Este lunes se emitió en IB3 un exhaustivo documental sobre el Lluís Sitjar. Fue una noche en que los mallorquinistas pudimos recordar - o imaginar, los más jóvenes - todos los mágicos momentos vividos en nuestro añorado templo bermellón. Este hecho, a algunos, nos hizo confrontar el antiguo recinto con el actual, y si las comparaciones son odiosas, esta se lleva la palma.

El Lluís Sitjar era un campo acogedor y familiar, donde se respiraba pasión por el fútbol. Son Moix en cambio, es frío, silencioso e inhóspito. ¿Pero es el cambio de feudo el único motivo del descenso de la pasión mallorquinista?

No son pocas las veces en que he oído que el Lluís Sitjar siempre estaba lleno, aunque no me consta que fuera así. Es verdad que ha habido llenazos históricos, incluso con gente utilizando la torre eléctrica como una localidad más. Pero generalmente no era así. Ahora bien, la impresión que daba, al ser un recinto tan concentrado, era muy diferente a la que puede dar Son Moix con el mismo número de asistentes.

Si bien es verdad que la pasión por el Mallorca parece haberse diluido con el paso de los años.  ¿A qué puede deberse eso?, ¿se trata de temas económicos, sociales...?, ¿o quizás es todo culpa de las televisiones y los horarios? Es verdad que vivimos en una época de crisis económica. También es verdad que antes las ofertas de ocio no eran tan extensas, y por eso ir al fútbol era una primera opción para muchos. Los horarios son abominables, y ver el fútbol por la tele es más barato y más cómodo. Ahora bien, esto no pasa en toda España, ya que somos una de las peores aficiones del país. La sociedad mallorquina quizás no sea demasiado futbolera, ni demasiado pasional, pero eso no es en absoluto un punto negativo, ya que cada colectivo tiene su manera particular de ser.

La primera etapa de Cúper fue algo impresionante, lo que hizo que mucha gente se enganchara. Pero más tarde, el hecho de estar luchando por no descender, todos los líos institucionales, y ser un club tan vendedor, ha producido que mucha gente piense que ser mallorquinista no vale la pena. Está claro que es más fácil ser del Madrid o del Barça, pero ellos nunca podrán disfrutar de la alegría de un ascenso, o de salvar la categoría agónicamente en la última jornada liguera. Quizás no valoremos lo que tenemos, permanecer en Primera División durante tantos años tiene un mérito tremendo. Puede que no despertemos hasta ver al Mallorca en Segunda. Tal vez luego con un nuevo ascenso se reactivara la afición, o tal vez sea entonces demasiado tarde. No olvidemos que si el club pierde la categoría se antojaría muy difícil la supervivencia económica.

¿Qué hacer entonces para recuperar a la afición mallorquinista? Es un tema realmente complejo, y seguramente no haya una solución única. Cosas que pueden ayudar: bajar el precio de los abonos; realizar fichajes ilusionantes, como Gio; promover el mallorquinismo por todos los pueblos de la isla; acabar con cierto bipartidismo radical en algunos periodistas, algunos de ellos parece que sólo sepan hablar mal del club; intentar conservar a los buenos jugadores para que la gente se identifique con ellos; etc.

¿Entonces que hay del estadio? Físicamente el problema es claro, las pistas de atletismo alejan en demasía al público del rectángulo de juego. ¿Alguna solución? Además de hacer un campo completamente nuevo, se podría remodelar el actual. ¿Cómo? La idea sería colocar gradas supletorias para acercar la gente al verde. Aunque entonces quedaría el estadio más vació aún. Se tendría que intentar ubicar a los espectadores en las zonas más bajas, y entonces cubrir el aforo superior con lonas publicitarias. Sería un solución rápida y económica, aunque temporal. Además, se podría aumentar el aforo retirando las lonas en los partidos importantes.

Realmente volver al Lluís Sitjar es imposible. Hacer un nuevo campo no significa recuperar el antiguo, ya que sería un edificio totalmente diferente. Solo conservaría la ubicación y el nombre, o puede que ni eso. Aunque también es verdad que un campo más céntrico ayudaría a realzar el sentimiento futbolero y mallorquinista de la ciudad.

Todos soñamos con tener un campo de fútbol que ayude al aficionado a sentirse más a gusto, y con un mayor contacto con el rectángulo de juego. Pero empecemos a apoyar al Mallorca ahora, juegue donde juegue. Ese es el deber de un verdadero mallorquinista. Puede haber muchas razones entendibles y justificadas para no abonarse, como las económicas, o trabajar en fin de semana, o vivir fuera de la isla, etc. Pero no hacerse socio porque no gusta el estadio, para mí, es sólo una excusa más. Y ése, es otro problema.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Toni Ramis dice:

    Buen análisis, con muchas matizaciones… eso de centrar la atención en el Sitjar para ilusionar al público no está mal, pero en Son Moix también hemos vivido grandes goles, remontadas, y logros de equipo.

    Lo más triste de todo es la afición que critica y se escuda pero luego no pisa el campo. En el fondo el mallorquinismo es una cosa de mallorquinistas, y aunque es cierto que es importante una buena labor por parte del club, la mayoría de gente, si quiere ir al Mallorca, va; y si no quiere no va. Todo lo demás son excusas, porque esos mallorquinistas de boquilla a la mínima que vienen Madrid o Barça llenan el campo.

  2. JAM dice:

    Quiero recalcar la última frase de todas, que dices que no es escusa. Yo te diré que hay mucha gente que era socia que conozco que ya no lo a vuelto a ser desde los primeros años en son moix, por la dichosa pista de atletismo, me dicen claramente que para verlo tan lejos y sobretodo en los fondos que prefieren verlo en casa, que si pagan es para ver el espectáculo del fútbol cerca del terreno de juego, y yo les doy toda la razón, todo es una rueda, antes en el sitjar empezaba a animar una grada y la otra seguía por cercanía y era mas emocionante, ahora los unicos que animan son los supporters y ellos intentan que el estadio anime pero es inútil a veces, por no decir de fondo a fondo que no se oye nada… Y si hay problema economico con la crisis que atravesamos, y muchos no pueden pagar los abonados tales cantidades como antes, pero el gran problema es el estadio lo quieran ver o no, basta ver el ejemplo del español que cuando se fue al campo nuevo se hicieron muchisimos mas socios. Mientras estemos en son moix la asistencia lo crecerá…

  3. Sebastia Ramis Sancho - Facebook dice:

    La causa de los males es $ € £ es govern des pute PP es incapas de ayuda

  4. Toni Ramis dice:

    No sé qué decirte, JAM, yo conozco patadas de gente que dice eso de las pistas de atletismo pero luego te sueltan que prefieren sol alta a sol baja porque ves mejor el campo… qué quieres que te diga, a mí siempre me ha gustado sol baja para estar más cerquita del campo y gritar a los jugadores y al árbitro.

    Creo que es un problema muy claramente de mentalidad. Y de mentalidad individual. En Son Moix, de los que van: los que quieren gritan, animan, corean, dan palmas; y los que no, se quejan. Eso es así.

    Y eso es así ahora con 8.000 personas y era así hace 4 años con 14.000. Las pistas de atletismo pueden ser un obstáculo, pero alguien que dice eso y se pilla una localidad en la fila 15 tiene credibilidad 0, porque 8.000 personas gritando bien cerca del césped, por mucha pista que haya, es una afición. Lo que tiene el Mallorca no, y si algún día se quitan las pistas de atletismo sin más será lo mismo. Si las pocas gradas supletorias que hay están vacías, por Dios.

  5. Anto Izquierdo - Facebook dice:

    Es la principal causa de pérdida de masa social(al menos la que va al campo),no la única,pero sí la más importante.Son Mox es una nevera.Si no,no se explica que viviendo una de nuestras mejores etapas,vaya la misma o menos gente en 1ª que al Luís Sitjar en 2ª
    Los precios de los abonos también están “ayudando” bastante

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.