Hoy en el Diario de Mallorca se ha publicado una noticia bastante preocupante, sólo nos faltaba esto.

El Banco de Valencia ha demandado al Mallorca por una deuda de 3,5 millones de euros. El banco prestó en 2006 unos 2,5 millones a Binipuntiró, y éste se los dejó a la entidad presidida por Vicente Grande para poder fichar al atacante argentino Pisculichi. El club ha ido devolviendo en tres años esa cantidad, y actualmente quedan por pagar 879.000 euros.

El préstamo incluía una cláusula que obligaba al Mallorca a pagar 2,7 millones de euros al banco en caso de que Pisculichi fuera traspasado a un tercer equipo sin pedir la autorización a la entidad bancaria. El argentino fue traspasado en el mercado de invierno por 3,6 millones al Al Arabí de Qatar y en el Real Mallorca se defiende que cumplieron con la solicitud de la autorización. En el club rojillo comentan que "ahora nos exigen esa cantidad porque dicen que no les comunicamos el traspaso, pero es falso. Lo hicimos y lo podemos documentar", señalaron ayer en Diario de Mallorca una fuente del Mallorca.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.