Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

Real Zaragoza Deportivo Aragón: Aarón; Pérez, González, Adán, Abel; Quique, Nick, Carlos Nieto (Sagna, 80'), Aparicio, Ahmed (Forcen, 72'); Rai (Jaime Almagro, 80).

R.C.D. Mallorca: Parera; Fran Gámez, Miguel Núñez, José Ángel, Salva Ruiz (Aridai, 83'); Faurlín, Damià, Cano, Ndi (Abdon, 83'), Álvaro Bustos (Bonilla, 75'); Cedric.

Árbitro: David Cambronero González (Comité castellano manchego) amonestó a los visitantes Faurlín, Cano y Miguel Núñez.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo octava jornada del grupo 3 del Campeonato de Liga de Segunda B, disputado en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza ante 200 espectadores, una decena de ellos mallorquinistas. Los aragoneses recibieron a los mallorquines con un pasillo para honrarles por su reciente título de campeones de grupo.

Resumen

El Mallorca ha puesto punto y final a su participación en la primera fase de la Liga al igual que hizo cuando la abrió: venciendo por la mínima a domicilio a un filial con un gol de un lateral. 37 jornadas y 70 puntos después de iniciar el camino por este grupo 3, los bermellones llegaban a Zaragoza con todos los deberes hechos y con el tiempo de sobra para preparar con mucha antelación la ronda clave de campeones, con el viento tan en popa que han podido disfrutar de 90 minutos intrascendentes a todos los efectos para ambos equipos los suplentes, poco habituales en el juego pero que aún así han conseguido doblegar al ya descendido Aragón para cerrar los 38 partidos con tres puntos más, batiendo récords individuales como el de mayor número de puntos en una temporada o baleares, con la máxima puntuación en Segunda B con el actual formato.

Que el partido era un trámite ya se hacía evidente aunque tan solo fuese por la hora, apartado del horario unificado de este domingo a las 18:00 en el que están obligados a jugar todos aquellos equipos con alguna cosa en disputa en este último envite. No era el caso ni del Deportivo Aragón, descendido desde hacía prácticamente un mes y medio, ni del Mallorca, flamante campeón de grupo (motivo por el que recibió el pasillo). De hecho, tan fuera de lo normal es esta situación -más positivamente en el caso mallorquinista, que se da por no poder aspirar a más- que de los cuarenta partidos de esta semana, solo otro (el Amorebieta-Caudal) no va a jugarse en el horario estipulado por la Federación, y ambos acabando demasiado abajo en la clasificación, lo que contextualiza y magnifica más lo conseguido por los hombres de Vicente Moreno.

El técnico valenciano no sorprendió con una alineación plagada de suplentes y poco habituales después de una convocatoria en la que ya no habían entrado Joan Sastre o Salva Sevilla, pero no hubo posición que no se salvase de la revolución: empezando por Parera en la portería hasta llegar a una punta de ataque comandada en exclusiva por Cedric, disputando otra vez minutos después de haberlo hecho únicamente durante trece en los últimos tres meses. Este hecho no ayudó a liquidar un partido sobre el papel plácido, frente a un equipo que apenas ha sumado una media de medio punto por partido pero que en los dos choques que le han enfrentado a los rojinegros ha sabido plantar cara, empatando en la primera vuelta en Son Moix en el encuentro que cerraba el 2017 y dificultando en la segunda el triunfo final de los ya campeones, quienes ya buscaban más no lesionarse en un césped destrozado que no vencer y convencer.

A pesar de que el único y solitario tanto del partido llegaría -ya- en el minuto 32, dio la sensación de que costó mucho romper el encuentro y que, de hecho, los aragoneses tenían más número para hacerse con la victoria gracias a un arranque potente que les permitió contar con un buen número de llegadas que no se veían contrarrestadas en la parte opuesta del campo, sobre todo por culpa de tener sobre el césped a un equipo que transmitía la sensación de estar profundamente desestructurado y poco combinado debido a los pocos minutos que habían tenido durante el año para jugar entre ellos, una situación que también causó algún fallo de concreción en la zaga que a punto estuvo de crear problemas. Pero aún con estas los baleares se adelantarían en el electrónico antes del descanso, a la media hora de partido, con un disparo inapelable de Fran Gámez con la internada hacia un cuero que se iba quedando muerto en el área zaragocista después de que el pase raso de Cedric desde la izquierda no hubiese encontrado un aliado pronto.

Ni tan siquiera el descanso hizo cambiar el guion de un partido gris, demasiado cercano a una pachanga como para quererlo disfrazar de profesional, aunque sí que el Mallorca mejoró ligeramente sus prestaciones, incluso sin tener que empezar el rosario de sustituciones que reintegrase a los habituales. Ya Salva Ruiz y Cano tuvieron muy pronto ocasiones para aumentar la distancia que se marcharon por poco, también dispusieron de jugadas los maños para igualar el choque y llevarse al menos un punto de su último encuentro en Segunda B en más de un año, posiblemente el último con la categoría tal y como la conocemos si prospera el plan de modificación de la RFEF de las categorías estatales. Sus últimos minutos en la categoría transcurrieron con el triunfo adjudicado para el gran campeón de grupo, en solitario desde mediados de septiembre, con el partido bloqueado por el reguero de cambios que se precipitaba en los últimos minutos, en un día en el que tardaron mucho en salir (el primero fue faltando menos de veinte minutos y en el 80' no se habían hecho ni la mitad), una prueba más de la parsimonia y el pasotismo con el que transcurrió el último choque del Mallorca en el grupo tres de Segunda B en, esperemos, muchos años.

Ahora los inescrutables caminos del calendario marcan el inicio de dos semanas muy intensas que arrancarán el próximo lunes con el sorteo de la promoción de ascenso que emparejará al Mallorca con uno de los otros tres campeones de grupo en una eliminatoria que ascenderá ya a un equipo a Segunda A, siempre y cuando un juzgado de Majadahonda no paralice el proceso atendiendo a la petición cautelar del Fuenlabrada hasta que se haya estudiado el caso del Deportivo Fabril. Si no prospera, en los dos siguientes fines de semana se van a disputar la ida y la vuelta de estos partidos de los que aún no se conocen ni fechas, ni rivales, ni horarios y, vistos los últimos movimientos, ni las plantillas definitivas de cada uno de los equipos. Pero a pesar de esto, a oscuras, cerca de dos mil personas ya han retirado su entrada para el primero del mínimo de dos partidos que restan esta temporada en Son Moix. Empieza la hora de la verdad, a 180 minutos de volver.

El 1x1

Parera: 9; Con fallos, acaba la temporada sin encajar.

Fran Gámez: 8; Se reivindicó.

Miguel Núñez: 6; Flojo.

José Ángel: 6; Discreto.

Salva Ruiz: 5; Faltó solidez.

Faurlín: 7; Activo.

Damià: 6; No lució.

Canó: 7; Fue combativo.

Ndi: 5; Poco notorio.

Álvaro Bustos: 6; Precipitado pero activo.

Cedric: 5; Hizo nacer el gol, y poco más.

Sustituciones:

 

Bonilla: 7; Sacó la chispa.

Abdon: s.c.

Aridai: s.c.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Ramis dice:

    Ahora mismo, antes de conocer a los campeones de los otros grupos, firmaría tener que jugar con el líder del grupo I.

    Y la vuelta en casa, por supuesto.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies