Gabriel Omar Amato

Pelo largo. Botas blancas. El primer fichaje de un Mallorca que no sabía todavía si iba a ser de Primera. Gabriel Omar Amato, nació en Mar del Plata un 22 de octubre de 1970. Su fútbol empezó en el Club Atlético Aldosivi, de su ciudad natal. Antes de dar el salto a Europa defendió la camiseta de 5 equipos de la máxima categoría Argentina, entre los que destacan Boca Juniors y River Plate, donde mostró su mejor fútbol al lado del “Príncipe”, Enzo Francescoli. Gaby no jugó más de uno o dos años en cada equipo por el que fichaba en toda su carrera. Eso le permitió vestir la elástica de 15 clubes. No llegó a ser internacional absoluto, pero participó con el combinado de su país en el Torneo Preolímpico Sudamericano sub-23 de 1992.

Su primera aventura en Europa, más concretamente en Alicante en las filas del Hércules fue “un año difícil. No jugué hasta los últimos seis partidos, pero ahí la rompí y me compró el Mallorca”, según el propio jugador, haciendo referencia a que únicamente al final estuvo al nivel que se le presuponía. Se encontraría en su primera y única temporada como bermellón, la 97-98, a quien fuera su entrenador en Huracán, Héctor Cúper. El aprecio mutuo que se tenían y que todavía hoy perdura, se vio reflejado en el verde del Lluís Sitjar. En 1994, Huracán perdió el campeonato en la última jornada, partido en el que Gaby no participó por tener apalabrado su fichaje con River Plate. El entrenador de Santa Fé declaró al finalizar el encuentro: “Si no me hubieran sacado a Amato, salía campeón”.

Delantero corpulento, pero no por ello exento de técnica. Su entrega y sacrificio levantaba al público de cualquier estadio. Veloz y vertical, con buen uno contra uno, regaló tardes de gloria al aficionado Barralet. Nadie olvida la brillante jugada por banda dejando a dos rivales sentados en Mestalla. Final de la Copa del Rey del 98 contra el Barça. No pudo ser. El ítalo-argentino demostró su calidad asistiendo desde línea de fondo a un Stankovic que no falló en el remate. Gol inútil en el resultado, inolvidable para el mallorquinismo.

Indiscutible domingo tras domingo, pichichi de la temporada con 12 goles e idolatrado por la afición, pero como él mismo dijo: “Me hubiera quedado a vivir en Mallorca, pero me fui porque no podía decir que no a la oferta del Rangers. Si decía que no, me mataban: me daban el cuádruple de lo que ganaba.”

En Escocia no pudo demostrar de lo que era capaz y le costó mucho aclimatarse. En el 2000 disfrutó de una breve experiencia en el Gremio de Ronaldinho, del que habló maravillas: “Nunca vi a nadie hacer las cosas que hacía él, salvo Diego. Un pibe buenísimo. Así como lo ves, lo que tiene de feo, lo tiene de bueno.” El mismo año fichó por el Betis en Segunda División y gracias a sus 17 goles, el equipo andaluz volvió a la élite del fútbol español. En 2002 volvió a la División de Plata y estuvo a punto de conseguir otro ascenso anotando 15 goles para el Levante la siguiente temporada. Poco o nada a destacar de su último periplo por España, en el Albacete en primera, donde duró hasta navidad. Entre 2004 y 2006 volvió a la liga argentina a disfrutar de sus últimos años de fútbol en Banfield.

Hoy en día trabaja junto a otros ex jugadores en la formación de talentos con su propia empresa. Jóvenes de entre 12 y 16 años preparándose para dar el salto al fútbol profesional de la mano del ítalo-argentino.

En Argentina se le recuerda por su vida nocturna, “de siete noches salía cinco”, por su enfrentamiento con Ramón Díaz en River, por su irregular paso por Boca e Independiente… En Mallorca se le recuerda por su fútbol. Por su compromiso. Por ser el primer gran delantero de la nueva era Mallorquinista. Por ser un ídolo para el Lluís Sitjar.

Enlaces de interés

- Gabriel Amato – “El fútbol me dio más de lo que yo le dí”

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Gonzalo Mazarrasa dice:

    Bravo! Muy buen articulo recordando a Amato, que como bien dices fue el primer gran delantero de la nueva era del Mallorca tras regresar a 1ª. La verdad es que era de esos delanteros completisimos, tenia regate, fuerza, trabajador, hacia goles. Fue un gran acierto y, lo mencionas al principio, se comprometio con el Mallorca cuando todavia no se sabia si jugaria en 1ª o en 2ª. Un tio valiente que lo hizo muy bien.

    El enlace que has puesto la entrevista es muy buena. Comenta muchisimas cosas muy interesantes y sin morderse la lengua, sobre compañeros, amigos, trayectoria, su etapa en el Mallorca. Muy recomendable, me ha gustado mucho.

  2. Xisco Vich dice:

    Era mi jugador favorito, ojalá el Mallorca pudiera contar para esta temporada con alguien semejante a Gabi Amato.

    Aún recuerdo cuando Amato vino a hacerme una visita al hospital y me regalo su camiseta firmada, fotos, etc. Gabi Si lees este artículo por casualidad, quiero darte las gracias por todo.

    ¡Un saludo!

  3. mikele dice:

    Un ídolo!

  4. Félix dice:

    Mi idolo junto con Zaki y Roa. Un jugador que levantaba al público de sus asientos con sus jugadas, entrega y goles. Lo añoramos.

  5. sqkikcfkrl dice:

    3Gf2nx tlyyjdjbvhhu

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista