Yoshito OkuboEn 2004, el Mallorca sorprendió con su contratación. Yoshito Okubo, el primer jugador japonés que recalaba en el Mallorca. Como condiciones, velocidad y regate, como complicaciones, la difícil aclimatación a Europa. Es el precedente de Aki en la Isla.

Yoshito Okubo (Fukuoka, Japón, 1982) fue un fichaje sorpresa del Mallorca en el mercado de invierno de 2004. Su contratación se anunció en noviembre, y comenzó a prepararse para hacer su debut en enero. En su curriculum venía prometiendo un tiempo. Formado en la escuela del Kumini, llevó a su equipo al triunfo y fue nombrado mejor de la Liga de institutos de secundaria. Con apenas 18 años ya había llamado la atención de uno de los grandes de Japón, el Cerezo Osaka  que lo incorporó a sus filas. Y la carrera de este delantero fue emergiendo. Se estrenó con 2 goles en su primer año, subió a 18 y confirmó sus registros en el tercero con 16. Era 2003 y su progreso no pasó inadvertido para Zico, seleccionador japonés que le hizo debutar en la Selección y lo convocó para la Copa Confederaciones. 2004 fue su confirmación. 15 goles en Liga (eran 57 tantos en 4 temporadas), formó parta de la Selección Japonesa en los Juegos Olímpicos y recibió el premio de Mejor Jugador Asiático sub 23. El Mallorca, estuvo atento y aceleró su contratación, en forma de cesión con opción de compra. Tenía buenos avales deportivos y ofrecía una posibilidad de crecimiento en lo económico en el cada vez más presente mercado asiático.

A Okubo lo acompañaba su traductor y una inmensa legión de periodistas japoneses dispuestos a seguir su evolución. Pese a que no habían funcionado ni en España (Zaizen, Jo, Nishizawa y Yasunaga) ni en Europa (con las excepciones de Nakata y Nakamura), Okubo era ambicioso y quería triunfar en el Viejo Continente. Su debut no pudo resultar más prometedor. En un encuentro contra el Deportivo de la Coruña, Héctor Cúper le concedió la titularidad, y aunque el Mallorca solo sumó un punto, Okubo se ganó los aplausos en su jornada inaugural al dar una asistencia a Luis García y anotar el definitivo empate a dos. La hazaña cobró más grandeza cuando se reveló que una entrada de Cesar en la primera parte, le había provocado una contusión y el jugador siguió jugando con importante influencia en el marcador. Al final esa eclosión del debut se fue frenando, en parte por lesiones y por que el equipo no terminaba de rendir… hasta el momento de la verdad. Las últimas 7 jornadas en las que el Mallorca se dio por descendido y logró recuperar 11 puntos y el golaverage al Levante. Okubo también formó parte de esa reacción. Marcó el famoso gol fantasma en Pamplona que el arbitro no concedió mientras el japonés lo celebraba sin camiseta, anotó un tanto y provocó un penalty en un partido loco frente al Athletic de Bilbao que finalizó con 4-3 para el Mallorca y fue el mejor del partido en Riazor que el Levante acusó de estar comprado. Dio dos asistencias y marcó el tercer tanto que sacaban al Mallorca del descenso. La temporada no había sido excepcional (3 goles en 13 partidos), pero ese final de campaña ilusionante, hizo que el Mallorca decidiese renovar el compromiso para el año siguiente, convencido además que el segundo año sería más productivo.

Y las cosas no resultaron. Okubo, jugó más partidos pero siguió sin integrarse, sus actuaciones no resultaron tan influyentes. Solo anotó 2 tantos en Liga (curiosamente, uno de ellos, de nuevo en Riazor) y otro en Copa en la humillante derrota ante el Alcoyano de 2ªB. Su rendimiento bajó tanto que Zico no contó con él para la lista del Mundial 2006 que se celebraba en Japón, todo un palo al faltar a la cita en su país y cuando sí había participado en bastantes amistosos de preparación. El Mallorca decidió no efectuar la opción de compra y el japonés tuvo que deshacer las maletas y regresar al Cerezo Osaka. En 2007 cambió de club pero sin salir de la liga japonesa. El Vissel Kobe fue su destino, y volvió a recuperar unas cifras goleadoras elevadas, así como volver a formar parte de su combinado nacional. Tras dos años en los que parecía recuperar el nivel, volvió a llegarle la oportunidad de recalar en Europa. El Wolfsburgo llamó a su puerta y Okubo emprendió rumbo a Alemania en el mercado de invierno de 2009. El equipo germano logró un gran éxito al proclamarse Campeón de Liga por vez primera en su historia, pero el japonés apenas disfrutó de participaciones (9 encuentros y sin anotar ningún gol) a la sombra de Grafite o Dzeko.

Okubo no convenció en su segundo proyecto europeo y regresó a final de temporada al Vissel Kobe, donde permanece. Al menos en 2010 sí fue convocado para formar parte de la Selección Japonesa en el Mundial de Sudáfrica que dejó una grata impresión y era uno de los titulares habituales. Veremos si su carrera vuelve a presentar una nueva empresa europea que mejore esos dos proyectos inacabados. De momento, puede ser un buen espejo para Aki, su sucesor en el Mallorca y que procede también del Cerezo Osaka.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Toni Sánchez dice:

    Gran artículo, me ha gustado mucho. A ver si ahora Aki nos sale muuucho mejor que Okubo. A mi me gustó basante Okubo, no es que fuera un juegarazo pero al menos su trabajo en el campo lo cumplió.

    Saludos.

  2. Niet dice:

    ¡Me encantaba este chico! Muy trabajador y, como decía Son Gohan, ¡pequeño pero valiente!

    Veremos cómo nos sale Aki…

  3. Gonzalo Mazarrasa dice:

    Jejeje, me ha gustado esa comparación con Son Gohan.

    Lo cierto es que Okubo tuvo momentos. Alternó actuaciones muy decentes y que hacían presagiar que había futbolistas con otros momentos de pasotismo y con lesiones raras que no terminaban de curar. Pero bueno. A ver si Aki lo mejora.

  4. SaRuMaN dice:

    Me acuerdo del duelo en Riazor entre Andrade y Okubo, el japones volvio loco al jugador deportivista jajaja!!!

    A mi no me desagrado Okubo, creo que hubiera valido la pena ser tan pacientes como lo fuimos con Gonzalo Castro.

    Esperemos que Aki corra mejor suerte.

  5. Pikachu dice:

    Ami me encantaba Okubo, y el que me encantaba era Luis Garcia. Alguien me podria contestar porque se fue? Hasta haze pocos años, siempre habia dicho que amaba al Mallorca y que queria volver algun dia aqui.

  6. Pikachu dice:

    Por ultimo, me podrias confirmar esto? Porque si es verdad estare muy decepcionado con el Mallorca…..al final de la noticia pone que el Mallorca queria colocar a Aoaute en el malaga en invuerno!!!http://www.as.com/futbol/articulo/malaga-cerrara-hoy-falcon-caballero/20110210dasdaiftb_7/Tes

  7. Gonzalo Mazarrasa dice:

    Yo no haría caso a eso, Pikacu. La gente escribe con mucha ligereza. Además la noticia dice que fue el agente, no el Mallorca. Y aún así, no me lo creo. Aunque debe ser tentador el Malaga, seguro que pone sueldazos. Y Luis Garcia se fue porque no contaban con él, querían un 9 alto, rematador y llegó una oferta del Espanyol y se aceptó. Tampoco creo que haya que echarle excesivamente de menos.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista