Sergi Enrich con el Mallorca BSalvo sorpresa mayúscula el RCD Mallorca ‘B’ regresará la temporada que viene al grupo XI de la 3ª División Nacional. A 10 puntos de la salvación directa y restando 5 partidos por jugar, los jóvenes de la cantera bermellona deberán volver a pasear su calidad por los estadios de Baleares.

Pero, ¿es realmente un drama este desenlace? En mi opinión esta no es más que una pequeña piedra de tantos otros obstáculos que se va a encontrar el equipo de Serra Ferrer en el desarrollo del proyecto. Quien más quien menos, entiende perfectamente las razones por las que el filial no ha funcionado este año. Eximo de toda culpa tanto a Bauzà como a Vicente Engonga. El primero ya lo ha demostrado todo en Son Bibiloni, y del segundo se escuchan maravillas sobre sus cualidades como entrenador. Maestros, no le han faltado.

Por otro lado, aunque no debemos ignorar la necesidad de tener el equipo en Segunda B, el fútbol base bermellón no sabemos hasta qué punto está o incluso estaba preparado para mantener una categoría tan complicada. Esta temporada sin ir más lejos varios de los jugadores que llevaron a realizar una gran campaña 2009-2010 o bien subieron al primer equipo o bien salieron de la isla. Jugadores como Truyols, Xisco, Nauzet, Kevin, Pereira, Martí Noceras, o los propios Pina y Sergio Tejera, eran parte importantísima de la plantilla de Jaume Bauzà. Por último Alberto. No sólo la desgracia de su última lesión sino también el hecho de que no se contase con él para el primer equipo después de ser de los únicos canteranos que en los últimos años había tenido oportunidades, debió minar su moral considerablemente. No podemos anticiparnos, pero el futuro más inmediato en cuanto a la proliferación de pequeñas estrellas no es muy halagüeño por lo visto hasta ahora.

La plantilla de este año, está repleta de nombres más bien desconocidos o que en ningún caso venían sonando fuerte entre el fútbol balear. Su calidad está fuera de toda duda, pero su experiencia en la categoría e incluso en el filial era más bien escasa. Posiblemente si Kevin, Pina, Tejera y Sergi hubiesen podido participar más con ellos durante la temporada, el final podría haber seguido otro camino. Lesiones y sobretodo participaciones en el primer equipo, lo han impedido. Obviamente, esto último se ha asumido como una prioridad y a mi parecer de manera completamente acertada. Por cierto, suenan una serie de nombres de mallorquines que se han acabado de formar fuera de casa y que podrían de la mano de Serra Ferrer, volver la temporada que viene. ¿Un Mallorca repleto de jugadores autóctonos? Sería fantástico, pero de ello hablaremos otro día.

Está claro que la novedosa y necesaria apuesta por la cantera ha debilitado en demasía a un filial que a buen seguro y con el paso de los años, volverá a la división de bronce. No me cabe duda que el trabajo que se está desarrollando en el nuevo fútbol formativo mallorquinista, dará sus frutos no sólo a largo sino también a corto y a medio plazo.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. SaRuMaN dice:

    Es una trago que el filial de un equipo como el Mallorca baje a tercera. Tendremos que ceder a los jugadores que merezcan la pena y que hay ahora a un clu de Segunda o Segunda B. El nivel de tercera a bajado mucho y no aportara nada al filial mallorquinista. Espero que el año que viene suban y que Engonga siga.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.