El Apunte: Mayday

Ratificar antes de destituir. Es uno de los tópicos del fútbol. Pero si hay un club con la capacidad de saltarse todos los tópicos habidos y por haber ese es el Real Mallorca actual. De verbena en verbena y a lo loco, el club parece dirigirse sin remisión a una travesía en el desierto que lo puede hacer desaparecer del mapa futbolístico nacional bastantes años. Escuchar en boca del máximo accionista que no puede asegurar que si su actual entrenador se va a sentar el próximo partido en el banquillo, estremece. Mucho más aún, cuando un par de horas después, ese mismo entrenador afirma con rotundidad que prepara el próximo partido ante el Alcorcón. Sensación de estar viviendo a salto de mata.

Llorenç Serra Ferrer es el culpable número uno de los males del Mallorca. Ya sea por sus fracasos deportivos, por sus planificaciones o por sus contínuos gatillazos institucionales, el pobler parece que no acierta ni la que le dicen. Protege el cargo con su puesto. En cualquier otro club ya no sería el director deportivo, un cargo de responsabilidad brutal y dónde se vive de aciertos. Y si uno hace un ejercicio de memoria y repasa los fichajes de la “era Serra”, los pufos ya no caben ni en los dedos de las manos…ni en los de los pies.

Jose Luis Oltra no da con la tecla y es una obviedad. Podemos edulcorar su cuota de responsabilidad diciendo que es víctima del rodillo institucional. Y parte de razón tendremos. Pero el equipo está vivo en la competición gracias a la mediocridad de los participantes y la sensación de que su mensaje no cala es cada vez más grande. Hay que exigirle como a un entrenador profesional, privilegiado de hacer lo que le gusta y obligado a conseguir los objetivos establecidos. Y los números no le acompañan.

El vuelo que tiene que llevar al Mallorca de nuevo a la Primera División atraviesa zonas turbulentas desde su salida. La compañía es un caos y nadie parece poder arreglarlo. El comandante vive horas bajas y lucha desesperadamente por retomar el rumbo. Y la tripulación no parece la más adecuada para un viaje transoceánico que, de no llegar a su destino, puede ser el principio del fin de una institución casi centenaria.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. moriarty dice:

    excelente análisis. Una pluma prometedora.

  2. Sergi Cirer dice:

    Comparto totalmente la reflexión que haces. Me parece muy acertada. Una aferrada!

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies