con una supercopa de Europa. Tres años después, Ogunjimi, con 11 años, se marchó al Racing Mechelen. Pero tres temporadas más tarde y ya mucho más crecido, Marvin regresó con 14 años al KV Mechelen. Sus buenas actuaciones le hicieron firmar por el KRC Genk con 16 años. El Genk es el club donde Marvin iba a alcanzar sus mayores éxitos, pero aún quedaba para que ese momento llegara.

Su debut en el fútbol profesional se dio el 2005 con 18 años en el KRC Genk. La temporada de su estreno jugó 8 partidos y no logró marcar ningún gol. La siguiente campaña no jugó en el primer equipo. Este hecho provocó que en 2007 se fuera cedido al RKC Waalwijk de la segunda división holandés. En la Eerste Divisie Ogunjimi explotó como delantero. Željko Petrović, exjugador del Sevilla, fue su entrenador en esa temporada. Marvin jugó 27 partidos y marcó 10 goles. Su primer tanto como profesional fue contra el FC Eindhoven. Vistiendo la camiseta del RKC Waalwijk, Marvin metió dos dobletes. Su equipo acabó en buena posición pero no logro subir de categoría tras perder en el playoff de ascenso. Esa gran campaña en los Países Bajos le valió para regresar al KRC Genk.

Una promesa ha nacido

Tras una temporada jugando mucho, Ogunjimi volvió a estar a camino entre el once titular y el banquillo. Finalizó la temporada con cinco goles tras haber jugado 21 partidos. En esa plantilla había jugadores jóvenes muy prometedores como Courtois, Kevin De Bruyne y Jelle Vossen. En la temporada 2009-2010, Marvin se confirmó en el Genk. El ariete belga fue el máximo goleador de su equipo con 13 goles, además dio nueve asistencias. La progresión de Ogunjimi era notable y cada año mejoraba, al igual que su equipo. En la siguiente temporada, la dupla junto a Jelle Vossen fue de lo mejor de Bélgica, entre ambos sumaron 42 goles (24 fueron de Vossen y 18, de Ogunjimi). El KRC Genk acabó segundo en la Jupilier Pro League. La segunda plaza permitió que el KRC Genk disputar la Champions League.

Su gran momento llamó la atención del seleccionador belga, Georges Leekens. El técnico le convocó para jugar un partido contra Kazakhstan en Astana. Marvin fue suplente pero siempre recordará cuando entró en la segunda parte y logró marcar dos goles, consiguiendo la victoria, en el día de su estreno con Bélgica. Además, en un encuentro importante de clasificación para la Eurocopa de 2012. Ogunjimi volvió a marcar en su siguiente partido con Bélgica, esta vez sólo un gol pero frente a Austria. En ese partido clasificatorio para la Euro’12 fue titular el ariete nacido en Mechelen. La carrera de Ogunjimi con la selección de Bélgica fue corta pero con grandes cifras. Disputó siete partidos y marcó cinco goles. Finalmente, la nueva hornada de delanteros belgas, Lukaku, Vossen, Benteke, etc; cerró las puertas de la selección a Marvin.

El principio del fin

El verano de 2011 el Mallorca iba a la búsqueda de un delantero goleador. El mercado de fichajes iba pasando y no llegaba ningún nueve. Serra Ferrer se fijó en el ariete belga. El Mallorca fichó a Marvin pero su transfer no llegó a tiempo antes de que se cerrara el periodo de fichajes. El club insular no pudo inscribir al jugador. La nefasta gestión indignó a Laudrup. Como Ogunjimi no podía jugar en el Mallorca se decidió que siguiera en el Genk para que pudiera jugar. Aunque a partir de ese momento, no se sabe por qué, Marvin ya no fue el mismo. El hecho de quedarse en el Genk le permitió jugar la fase de grupos de la Liga de Campeones contra Chelsea, Valencia y Bayer Leverkusen, donde su equipo no consiguió ganar ningún partido. Marvin jugó tres partidos de esos partidos en la fase de grupos. El problema para Ogunjimi fue que como se iba a ir, su club fichó a un joven Benteke para sustituirlo. La incorporación de Christian envió a Marvin al banquillo.

Mientras tanto, en el Mallorca las cosas no iban muy bien. Laudrup dejó de ser entrenador y se fichó a Joaquín Caparrós para que fuera el técnico bermellón. El técnico de Utrera solicitó al club que Marvin llegará en Noviembre para que se fuera adaptando al club y estuviera en las mejores condiciones para debutar en enero. Ogunjimi aceptó y empezó a entrenarse con el Mallorca. En su presentación afirmó: “vengo para marcar muchos goles”. Su debut fue contra el Madrid en Son Moix, partido que acabó 1-2. Marvin disputó siete partidos y no consiguió marcar ningún gol. En Copa participó en la remontada a la Real que acabó en goleada 6-1, pero el ariete belga se quedó sin marcar. La situación no era buena para el jugador, Ogunjimi no participó demasiado y se enfadó con Caparrós. Marvin culpó al técnico de sus malas cifras.

Intentar retomar el vuelo

La siguiente temporada se marchó cedido al Standard Liège, buscando recuperar su olfato goleador en su tierra natal. Antes de irse, Ogunjimi declaró que volvería al Mallorca a cumplir su contrato cuando Caparrós dejará de ser el entrenador bermellón. De vuelta a su país natal, Marvin no volvió a ser lo mismo. Con Les Rouches jugó 5 partidos y se volvió a quedar sin marcar. En el mercado de invierno de 2012, se fue cedido al Beerschot AC, equipo de media tabla de la Jupilier Pro League. Con de Kielse Ratten Marvin jugó siete partidos y marcó un gol. Otra temporada decepcionante de Marvin.

La siguiente campaña el OH Leuven confió en Ogunjimi. Desde el equipo belga, pensaban que el delantero iba a recuperar su mejor versión con ellos, pero no fue así. Marvin disputó 18 encuentros, pero, otra vez, se quedó sin marcar. Al finalizar la temporada 2013-14 acabó su contrato con el Mallorca y firmó por el Strømsgodset IF de Noruega. Al tratarse del fútbol noruego, las temporadas tienen diferente calendario al español. La liga empieza en abril y acaba en noviembre. El ariete belga llegó para la segunda parte de la temporada. En una competición de menor nivel, Ogunjimi mejoró sus cifras. Disputó once partidos y marcó 4 goles. Marvin compartió vestuario con la promesa Martin Ødegaard, que el pasado invierno fichó por el Real Madrid. Ogunjimi publicó una captura de pantalla donde el joven talentoso noruego consultaba al belga sobre qué equipo elegir para fichar. Durante esta temporada, que empezó en abril, aún no ha marcado.

Este es el repaso de la extraña carrera de Marvin Ogunjimi. Un jugador que prometía pero desde que el Mallorca le inscribió tarde en el mercado de verano ya no volvió a ser el mismo. Quién sabe cómo habría sido la carrera del delantero belga si le hubieran inscrito a tiempo…

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Toni Ramis dice:

    Buen artículo. Creo que posiblemente no se le dio la continuidad que necesitaba. Recuerdo la remontada en Copa contra la Real Sociedad y aunque no contribuyó directamente en la goleada, me pareció que hizo un gran trabajo arrastrando a los defensores y facilitando la tarea a sus compañeros. Las circunstancias no le acompañaron, la afición tampoco, y no volvió a ser lo que era. Al final los delanteros viven de rachas.

  2. Jaime Mora dice:

    Sí, estoy contigo Toni. Un jugador no llega a la selección belga por suerte. El problema de Marvin fue no saber ssobreponerse a los problemas que tuvo. Creo que perdió la confianza en el Mallorca y nunca más la ha recuperado.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.