Constantine GalcaConstantin Gâlcă era un jugador con mucho talento. Desde muy joven empezó a demostrar toda su calidad y potencial para jugar al fútbol de forma profesional. Con tan sólo 19 años ya fichó por un grande de su país, el Steaua București, conocido en España como Steaua de Bucarest. Las buenas actuaciones en el conjunto Roş-Albaștrii, el club con más títulos de Rumania, le sirvieron para que el presidente de un equipo de la Segunda división española se fijara en él para liderar el proyecto de devolver su club a la máxima categoría, ese dirigente era Bartolomé Beltrán. Gâlcă aceptó la propuesta, y llegó a Mallorca para liderar desde el centro del campo el ascenso. El rumano se convirtió en uno de los mejores jugadores de la temporada que acabó con la deseada vuelta a primera del conjunto bermellón. La afición mallorquinista le reclamó que se quedará y siguiera en el club tras el ascenso, pero Gâlcă ya tenía un principio de acuerdo con el RCD Espanyol, equipo con el que continuaría su aventura futbolística por España. El mediocentro le cogió cariño al país porque vivió en la península el resto de sus días como futbolista. Villarreal, Zaragoza, Almería o Gimnàstic de Tarragona fueron los clubs en los que dejó detalles de su calidad. Tras colgar las botas probó suerte como entrenador con el filial del Almería. Su primera experiencia como técnico no fue buena y meses después de hacerse cargo del puesto lo cesaron.

El rumano era un gran mediocentro. Se desenvolvía muy bien en la parte central del campo y disponía de una gran pegada. El chut era su mejor virtud. Su disparo desde media y larga distancia era espectacular. Su zurda es de las mejores que ha habido en la historia del club. En su año en Mallorca, Gâlcă marcó 13 goles, la mayoría haciendo gala de su excelente golpeo de balón. Esos 13 tantos fueron su mejor marca anotadora en una temporada. Unos números dignos de un delantero, pero Gâlcă era medio. El rumano, un espejo en el que fijarse para saber qué debe hacer un mediocentro que desea ayudar al equipo en aspectos ofensivos. Gâlcă no estaba exento de lucha. Era un líder dentro del campo y no tenía problemas en asumir las responsabilidades sobre el césped.

Constantin Gâlcă nació el 8 de marzo de 1972 en Bucarest, Rumania. Desde muy pequeño empezó a destacar sobre el resto de jugadores de su edad. El rumano estaba un peldaño por encima de los demás. Por estas razones, con solo 16 años debutó con el FC Progresul București que militaba en la tercera división rumana. Sus actuaciones en el Progresul no pasaron desapercibidas en su país y tan sólo un año después el FC Argeș Pitești lo fichó. Gâlcă también empezó a destacar en la selección rumana sub21. Su progresión fue muy rápida y pronto recibió ofertas de otros clubs.

galca-constantin-1996Tras dos temporadas en el FC Argeș Pitești, el club más exitoso de Rumanía inició contactos para ficharle. Constantin no se lo pensó dos veces cuando el Steaua București pujó por él. Gâlcă no notó la presión de jugar en un grande y rápidamente se hizo un hueco en el equipo. La primera temporada jugó 26 partidos en con el conjunto Roş-Albaștrii con sólo 19 años. Los buenos partidos de Gâlcă en el Steaua București llamaron la atención del seleccionador rumano. El 22 de Septiembre de 1993, Constantin cumplió uno de sus sueños. El mediocentro debutó con el combinado nacional de Rumanía en un partido amistoso contra Israel. Un año más tarde, llegó la cita más importante del mundo del fútbol, el Mundial. Anghel Iordănescu, que entrenaba en ese momento a Rumanía, decidió contar con Gâlcă para Estados Unidos '94. La selección liderada por Gheorghe Hagi consiguió en ese torneo el mejor resultado en un mundial por parte de Rumanía. El combinado nacional fue primero del grupo A y en octavos se enfrentaron a Argentina que contaba en sus filas con un Maradona que vivía sus últimos partidos con la selección. En ese equipo argentino sus figuras eran 'Burrito' Ortega, Batistuta, Simeone y Redondo. Contra todo pronóstico, Rumanía eliminó en octavos a Argentina con un marcador final de 3-2 con goles de Dumitrescu y Hagi. En cuartos, la selección de Iordănescu cayó en penaltis contra Suecia. Gâlcă no tuvo mucho protagonismo en este campeonato. El entrenador rumano lo utilizó en el partido contra Estados Unidos y contra Argentina en los minutos finales. Después del mundial, Constantin se volvió un fijo en el combinado nacional rumano donde jugó durante doce años. Vistió 68 veces la camiseta de Rumanía y marcó 4 goles, curiosamente todos en los partidos jugados como local en el Stadionul Steaua, donde jugó muchos años como local con el Steaua București. Precisamente en el conjunto Roş-Albaștrii, permaneció dos temporadas más tras Estados Unidos '94. Ganó dos ligas más y una copa rumana y después decidió que era el momento de dejar Rumanía después de haber jugado 148 partidos con el Steaua y haber marcado 24 goles. Gâlcă quería nuevos retos.

Rumanía se le queda pequeña

galca-mallorca-1997Muchos clubs se interesaron por fichar a Constantin. La UD Las Palmas tomó la delantera para contratar al rumano. Todo hacía indicar que Gran Canaria iba a ser la isla que iba a disfrutar de Gâlcă. El jugador del Steaua tenía apalabrado su fichaje por la Unión Deportiva pero no se había firmado ningún contrato. El Mallorca buscaba jugadores franquicia sobre los que volver a construir un equipo para regresar a la máxima categoría. Bartolome Beltrán sabía que si conseguía fichar al internacional rumano el ascenso estaba un poco más cerca. Mientras el Las Palmas enviaba notas a los medios anunciando la contratación de Constantin, el doctor Beltrán envió un emisario a Bucarest para conseguir que Gâlcă fichara por el Mallorca. La jugada salió perfecta y en el verano del 1996 el jugador rumano firmó por el conjunto bermellón para lograr el ansiado regreso a Primera.

Desde el primer momento, Constantin enamoró a la afición mallorquinista. Formó con 'Chichi' Soler una de las mejores parejas en el centro del campo que se recuerda en la isla. El Mallorca realizó una excelente campaña liderados por el rumano que asumió la presión del ascenso. Gâlcă dejó goles de ensueño gracias al excelente golpeo que tenía en su pierna izquierda. Finalizó la temporada con 13 goles. Tras otra promoción contra el Rayo Vallecano, finalmente, esta vez sí, el Mallorca regresó a la máxima categoría del fútbol español. Las peticiones a gritos de la afición para que Gâlcă siguiera en la isla tras el ascenso no evitaron que el rumano fichara por el Espanyol, equipo con quien ya tenía acordado su fichaje.

Lejos de Mallorca, a seguir triunfando

El mediocentro rumano cambió Mallorca por Barcelona. El proyecto del Espanyol le pareció más atractivo a Constantin. Enseguida se hizo un sitio en el once titular. Gâlcă no gozó de tanta llegada en el conjunto perico, sus cifras goleadoras se vieron reducidas en el Espanyol. En una temporada como bermellón marcó 13 goles, en cuatro temporadas como blanquiazul anotó 15 tantos en liga. El rumano, a pesar de ser un fijo en el once y haberse ganado el cariño del mallorquinismo, no conquistó los corazones de los aficionados pericos. Ciertos sectores le reprochaban su frialdad tanto dentro como fuera del campo.

Trotamundos por España

galca_rcd_espanyolTras cuatro temporadas en la ciudad condal dejó el Espanyol y fichó por el Villarreal. Con 29 años se embarcó en el proyecto del submarino amarillo donde jugaba su compatriota, Craioveanu, y con el mítico delantero argentino, Martín Palermo. Constantin, como venía siendo habitual, se ganó la confianza de su nuevo entrenador, Víctor Muñoz. La primera temporada jugó 36 partidos, pero sólo marcó un gol. El año siguiente las cosas se torcieron para Gâlcă. La segunda temporada en Villarreal jugó solo tres partidos. Constantin ya no contaba en el submarino amarillo y en el mercado de invierno decidieron cederlo al Zaragoza que había bajado a segunda el año anterior y quería al rumano para volver a Primera. En la capital aragonesa Gâlcă volvió a ser importante y al final de la temporada el club maño consiguió el objetivo del ascenso, segundo ascenso a la máxima categoría. El mediocentro disputó 24 pero se volvió a quedar sin marcar. En el Real Zaragoza compartió vestuario con Yordi, delantero que más tarde jugó en el Mallorca, y con el actual entrenador del Rayo Vallecano, Paco Jémez.

En el mercado de invierno de la siguiente temporada, el Almería decidió ficharlo para conseguir el ascenso a Primera, una especialidad del rumano, pero en el equipo andaluz no alcanzó el objetivo, precisamente el año siguiente a la marcha de Gâlcă, el conjunto almeriense regresó a la máxima categoría. Constantin estuvo tres años en el conjunto almeriense. En cada temporada fue aumentando su participación como rojiblanco, en su última temporada en la UD Almería llegó a jugar hasta 40 partidos, todos de forma completa, excepto uno que abandonó antes por expulsión. El rumano marcó dos goles. Este último año le permitió regresar a la selección tras tres años de ausencia, pero habiendo participado en dos mundiales, Estados Unidos '94 y Francia '98, y dos eurocopas, Inglaterra '96 y Bélgica y Holanda 2000, y siendo un histórico del mejor combinado nacional de la historia de Rumanía.

Retirada y paso a los banquillos

galca-almeria-bCon 34 años firmó por el Nàstic de Tarragona pero las lesiones impidieron el debut de Constantin en el club catalán. Tras una temporada sin jugar, Gâlcă decidió colgar las botas después de una carrera de éxito. El rumano se quedó viviendo en España y se sacó el carnet de entrenador con el objetivo de seguir vinculado al mundo del fútbol desde los banquillos.

El Almería decidió ficharlo para ser el entrenador del filial, pero a mitad de temporada lo cesaron por los malos resultados.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Juan Soria Charneco via Facebook dice:

    Todavía lo recuerdo gritando como un loco en el autocar delante del Consolat el día del ascenso

  2. nestor vivas dice:

    Vivi en Constanti varios años cuando trabajaba en La Plana. El Ginnastic estaba en 1ra. Luego vuelvo a mi Argentina y no supe nada de ese club. Envíenme noticias vaya creciendo futbolisticamente.Gracias.

  3. nestor vivas dice:

    Favor de enviarme para el recuerdo el escudo ó el escharpe ó alguna ca misa del Ginnastic.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies