El Apunte: Más que un ascenso

Esta temporada el Mallorca partía como claro favorito para el ascenso, obvio por plantilla y presupuesto. Esa opción se ha ido diluyendo a medida que avanzaban las jornadas hasta el punto de verse prácticamente sin opciones de ascenso directo y con la necesidad de poner un ojo en la distancia con el descenso. Estableciendo paralelismos con el Zaragoza, con un panorama similar, encontramos una directiva con nula confianza de la afición, unos jugadores que a priori eran de las tres mejores plantillas de la categoría y entrenadores cuestionados, en ambos bandos, desde las primeras jornadas.

Acostumbrados a la situación burguesa acomodada de vivir 16 años en la élite del fútbol español donde, a pesar de las penumbras, siempre era relativamente fácil encontrar una brisa de aire esperanzador, el Mallorca se encuentra en unas circunstancias muy diferentes y complejas. Nunca es agradable dramatizar ni hacer saltar las alarmas pero quizás sea necesario para provocar una reacción tan improbable como vital.

El Consejo de Administración confesó que hay una laguna de la minucia –nótese la ironía- de 3,5 millones de euros que descuadran el presupuesto y siembran firmes dudas sobre la viabilidad de un Club, cuyos ingresos se han reducido a mínimos tras el descenso. Añadamos a eso que el concurso de acreedores está firmado, la deuda no desaparece y se deberá ir pagando. Pongámonos en la situación de una hipotética continuidad en la Liga Adelante, no hablemos de un descenso que supondría una hecatombe de magnitudes incalculables.

Esta temporada el Mallorca ostentaba un presupuesto de unos veinte millones, si no logramos el ascenso se deberá reducir ni más ni menos que a unos cinco o seis millones. ¿Si sufrimos como si fuéramos recién ascendidos esta temporada con el presupuesto más alto, esa cantidad bastaría para simplemente aspirar al ascenso? La respuesta como mínimo plantea serias dudas. Si no subimos ya no habrá ingresos extras como fondos de compensación, ¿cómo encontraremos financiación para pagar sueldos tras el descuadre de cinco millones?¿Y a los acreedores?

Está claro que ascender salvaría los muebles, pero observando la clasificación y pensando con la cabeza sólo se ven al alcance la quinta y sexta posición. La competencia es alta y el juego del equipo no es esperanzador. Confiemos, pero no lograr el objetivo tan “claro” a principio de temporada haría cambiar los paralelismos del Zaragoza al Racing de Santander. Poderoso caballero es don dinero.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Pep dice:

    Es cierto, este año si no subimos la hemos liado. La directiva nos ha hundido y sino corremos serio peligro

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.