Álvaro Cervera DíazDelantero desequilibrante y profundo, de aquellos extremos que hoy se denominan "de la vieja escuela" pero que predominaron en el fútbol de los 80' y 90', Álvaro Cervera Díaz dejó un grato recuerdo en la isla, si bien es cierto que por su calidad siempre apuntó a más de lo que finalmente ofreció, y fue clave en una de las etapas más bonitas de la historia del Mallorca.

Fue en el Valencia donde terminó de hacerse un nombre, aunque es en Santander -jugó en dos etapas en el Racing- donde más se le aprecia, recordado como aquel extremo capaz de hacer un roto a cualquiera, lo que le permitió incluso llegar a la selección española. Lo hizo, por cierto, vistiendo la camiseta bermellona.

Álvaro Cervera nació un 20 de septiembre de 1965. Lo hizo en otra isla, la de Fernando Poo, capital de la antigua Guinea Española (hoy Guinea Ecuatorial), un país, curiosamente, bastante ligado al Mallorca. Tras pasar por Santa Cruz de Tenerife, a los 15 años desembarcó en Cantabria, donde terminaría de formarse como el buen futbolista que después fue.

Después de brillar en el equipo juvenil del Atlético Perinés, donde llegó a ser preseleccionador por la selección española juvenil, pasó a formar parte del Rayo Cantabria, filial del Racing de Santander. Sólo un año después, ya formaba parte del primer equipo.

La historia de su debut en Primera División fue ciertamente curiosa. El 9 de septiembre de 1984 se produjo una huelga de futbolistas -como puede verse, lo de este año no es nada nuevo, por mucho bombo que se le dé-, y los clubes, que decidieron jugar sus correspondientes encuentros, tuvieron que tirar de los futbolistas no profesionales, los que tuvieran ficha com el filial, vamos. Así, Álvaro Cervera disputó su primer encuentra en la elite futbolística en aquella fecha, en el José Zorrilla de Valladolid, cuando aún tenía 18 años. Esa misma temporada disputaría un encuentro más, en un choque que enfrentó al Racing de Santander con el Barcelona, el 21 de abril de 1985.

La siguiente temporada tampocó disfrutó de muchas oportunidades. Seis partidos llegaría a disputar; sólo uno como titular. Sí fue mejor la campaña 86/87, aunque sólo a nivel personal, pues pese a que llegó a disputar 26 partidos, casi todos ellos como titular, y logró cinco tantos, el Racing de Santander se vio abocado al descenso.

Luces y sombras en el Mallorca

Precisamente ese descenso fue lo que propició que Álvaro llegara, en el verano de 1987, a la isla. Su primera campaña como bermellón fue más bien discreta. Pese a que fue titular en 23 encuentros y participó en otros 7, sólo fue capaz de lograr dos tantos y no terminó de ofrecer lo que se esperaba de su fichaje, siendo incapaz de evitar el descenso del equipo.

Sin embargo, el delantero decidió continuar en el Mallorca en la categoría de plata, y ahí sí explotó. Titular indiscutible, logró seis tantos y varias asistencias convirtiéndose en pieza clave del nuevo ascenso bermellón.  Sin embargo, su fuerte carácter también le provocó algún que otro disgusto, sobre todo en forma de expulsión.

Con el regreso del equipo a Primera Álvaro continuó siendo titular. La campaña 89-90 fue quizá la mejor del delantero con la camiseta del Mallorca, aunque sólo lograra un tanto. Sin embargo, las lesiones y más de un encontronazo con Serra Ferrer, entonces entrenador de los bermellones, impidieron que en la 90-91 ese buen momento tuviera continuidad. En la final de Copa ante el Atlético de Madrid, de hecho, fue suplente, aunque su entrada en el segundo acto mejoró la imagen del Mallorca, e incluso gozó de alguna oportunidad para adelantar a los suyos.

Después de ese verano de 1991 Álvaro Cervera fue convocado por primera vez por la selección española. Debutó en un encuentro disputado el 4 de septiembre en el Carlos Tartiera ante Uruguay, partido que España se llevó por dos tantos a uno. En total, el cántabro –como él ha asegurado que se siente en más de una ocasión- llegó a ser citado con la nacional hasta en cuatro ocasiones, aunque sin lograr ningún tanto.

La 91-92 iba a ser su última campaña con la camiseta bermellona. En su línea, alternó titularidades con suplencias, un único tanto pero varias asistencias, y un nivel de juego que le valió para, pese a no poder evitar un nuevo descenso del Mallorca, asegurarse un buen contrato la temporada siguiente. En total, 139 partidos en la isla, 10 goles, y la sensación de que se había disfrutado de un muy buen futbolista que, sin embargo, podría haber dado más de lo que dio.

Nada menos que el Valencia fue su próximo destino. En el equipo che estuvo durante tres campañas y, aunque nunca llegó a convertirse en titular indiscutible, simpre rindió a un gran nivel, sirviendo como gran acompañante de delanteros de la talla de Mijatovic, Penev o Eloy. Fueron quizá sus mejores años en Primera División, aunque sus registros no digan lo mismo. Cinco goles en tres campañas parecen un pobre bagaje; sin embargo, sus internadas por banda y sus asistencias siguen siendo recordadas en Mestalla.

En el verano de 1995 cambió la camiseta del Valencia por la del Racing de Santander, "su" Racing. Sin embargo, sus continuas lesiones –algo normal por otro lado habida cuenta su edad, 30 años, y su estilo, basado en la velocidad y la potencia- le privaron de ofrecer en su tierra su mejor versión. Dos temporadas duró en el conjunto cántabro -en las que, por cierto, coincidió ya con Munitis- contribuyendo a la salvación del equipo.

Pero tras aquel periplo Álvaro decidió que se había terminado su etapa en Primera, aunque no así en el fútbol español. Siguió jugando durante cuatro temporadas más en equipos de Segunda y Segunda B. Por orden, Hércules, Águilas, Almería, San Fernando y Ontinyent –donde colgaría las botas en 2001- fueron sus siguientes equipos.

Carrera como entrenador

Al año siguiente de abandonar la práctica del fútbol Álvaro Cervera pasó a los banquillos. Después de pasar por varios equipos de Tercera como el Catarroja, donde se inició, el filial del Villarreal o el Almansa, en la Segunda B con el Alicante, Cultural Leonesa, Jaén y Real Irún, esta temporada le ha llegado la oportunidad de entrenar en Segunda División.

Ha sido el Recreativo de Huelva, en un nuevo proyecto para regresar a la máxima categoría, quien le ha permitido dar otro salto en su carrera como técnico. Ahí, por cierto, tiene a sus órdenes a los baleares Sergi Enrich y Ximo.

Veremos si su trayectoria como entrenador es, por lo menos, tan brillante como la que vivió como futbolista, una trayectoria en la que únicamente las lesiones y la falta de gol le privaron de gozar de una mejor fama, fama que tenía más que ganada habida cuenta de sus registros: más de 230 encuentros en la élite, e internacional absoluto. No es cualquiera que pueda acreditar esos datos.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Ramis dice:

    ¿Alguien sabe que tal lo hacen Ximo y Sergi en el Recre?

    De Ximo se que dio una asistencia el otro día, pero no se si están dejando buenas sensaciones o no.

  2. SaRuMaN dice:

    Espero que le vaya bien en el Recre como entrenador, quién sabe, tal vez algún día venga a dirigir al Mallorca.

    Enhorabuena por el artículo, lo recomendaré.

  3. Joseph dice:

    Xisco, Ximo pese a su juventud no lo está haciendo del todo mal, tiene garra, no da un balón por perdido, tiene llegada por la banda, pero tiene algo que mejorar cuando intentan desbordarle y a veces pierde la posición en velocidad, tal vez sea algo que debería de pulir puesto que pretende anticiparse con decisión pero sin fortuna. Sergi, ha aparecido en contadas ocasiones, se le ve maneras. Concluyendo, que son 2 jugadores aptos e interesantes, y con un buen maestro se les pueden sacar muchísimo partido. Saludos.

  4. Xisco Ramis dice:

    Gracias Joseph

  5. RCD Mallorca | PES Classic Stats dice:

    […] Cervera […]

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies