cromo de guzmanJonathan es un jugador con mucha llegada y calidad. Una de sus virtudes es que es capaz de marcar diferencias en los últimos metros, ya sea con sus golpeos o pases. Jonathan puede jugar tanto de interior, media punta o como de mediocentro. Él disfruta teniendo libertad para irse para arriba. Su mejor fútbol surge de su pierna diestra, aunque también utiliza de forma correcta la zurda. De Guzmán posee una buena arrancada para marcharse de sus rivales.

Jonathan Alexander de Guzmán nació el 13 de septiembre de 1987 en Toronto, Canadá. Un país donde habían llegado sus padres buscando una vida mejor. Su padre, Bobby, es originario de Filipinas y su madre, Pauline, de Jamaica. Bobby quería que sus hijos jugaran al básquet pero su hermano mayor Julián, también futbolista profesional, escogió el fútbol. Jonathan siguió el ejemplo de su hermano y muy pronto empezó dar patadas al balón. Los dos De Guzmán centraron su infancia en el fútbol. Después de ir al colegio, se pasaban horas jugando con el balón. Un deporte sin mucho tirón en Canadá, pero que tenía obsesionados a los dos De Guzman. Jonathan jugaba con su hermano, seis años mayor que él. Este hecho le permitió competir con niños mayores que y acostumbrarse a competir contra chicos más desarrollados que él.

Empezó a jugar en el North Scarborough Soccer Club. Jonathan estaba convencido que quería ser profesional y entraba seis días por semana. Llegó a jugar en tres equipos a la vez. Entrenaba con el equipo de su hermano, donde los jugadores eran mayores que él. Los dos De Guzmán destacaban por encima del resto de jugadores de Canadá. Julian llamó la atención del Olympique Marseille y fichó por la academia del club francés. Jonathan quería seguir los pasos de su hermano, él era consciente que si quería ser futbolista profesional debía viajar a Europa. A los 12 años, dos más tarde que su hermano se fuera a Francia, Jonathan ingresó en la academia del Feyenoord. El joven canadiense veía así más cerca su sueño de ser futbolista profesional.

Una vez en Holanda, Jonathan fue superando las campañas y subiendo poco a poco hasta el segundo equipo del Feyenoord. La política en ese momento del club no permitía la convocatoria de jugadores menores de edad con el primer equipo. Tres días después de cumplir 18 años, le premiaron con su primera convocatoria con el Feyenoord para el partido de UEFA en casa contra el FC Rapid București. El canandiense se quedó con las ganas de debutar. Un estreno con el primer equipo que llegó el 18 de septiembre de 2005 contra el SC Heerenveen. Salió al campo en el 87’. Jonathan veía cumplido su sueño de ser futbolista profesional. 12 días más tarde De Guzmán marcó su primer gol contra el Willem II. Su presencia en el equipo fue aumentando. Su primer gran partido llegó el 11 de diciembre de 2005 cuando firmó una gran actuación contra el PSV, donde en el mediocampo jugaba Philip Cocu. Ese duelo contra el exblaugrana le hizo recibir muchas alabanzas.

Una temporada más tarde, el Feyenoord vendió a sus dos mejores jugadores. Dirk Kuyt se marchó al Liverpool y Salomon Kalou, al Chelsea. El club pensaba que Jonathan ya estaba preparado para ser la referencia del equipo. La temporada fue mala, el conjunto de Rotterdam terminó séptimo clasificado. Jonathan acabó la temporada con una expulsión en el minuto 21 del primer partido del playoff contra el FC Groningen. El canadiense se vío estancado y no supo llevar bien la presión. Para su suerte la siguiente campaña, el Feyenoord fichó jugadores experimentados como Giovanni van Bronckhorst y Roy Makaay. Toda la presión quedó en los dos recién llegados. Jonathan mejoró su juego, a pesar de no estar del todo contento con su posición desplazada a la derecha donde le ubicó Bert van Marwijk. El canadiense disputó 33 partidos y anotó nueve goles. Esa temporada recibió la ciudadanía holandesa. Jonathan lo tuvo claro y escogió el combinado nacional de Holanda para jugar como internacional. El canadiense fue convocado a los juegos olímpicos. Compartió vestuario en ese equipo con Gianni Zuiverloon, también exjugador bermellón. Holanda cayó en cuartos de final ante Argentina.

Su gran campaña hizo que el Manchester City se fijará en él. Jonathan aceptó la oferta y esperaba su salida de Holanda dirección Inglaterra pero finalmente no se produjo. Los clubs no llegaron a un acuerdo. Este hecho descentró al joven canadiense. Su pretemporada estuvo envuelta de rumores. Finalmente siguió en el Feyenoord. En el primer partido de liga, el canadiense fue expulsado por un codazo y suspendido cuatro partidos. A su regreso empezaron los problemas físicos. Primero fueron pequeñas lesiones en la ingle, mulso y rodilla. Pero la peor noticia llegó en enero cuando le tuvieron que operar de una lesión grave en el menisco. De Guzmán sólo jugó dos partidos en toda la liga.

Tras un año para olvidar, el Feyenoord recibió ofertas por él. Se habló que el Chelsea y Valencia iban tras él. Su nuevo entrenador, Mario Been, quiso que Jonathan se quedara y se permaneció en Rotterdam. Jonathan empezó la temporada a un gran nivel. Marcó tres goles en nueve partidos. El problema es que otra vez reaparecieron las lesiones. Su rodilla volvió a darle problemas y no regresó a los terrenos de juego hasta enero. Pero poco después las lesiones reaparecieron. Esa temporada tampoco consiguió jugar muchos partidos. El jugador tenía claro que quería salir.

El verano de 2010 De Guzmán recibió ofertas del RCD Espanyol, PSV Eindhoven, Villarreal CF y Newcastle United FC. Finalmente, el jugador fichó por el RCD Mallorca. El club se había clasificado para disputar la UEFA Europa League la anterior campaña pero la denuncia del Villarreal evitó la participación balear en la competición continental. El hecho que Michael Laudrup fuera el entrenador bermellón ayudó a Jonathan para decidirse por el Mallorca. El canadiense debutó en el empate a cero contra el Real Madrid. En ese duelo jugó un gran partido. Tres semanas más tarde se estrenó como goleador en España con su gol ante CA Osasuna. Otro de sus momentos mágicos fue su golazo ante Villarreal en un partido que acabó 3-1 y significó una revancha contra el conjunto castellonense. De Guzmán fue clave para salvar al equipo que acabó decimoséptimo clasificado. Jonathan disputó 33 partidos y marcó 5 goles.

Después de un verano lleno de rumores y tras marcar en la primera jornada ante el Espanyol el gol de la victoria, Jonathan fichó por el máximo rival, el Villarreal. Jugar en el ‘submarino amarillo’ le permitió jugar Champions League, aunque sin mucha suerte porque los castellonenses no sumaron ningún punto en la fase de grupos. Una competición donde se estrenó como goleador ante el FC Bayern München. Cuando echaron a Garrido y Molina se hizo cargo del equipo, Jonathan empezó a tener dificultades para jugar. De Guzmán pensó en volver a Holanda pero al acabar la temporada el Villarreal lo cedió al Swansea que entrenaba Michael Laudrup. El danés y el canadiense se volvían a encontrar. Juntos volvían afrontar su llegada en un club de la mano. Esta vez, las cosas fueron mejor.

El Swansea fue unas de las revelaciones de la Premier. Empezó la temporada goleando 0-5 al Queens Park Rangers FC en el debut de Jonathan en Inglaterra. Su primer gol fue en Capital One Cup en la victoria, 1-3, contra el Liverpool en Anfield. De Guzmán fue clave en el buen año del equipo galés. Fue el segundo máximo anotador del equipo, con 8 goles, solamente superado por Michu. El canadiense llegó a anotar un doblete en la victoria 3-1 contra el Stoke City. El Swansea hizo historia esa temporada ganando su primer título importante, la Capital One Cup. El conjunto de Laudrup venció en la final 5-0 al Bradford City. Jonathan contribuyó al triunfo con un gol. Esta hazaña permitió al equipo galés clasificarse por primera vez en la historia para jugar la UEFA Europa League. Tras la gran temporada del canadiense, el Swansea consiguió otra vez la cesión de De Guzman por parte del Villarreal.

El equipo galés no pudo estar al nivel de la anterior campaña. El Swansea notó el desgaste de competir en Europa. Una competición que ilusionó mucho al club pero de la cual cayó en treintaidosavos contra el SSC Napoli, su futuro equipo al que le marcó el único gol galés de la eliminatoria. Jonathan ya había anotado otro gol en Europa de falta directa contra el Valencia. El Swansea no iba bien en liga y en enero decidieron destituir a Michael Laudrup. Su sustituto fue Gary Monk. El equipo mejoró y finalizó la liga doceavo. En el plano personal, Jonathan marcó 7 goles, en todas las competiciones, siendo el segundo máximo goleador del equipo tras Bony.

Sus buenos años en el Swansea convencieron a Louis Van Gaal. El técnico holandés le convocó para disputar con Holanda los dos partidos preparatorios para el Mundial de Brasil 2014 frente Estonia y Rumania. Jonathan aprovechó su oportunidad. Van Gaal confió en el canadiense para formar parte de la lista de la selección de Holanda para el Mundial. De Guzmán debutó en la Copa del Mundo en la contundente victoria de los holandeses frente a España. Jonathan también disputó minutos en el partido contra Australia. Su selección llegó a semifinales y perdió contra Argentina en penaltis. De Guzmán no jugó ningún partido desde la fase de grupos. Van Gaal le premió con la titularidad en el partido por el tercer y cuarto puesto que Holanda se impuso 0-3 a Brasil.

En agosto de 2014, el Villarreal traspasó al canadiense al SSC Napoli de Rafa Benítez. Jonathan firmó un contrato por cuatro años con el equipo partenopeo. Su debut en la Serie A fue casi el soñado. De Guzmán entró en la segunda parte con el partido empatado a uno y marcó en el descuento el gol de la victoria de su nuevo equipo contra el Genoa. El canadiense se ganó el respeto de la afición en su primer partido de liga. Actualmente, Jonathan alterna el banquillo con la titularidad. Su gran noche con el Napoli llegó en Europa League contra Young Boys. Jonathan demostró su gran pegada marcando su primer hattrick como profesional en la victoria 3-0 en San Paolo. El canadiense lleva sólo unos meses en Italia pero ya ha ganado un título con el Napoli y frente a la temida Juventus. El conjunto partenopeo se impuso en la tanda de penaltis con un salvador Rafael Cabral. Jonathan colaboró en la consecución del título con la asistencia del primer gol de Higuaín.

Jonathan de Guzmán, un jugador que se hizo a sí mismo. Desde muy joven tuvo claro que quería ser futbolista. Lo apostó todo y le ha salido bien. El canadiense ha cumplido su sueño y está triunfado en el mundo del fútbol.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.