Luis Aragonés

Es difícil condensar en un artículo la figura de Luis Aragonés, como jugador todo el mundo asegura que era buenísimo. Como entrenador estamos seguros, pese a que su talante con la prensa y su carácter polémico le hayan granjeado una mala imagen que dificulta el enorme reconocimiento que merece su figura. Una personalidad increíble que ha estado vinculado al fútbol desde su niñez hasta sus actuales 72 años. Un entrenador capaz de pelearse con periodistas, pero también con presidentes y jugadores, que no le tembló la mano para no contar con Romario en Valencia, dejar de convocar a Raúl en la Selección o agarrar de la pechera a Eto’o en mitad de un partido. Sin duda alguna es de los mejores entrenadores que ha dado este país y el Mallorca tuvo el privilegio de contar con sus servicios en dos ocasiones. Aunque, como en su figura, su marcha resulta polémica e incómoda. Y es que así era el Sabio de Hortaleza. ¿Quién mejor para recibir aquel dicho de Genio y Figura?

Luis debutó como jugador en Primera División con el Oviedo el 11 de diciembre de 1960 en el Estadio Luis Sitjar contra el Real Mallorca, partido que ganaron los isleños por 1-0. Resultó ser un centrocampista de enorme conducción de balón y con una gran dosis organizativa amen de un poderoso disparo. Así lo atestiguan sus 160 goles en la máxima categoria (una cifra bestial para un centrocampista) que incluso le valieron para conquistar el trofeo Pichichi en 1970.

Se formó en la cantera del Real Madrid pero nunca llegó a debutar con los blancos y tuvo que buscarse la vida en forma de cesiones por varios conjuntos. Hasta que recaló en el Betis y comenzó a mostrar sus credenciales con tres brillantes campañas en Sevilla, algo que le valió el fichaje por el que se convertiría en el club de su vida, el Atlético de Madrid. Allí consiguió sus mayores éxitos como futbolista, conseguiría 3 títulos de Liga y 2 Copas del Rey, además del mencionado Pichichi y alcanzaría la mítica final de la Copa de Europa del 74, en la que se impuso el Bayern de Múnich en el partido de desempate (Luis había anotado el tanto en el primer partido que finalizó con empate a uno). Como curiosidad decir que en el banquillo rojiblanco se sentaba otro ídolo de la afición bermellona, el técnico Juan Carlos Lorenzo.

El ‘Atleti’, el club de su vida

Al año siguiente, Aragonés colgó las botas pese a iniciar la temporada, pero prácticamente de manera inmediata le ofrecieron ser el entrenador del equipo tras el cese de Lorenzo. Pronto demostró su sabiduría, proclamándose campeón de la Copa Intercontinental en 1975 (único equipo que la ha ganado sin haberlo sido en su continente), de la Copa del Rey del 76 y la Liga al año siguiente.

Con los rojiblancos permanecería hasta 1980 con algunas interrupciones. En 1981 se sentaría en el banquillo de su otro gran club en su etapa como futbolista, el Betis, en la primera jornada. Del 82 al 87 volvería a dirigir al Atlético de Madrid y a conducirlo al éxito, logrando una nueva Copa del Rey y otra Supercopa.

Luis Aragones como futbolista

Muchos equipos, muchos éxitos

En 1987 se sentaría en el banquillo del FC Barcelona, tras la destitución de Terry Venables. Consiguió recuperar a los catalanes de un mal inicio de temporada y consiguiendo la Copa del Rey. Tras un paso por el Espanyol (1990-91), regresó al Atlético, en su tercera etapa, logrando la Copa del Rey de 1992, derrotando al Real Madrid en el Santiago Bernabéu por 0-2.

Hasta que inició un nuevo tour por otros equipos. Estuvo dos buenos años en el Sevilla (1993-95) al que consiguió meter en Europa en aquellas dos temporadas; otros dos en el Valencia (1995-97) con un subcampeonato liguero en su primera campaña; un paso por el Betis que acaba bastante peleado con Lopera rescindiendo el contrato en 1998; otra campaña en el Oviedo al que consigue salvar a costa de Betis, Sevilla y Atlético de Madrid; hasta su primera llegada al Real Mallorca.

Su paso por el RCD Mallorca y sus marchas de la Isla

Al final de la temporada 1999/2000, el RCD Mallorca vio la opción de contratar a Luis Aragonés y no lo dudo. Rescindió el contrato de Fernando Vázquez al que le quedaba un año, pese a que el gallego no había hecho mala campaña (cogió el equipo penúltimo y lo dejó décimo, siempre cerca de puestos UEFA, llegó hasta cuartos de final de dicha competición eliminando a Ajax y Mónaco entre otros e hizo debutar a bastantes canteranos destacando Diego Tristán, Álvaro Novo, Dani Güiza o Riera).

Luis Aragonés en el RCD MallorcaLa contratación de Luis fue todo un acierto. Pese a bajas importantes como la del propio Diego Tristán, Lauren o Jovan Stankovic en enero, Luis conjuntó un equipo magnífico, sacó lo mejor de cada jugador y sin apenas fichajes (Marcos que venía de 2ª, la vuelta de Luque de su cesión en el Málaga y sobretodo Finidi al que había entrenado al Betis) logró que el equipo practicase un juego vistoso y eficaz que le valió para finalizar en 3ª posición, igualando la mejor clasificación histórica del Mallorca. Como anécdota de su paso, se recuerda siempre, el agarrar de la pechera a Samuel Eto’o tras sustituirle en un encuentro en la Romareda. Desde entonces el camerunés asegura que “el abuelo”, es el mejor entrenador que ha tenido nunca. Pero, pese a que el Mallorca le ofreció la renovación y le ofrecía la posibilidad de disputar la Champions League, Luis tenía claro cuál iba a ser su siguiente desafío: rescatar al Atlético de Madrid del ‘Infierno’ de Segunda División. Al final, no aceptó la renovación que le ofrecían y emprendió rumbo al Manzanares para dirigir su cuarta etapa, esta vez, empezando en la categoría de plata.

Por supuesto que logró el ascenso y también comenzó ese regreso del ‘Atleti’ a Primera, pero el equipo no rinde igual, se encuentra alejado de Europa todo el año y acaba peleándose con Jesús Gil que le rescinde el contrato al finalizar la Liga. La temporada 2003-04 permanece a la espera de algún banquillo, hasta que el Mallorca destituye al portugués Jaime Pacheco. Luis Aragonés es el elegido para sustituirle, e incluso Eto’o le llama para animarle a regresar al Mallorca. La temporada tras muchos altibajos, y tras mucho tiempo cerca del descenso concluye en 11ª posición, además de alcanzar los octavos de final en la Copa de la UEFA. El Mallorca le renueva, consciente que con tiempo Aragonés montará un equipo de categoría. Decide renovar a Nadal con 36 años o a ‘Petete’ Correa que se perderá la primera vuelta por una sanción de dopaje… hasta que la pésima Eurocopa de 2004 provoca la marcha de Iñaki Sáez como seleccionador Nacional. La prensa pide a Luis… y Luis parece que quiere aceptar.

Al frente de la Selección

Luis Aragonés levantando la EurocopaPese a tener contrato en vigor, Luis acaba estirando la cuerda y el Mallorca asume que aceptará el cargo y no podrá impedirle que se marche. Segunda marcha de Luis, esta aún más dolorosa porque era con contrato firmado y con decisiones tomadas a mitad de julio. El Mallorca debe cambiar sus planes a mitad de verano y esto casi da de bruces con el equipo en Segunda División. Mientras tanto Luis comienza su andadura con España. Recoge una Selección destrozada y deprimida tras su enésimo varapalo en una fase final (en esa ocasión ni en cuartos, en primera fase) y comienza a construir un equipo a su medida. Así llega el Mundial de 2006, donde tras una primera fase muy brillante, es eliminada en octavos de final por una veterana Francia. Luis había renovado hasta la Eurocopa, pese a que cierto sector de la prensa le critica. Las dudas se recrudecen tras un mal inicio con derrota en Irlanda del Norte, y aún más, con otra en Suecia, esta cuando decide prescindir de Raúl. La no convocatoria del jugador del Real Madrid será un foco discrepante en toda esta etapa. La prensa (mayoritariamente madridista) no perdona que su capitán no entre en los planes, la presión es constante y Luis no encuentra apoyo ni siquiera en la Federación. Por lo tanto decide volcarse de puertas adentro. La clasificación concluye brillantemente con España como primera, practicando un gran juego y se vence en amistosos a Selecciones del tamaño de Argentina o Inglaterra. Aun así la critica a Luis será constante. Algo que solo conseguirá callar (y ni siquiera) cuando la Selección fabricada por él se proclama Campeona de Europa y siente las bases para futuros éxitos.

Luis Aragonés en el FenerbahçePese a su indudable éxito, la Federación no le renueva y Luis decide marchar a entrenar a Turquía, donde no tendrá la misma suerte dirigiendo al Fenerbahce. Desde hace un año, y pese a rumores que le vincularon al Sevilla, a la Selección de Portugal o incluso una nueva vuelta al Atlético de Madrid, no ha vuelto a dirigir a nadie.

Esta es la figura del ‘Sabio de Hortaleza’. El entrenador que más ha partidos ha dirigido en la Liga española, con un gran palmarés, el primer hombre que logró espantar los fantasmas de la Selección Española y que también agrandó a un club como el RCD Mallorca.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Diego dice:

    Muy buen articulo

  2. Gonzalo Mazarrasa dice:

    Gracias Diego.

  3. Juanjo dice:

    Me ha encantado en serio. enhorabuena.

  4. ¿Con qué entrenador te quedas desde el último ascenso? » RCDM dice:

    [...] Luis Aragonés [...]

  5. Jugadores de ayer y hoy: Albert Riera » RCDM.es dice:

    [...] Luis Aragonés sabía que había un gran futuro en ese joven de Manacor y con 19 años lo hizo debutar en el primer equipo en un partido contra el Racing de Santander. Le bastaron tres partidos en Primera División para estrenarse como goleador contra el Rayo Vallecano. A pesar de que eran evidentes sus cualidades, el Mallorca decidió ir despacio con él y la temporada siguiente alternó el filial con el primer equipo, con el que debutó en UEFA, torneo donde brillaría en el futuro. La temporada 02/03 fue la consolidación de Riera en el Mallorca. El manacorense se hizo un hueco en el once y jugó 35 partidos. Marcó 4 goles ese año y formó parte del equipo titular que consiguió el gran título de la historia del club. Manzano le incluyó en el once contra el Recreativo de Huelva en la final de la Copa del Rey en Elche. Su tremenda progresión no pasó desapercibida y muchos clubes empezaron a preguntar por él. [...]

  6. Ha muerto Luís Aragonés | RCDM.es dice:

    [...] En RCDM.es podéis encontrar una breve pero completa biografía del Sabio de Hortaleza, con especial mención a su paso por el Mallorca (Entrenadores míticos: Luis Aragonés). [...]

  7. Hasta siempre, Luis. | RCDM.es dice:

    [...] mañana, el mundo del fútbol despertaba con una herida profunda e irreparable. Nos ha dejado Luis Aragonés, posiblemente el mejor entrenador español de la historia, y una persona que dejaba una gran huella [...]

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista