El pasado jueves 29 de septiembre, Maheta Molango visitó el Cercle d’Economia de Mallorca. En dicha conferencia pasó a analizar el proyecto que encabeza Robert Sarver. Así, pasó a explicar la estructura de ingresos y gastos, las innovaciones realizadas y las campañas de captación de socios.

Un año antes, en julio de 2015, vino el Sr. Claassen al mismo Cercle a explicar su proyecto. En esa reunión, trató de convencer a los asistentes del cambio de orientación del campo. Y, les prometió un proyecto a largo plazo que comulgara con los valores europeos. Su explicación también se centró en la combinación de Mallorca, como destino turístico de referencia con el deporte más famoso del mundo, el fútbol.

Dos conferencias, en el mismo lugar y ante el mismo auditorio. Y, sin embargo fueron como una gota de agua y otra de aceite. En la primera conferencia, la del alemán, todo parecía perfecto, un mundo ideal. Una idea me vino a la cabeza, una expresión que usamos en Mallorca: “El veus venir d’enfora”. La segunda, en cambio, no se centró en aspectos deportivos, sino en temas estructurales, de inversión y del proyecto empresarial del cual el suizo es representante, con humildad y con los pies en el suelo.

Seguridad, grandes dotes de oratoria y sin leer ningún papel. Molango hizo su trabajo. Y lo hizo bien. Demostró que esta gente si que va enserio. Y, pese a que su única flaqueza fue el asunto del Lluís Sitjar, donde denotó cierta incertidumbre. En aspectos generales, conquistó al público asistente, socios del Cercle, aficionados y periodistas.

Y la reflexión anterior surge como consecuencia a estos años convulsos que hemos pasado. Me remito a Cerdà, Serra Ferrer, Nando Pons, Grande y compañía. Años y años donde el aspecto institucional estaba tocado, muy tocado. Seguramente tenemos memoria de pez y no nos acordamos. Seguramente pensamos en la jugada del domingo donde no metimos gol. Seguramente, las campañas de captación de socios en la Part Forana no nos importan, pero van sentando las bases para un proyecto a largo plazo. El Mallorca puede perder este domingo. Muy probablemente no meteremos un gol. Pero este proyecto seguirá adelante. Esto va para largo. Barralets, ahora sí es nuestro momento!

Las comparaciones son odiosas, pero me permitiréis que añada que el proyecto del alemán era una gota de aceite, más bien diría de vinagre. Mientras que éste, almenos es de agua. El tiempo dirá si el agua llega al río.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Vich dice:

    Molango tiene mi confianza. Espero que en los próximos años las cosas mejoren.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies