Dani García Lara

Daniel García Lara, conocido por todos como Dani, nació en Cerdanyola del Vallés el 22 de diciembre de 1974. A los 12 años firmó por el CF Damm procedente del Montflorit de Cerdanyola, equipo de su infancia. En el Damm, Dani ya destacaba por encima del resto, con un físico privilegiado para su edad y una gran calidad como ariete. La temporada 89-90, el Damm disputó en Madrid el Campeonato de España Cadete. Fue entonces cuando Paco Gento, sorprendido por el descaro de Dani, decide llevárselo al Real Madrid a la edad de 15 años.

Podemos decir que empezó su carrera futbolística profesional en el año 1992 en el Real Madrid B donde le bautizaron como el sucesor de Van Basten ya que fue uno de los delanteros más prometedores del momento, y sus 19 goles marcados durante sus años en el filial blanco hacían presagiar una carrera llena de éxitos. Permaneció tres temporadas en el club blanco, llegando a debutar con el primer equipo un 5 de Febrero de 1994 de la mano de Benito Floro. Tan sólo jugó dos partidos con la primera plantilla que por entonces contaba con delanteros como Zamorano, Raúl, Esnáider y Alfonso, que impedían al joven canterano seguir progresando.

Finalmente, ante la falta de oportunidades en el club de la capital, el Zaragoza consiguió ficharlo en junio de 1995. El Real Madrid, por su parte, se guardó una opción de compra por el jugador que ascendía a 280 millones de las antiguas pesetas. Fue en el club maño, donde comenzamos a ver al futbolista que todos conocemos. Formó dupla en la delantera con otro futuro madridista, Fernando Morientes, y a diferencia de su anterior etapa en el conjunto blanco, aquí si dispuso de oportunidades. Pese a no destacar excesivamente en su faceta goleadora (8 goles en liga), su aportación al equipo fue muy buena ese año y le valió para que Clemente lo incluyera en la lista de la selección sub-21 que afrontó los Juegos Olímpicos de Atlanta 96. Ese primer año en el Zaragoza también se estrenó como goleador en la Recopa de Europa logrando tres tantos antes de caer eliminados a manos del Deportivo en 1/4 de final.

El Real Madrid decide repescar al futbolista la temporada 97-98 haciendo valer la cláusula del contrato anterior, pagando la cantidad de 280 millones de pesetas por el joven futbolista. Ese año debía ser el año en que por fín, Dani explotara como futbolista, pero Jupp Heynckes apenas contó con él y de nuevo una delantera plagada de grandes jugadores (Súker, Mijatovic, Raúl y Morientes) hacen que Dani sólo dispute 87 minutos sin que pueda anotar un solo gol. Ese año Dani debutó en la Liga de Campeones, aunque su presencia fue prácticamente testimonial el año en que el Real Madrid conquistó su séptima Copa de Europa.

Durante el verano de 1998 el Mallorca decide contratar a Dani de la mano de Héctor Cúper. Después de un regreso estelar a primera división la temporada anterior, el conjunto mallorquinista obtuvo una inyección de dinero importante por la venta de sus mejores jugadores (Mena, Valerón, Romero, Iván Campo, Ezquerro y Amato fueron traspasados) y Dani fue la gran apuesta de futuro que hizo el Mallorca para apuntalar su delantera, con la difícil tarea de hacer olvidar al delantero argentino Gabriel Amato.

Dani no tardó en dar muestras de que podía ser el delantero idóneo para el puesto. En su debut oficial en la Supercopa de España logró dos de los tres tantos de aquella final contra el Barcelona a doble partido. Fue el primer título oficial que conseguía el Mallorca y Dani fue el jugador más determinante de esa final a dos partidos. Paradojas del fútbol, quisieron que este barcelonés provocara la primera pañolada del año en Can Barça. Su buena actuación al inicio de esa campaña no pasó desapercibida para el seleccionador español José Antonio Camacho, que lo convocó con la Selección absoluta el 18 de Noviembre de 1998 para un partido amistoso frente a la selección Italiana. En esa convocatoria también debutaría Marcelino, y un ex-mallorquinista, Valerón, que por aquel entonces ya pertenecía al Atlético de Madrid. Dani también participó en algunos encuentros de la fase de clasificación para la Eurocopa de 2000.

En liga, los números de Dani fueron buenos marcando 12 goles, siendo una de las piezas claves en el equipo, que ese año logró quedar 3º en Liga. Esa temporada Dani logró marcar el gol más rápido del Mallorca en Primera División en un partido frente al Oviedo en el Carlos Tartiere a los 19 segundos. Pero si hay algo que todos recordamos de Dani fue sin duda su gol en la final de la Recopa de Europa. Ese gol que suponía el empate momentáneo ante la Lazio de Eriksson, quizás uno de los goles más importantes en la historia del club, un gol que ilusionó a todos los mallorquinistas, un gol que finalmente no sirvió para alzarse con la Recopa, pero que quedará en nuestras retinas para siempre.

A parte de sus goles en Liga (12), también marcó 2 más en Copa y un total de 4 en la Recopa de Europa contando el ya mencionado de la Final. Fue el mejor año de Dani en su carrera deportiva y fueron númerosos los equipos que se interesaron por él, entre ellos el Deportivo, el Valencia y el Barcelona. Van Gaal se mostró muy interesado en el futbolista catalán, y Dani se dejó querer por el club de la ciudad condal. Su intención era clara, regresar a su ciudad para alcanzar la plenitud como futbolista y triunfar en un equipo grande como el FC Barcelona. El conjunto presidido por Josep Lluís Nuñez pagó 2500 millones de pesetas por su traspaso.

Era la segunda oportunidad que tenía Dani de triunfar en un grande tras su fugaz paso por el Real Madrid. En su primer año no decepcionó y si bien no fue titular indiscutible, participó en 27 encuentros logrando marcar 11 goles, poniendo en duda la titularidad de un Kluivert que por aquel entonces era indiscutible en el conjunto barcelonista. Su buena temporada hizo que equipos como la Fiorentina se interesasen por su fichaje a final de temporada. Pero Dani continuó en el FC Barcelona y llegaron sus peores años.

Las siguientes tres temporadas fueron frustrantes para Dani, disputando apenas 30 partidos y anotando únicamente 3 tantos. El delantero catalán no tuvo suerte y padeció repetidas lesiones en el pubis, teniendo que pasando por quirófano. Por si fuera poco en enero de 2002 Dani sufre una fractura en su tobillo derecho durante un entrenamiento. Su última temporada en “Can Barça” fue todo un suplicio para el jugador, al que no le dieron dorsal y obligaron a entrenar en solitario, apartado del resto del equipo. Ante esta situación el Zaragoza consigue la cesión de Dani hasta final de temporada. Los 2 goles que marcó en el conjunto maño no fueron suficientes para que el club decidiera quedarse con el jugador en propiedad.

En la temporada 04-05 ficha por el Espanyol pero de nuevo problemas extradeportivos (no es ningún secreto que no se entendía muy bien con el clan Tamudo), y su inexistente relación con Lotina hacen que el jugador abandone el club libre a final de año. Sus últimos dos años los pasó en el Olimpiakos Griego (dónde gano el título de liga y copa griego) y un fugaz paso en el Denizlispor en la liga turca. Finalmente se retira, disputando sus últimos encuentros de su carrera en el modesto club de tercera división Rayo Majadahonda.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. jose miguel dice:

    yo creo que si se hubiera quedado en el Mallorca algunas temporadas mas hubiera sido un gran jugador y un gran goleador, que pena que se fuer al barcelona para despues no jugar, muchos prefieren el dinero a disfrutar jugando al futbol otro ejemplo como el de dani es ezquerro,aun asi creo q fue un jugador normal eso si gano bastantes titulos.

  2. Enrique dice:

    Qué grande era este jugador!!! como bién ha dixo José Miguel ojala hubiesemos disfrutado más con su juego. nos dió la supercopa de españa, una lástima que su gol no sirviera para conquistar la recopa.

  3. lidita1111 dice:

    Ojalá se hubiese quedado en el Mallorca… Fue un grandísimo jugador para nosotros y lo que más pena me da es como acabó su carrera.
    Nunca olvidaremos los grandes momentos que nos dio!

  4. pitingo dice:

    fue una gran putada q se fuera al barcelona y todo por el dinero, creo que si se hibiese quedado mas temporadas hubiera triunfado marcando mucho mas goles.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista