rolando barreraEn octubre de 1960 nacieron en Argentina dos magos del balompié. Uno era atacante, zurdo y golpeaba las faltas de manera magistral. El otro era Diego Armando Maradona. El primero, pese a no ser tan mundialmente conocido, dejó una huella imborrable en los corazones mallorquinistas. Hablamos, cómo no, de Rolando Barrera.

El argentino empezó su andadura futbolística en Newell’s Old Boys en 1977. Permaneció cuatro años en el club de Rosario, disputando 99 partidos y anotando 25 goles. También se convirtió en un fijo de la selección sub-20 de su país.

En aquella época, la red de ojeadores no estaba tan profesionalizada como actualmente, por lo que no era fácil descubrir jóvenes promesas que jugaran en el extranjero. Curiosamente, un directivo del Mallorca fue de viaje a Argentina para presenciar un partido de River Plate. Barrera no disputó aquel encuentro, pero en las manos del directivo cayó la típica revista prepartido. En ella, figuraba la tabla de goleadores del campeonato argentino, en la que se encontraba Rolando como segundo máximo anotador, con nueve dianas. El primero era Maradona, con diez. Así fue como el Mallorca se interesó en su fichaje.

En febrero del 1982 “Rolo” aterrizó en la isla. Debido a una confusión, el jugador pensaba que viajaba a Las Palmas. Haciendo escala en Madrid, compró un diario deportivo y se dio cuenta de que el equipo canario estaba en Primera División. Fue su representante quien tuvo que decirle que en realidad fichaba por el Mallorca, que militaba en Segunda.

Rolando llegó cedido por Newell’s Old Boys, aunque finalmente el Mallorca acabaría haciéndose con sus derechos. Su primera media temporada fue muy discreta, necesitaba adaptarse al estilo de juego de la Segunda División española. Pero en el siguiente curso, el 82/83, el jugador se convirtió en pichichi del equipo con trece goles, gran parte de ellos conseguidos a balón parado. Gracias a su buena actuación, el Mallorca consiguió el ascenso a Primera División.

Tuvo mala suerte en su debut en Primera, ya que una lesión le impidió disputar la mayor parte del primer tramo de competición. Volvió en el penúltimo encuentro de la primera vuelta, ante la Real Sociedad, anotando dos goles para conseguir ganar el partido en lo que supuso la primera victoria del Mallorca en aquella temporada. Pese a la lesión, marcó un total de ocho goles.

De vuelta a Segunda, las cosas no le fueron mejor. El jugador atesoraba una gran calidad, pero parte de la afición le silbaba como forma de queja por su frialdad e indolencia, recordándonos el caso más reciente de otro zurdo especialista en el tiro libre: Juan Arango. Motivado por ello, decidió no renovar con el club balear y se marchó al OGC Niza.

En el club francés permaneció únicamente una temporada. Luego volvió a Argentina para enrolarse en las filas de San Lorenzo, Instituto de Córdoba y Colón de Santa Fe, club de su retirada en 1991.

Barrera era una mago del golpe franco. Como si su apellido le hubiera predestinado a ello, poseía una facilidad asombrosa para superar a la fila de jugadores que se interponían entre él y la portería. No en vano, al finalizar los entrenamientos se pasaba hora y media practicando su golpeo. De hecho, tal era su eficacia que siempre que se pitaba una falta peligrosa a favor, el público aplaudía como si de un penalti se tratara. Luego, se hacía el silencio más absoluto en el Lluís Sitjar. El especialista debía concentrarse.

Los aficionados que vivieron aquella época no pueden evitar recordar la figura del argentino cada vez que el Mallorca dispone de un libre directo a favor. El club ha tenido la suerte de contar con grandes especialistas en esta faceta, pero quizás el mejor de todos ellos fue el gran Rolando Ramón Barrera.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Nicolau Aloy Pujol dice:

    RCD MALLORCA Vs CASTELLÓN. Yo era un crío, creo que era la temporada 1982-83. Empate a 2 en el marcador después de remontar. Últimos minutos del partido. Falta al borde del área. Lanza Rolando Ramón Barrera y gooool!!!. 3-2. Nunca lo olvidaré

  2. Francisco Muñoz Fernandezr dice:

    El mejor lanzador de faltas de la historia del futbol

  3. Julián Fajardo Córdoba dice:

    Se le dá un aire al Parrales de la que se avecina jejej

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies