José Luis Saso

Hablar de José Luis Saso en Valladolid son palabras mayores, ya que fue jugador, entrenador, secretario técnico, directivo y presidente del conjunto pucelano a lo largo de diversas etapas en su vida. Pero el madrileño también pasó por el Mallorca y sería justo dotarle del reconocimiento en el equipo balear, en el que estuvo entrenando durante seis campañas. De hecho, tras los ilustres nombres de Serra Ferrer, Héctor Cúper, Luis Aragonés y Gregorio Manzano, es el quinto técnico que más partidos ha dirigido a los mallorquines en Primera. Y eso que nunca dirigió al equipo en campañas completas. Siempre fue llamado con la liga comenzada, o no logró terminarla por diferentes motivos.

Como jugador, fue un brillante guardameta, formado en la cantera del Real Madrid pero que debutó en la máxima categoría con la camiseta de uno de los eternos rivales, el Atlético. Poco después se produjo su fichaje por el que sería el equipo de su vida, el Valladolid, y coincidió con la época dorada de los vallisoletanos, cuajando una década muy meritoria, manteniéndose en primera y alcanzando la final de Copa de 1950 en la que fueron derrotados por el Athletic de Bilbao.

Nada más colgar los guantes, Saso se convirtió en el técnico del equipo, algo que ocurriría en cuatro etapas diferentes (1957-60, 1969-70, 1976-77 y 1992-93), consiguiendo dos ascensos a primera en el 59 y en el 93. También ocupó la presidencia, la secretaria técnica y fue directivo desde 1993 hasta su fallecimiento en 2006. Toda una institución en el equipo castellano, cuyo nombre figura en los campos anexos de Zorrilla y que incluso desde algunos lugares se ha pedido que se le otorgue el nombre de una calle de la ciudad.

[adsense]

Su carrera como entrenador, también estuvo vinculada al Mallorca durante seis campañas, aunque con la curiosidad que nunca llegó a completar ninguna. Fue el elegido para dirigir al equipo en Primera en 1960, tras el cese de Juan Carlos Lorenzo, artífice del ascenso desde tercera los años anteriores, pero al que se creía demasiado joven e inexperto para la Primera división. Saso no decepcionó y consiguió la permanencia en ese primer año en la división de honor aunque no fue renovado. Al año siguiente, empezó la campaña el alicantino Satur Grech, pero a mitad de temporada fue destituido y la confianza volvió a recaer en José Luis Saso, que nuevamente salvó al equipo. Para la campaña 1962-63, se decidió apostar por él desde el principio, en vez de tener que recurrir en vía de urgencia con la liga empezada. Además, algo que ya había ocurrido en Valladolid, Saso tenia ojo para los fichajes y con su presencia en el banquillo se apostó por reforzar el equipo con muchos jugadores sudamericanos, sobretodo de Argentina y de Uruguay. Sin embargo esa campaña de 1963, el Mallorca perdió la categoría y Saso no finalizaría la temporada al frente de los bermellones, viéndose incapaz de lograr el objetivo.

Ocho años después, en 1970, volvería a dirigir al Mallorca que estaba en Segunda división. Pese a una palpable crisis económica, el equipo bermellón era uno de los máximos favoritos para conseguir el ascenso, contaba con una plantilla destacada y la presencia de Saso en el banquillo era una garantía. Pero el equipo no respondió y terminó en mitad de la tabla sin acercarse al ascenso. Saso no acabó la campaña al frente del equipo siendo reemplazado por el argentino Juan Carlos Forneris. En la siguiente temporada, 1971-72, el equipo nuevamente, sufrió un mal inicio, habían pasado ya varios entrenadores por el banquillo, y se decidió volver a llamar a José Luis Saso, curiosamente para sustituir a su sustituto, Forneris. Pese a mejorar algo fue demasiado lastre que impidió poder pelear por subir a primera. Aun así se le otorgó confianza para iniciar la campaña siguiente, con el claro objetivo del ascenso, pero el equipo no terminó de arrancar y en enero de 1973, el Mallorca le cesó. Una pena, porque fue un entrenador bastante precursor en algunos aspectos, dando gran importancia a la preparación física de los jugadores, de los primeros en interesarse en conocer mercados extranjeros para reforzar sus planteles y amante de un futbol de toque, desarrollado por una plantilla preparada para ello.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies