El Apunte: Egoísmo destructor

Cuando parece que no se puede hacer peor, el esperpento continúa. El mallorquinismo lleva semanas despertando día a día implorando a “los Dioses del fútbol” un desenlace feliz al eterno periodo de compra-venta de la entidad para finalizar con una época de tinieblas. Este final deseado no llega, los rumores sobre la ruptura de negociaciones son una sombra cada vez más alargada.

Esta situación descontrolada solo hace demacrar aún más la imagen de la entidad, cuyo prestigio va decayendo a un ritmo exponencial desde la entrada de los actuales dirigentes. Todos, absolutamente todos tienen parte de culpa. Sus guerras internas no han hecho más que debilitar tanto al Club como a ellos mismos, pero eso ya lo saben. Aouate tampoco no se puede escapar de la criba, dos preguntas básicas rondan las mentes bermellonas: ¿Cómo se puede entrar a dirigir un Club, alterándolo todo, si aún no hay acuerdo firmado? y ¿Por qué no se paga al contado y se presentan avales bancarios si realmente existe el músculo económico del que se presume?

Eso sí, se podrá criticar a Biel Cerdà por muchísimas cosas, casi todas, pero no por poco inteligente. Todos los economistas y empresarios habrían soñado con sacar tal rentabilidad por su paquete de acciones en 3 años, se puede buscar en todo el mercado bursátil sin encontrar una empresa que hubiera reportado tales beneficios a medio plazo. Bueno, mentira, encontraríamos a Gowex… cuyo crecimiento exponencial vino debido a una contabilidad creativa por parte de su presidente, ahora imputado y culpable del desplome de las acciones hundiendo su valor. Mejor no comparar, podríamos encontrar algunas similitudes.

2,9 millones por un miserable 5% de un Club en situación crítica que sin una inyección de capital de 5-6 millones morirá. 2,9 millones por un pírrico 5% que si no es vendido y se va a ampliación de capital conllevará invertir una importante cantidad o en caso contrario ese porcentaje de acciones pasará a no valer ni un euro. 2,9 millones por un ínfimo 5% que vale mucho menos que cuando lo adquirió y aun así lo quiere vender por más.

Egoísmo apiádate de él, solicitante de avales mientras en Cort aún esperan los de su multimillonaria inversión para un nuevo estadio. La avaricia destructora de Cerdà lleva camino de ahogar al Mallorca en una muerte lenta y dolorosa al no marcharse vendiendo sus acciones por una suma desorbitada, pudiéndose volver esto en su contra perdiendo luego todo su poder. Ante tal egocentrismo parece solo quedar una opción: mallorquinistas, luchad.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.