El Mallorca cae estrepitosamente en un partido condicionado por la expulsión injusta de Geromel en el que, sin embargo, los mallorquinistas pudieron luchar más para lograr un resultado positivo. El conjunto de Oltra en efecto había salido con la fuerza necesaria de ponerse por delante en la primera media hora de partido, pero el no aprovechar las ocasiones y la falta de concentración atrás provocan que en el momento de la expulsión el Mallorca vaya por detrás, y escasos minutos después encaje un 2-0 muy difícil de remontar, hecho que, si bien la expulsión es injusta, es responsabilidad de los jugadores. El equipo lo intenta y consigue poner un esperanzador 2-1 al inicio de la segunda mitad, muy fugaz, ya que poco después se encaja el definitivo 3-1.


Ficha técnica:

Deportivo de La Coruña: Lux, M. Pablo, Álex, Marchena, J. Domínguez (Juan Carlos min. 89), Arizmendi (Núñez min. 66), Luisinho, Culio, Seoane, Luis (Borja min. 77) e Insua.

RCD Mallorca: Miño, Ximo, Bigas, Geromel, Kevin, Thomas, Riverola (Marco Asensio min. 65), Iñigo (A. Moreno min. 59), Alfaro, Victor y Gerard (Geijo min. 85).

Goles: Luisinho (min. 23); Luis Fernández (min. 31); Víctor (min. 48); Marchena (min. 57).

Árbitro: El colegiado del encuentro Jose Luis Munuera ha amonestado con tarjeta amarilla a Alfaro (min. 35), Kevin (min. 55), Bigas (min. 76) y Thomas (min. 92); y roja a Geromel por doble amarilla (min 21 y 27), por parte del RCD Mallorca. Y amarilla a Arizmendi (min. 52) por parte del Deportivo de La Coruña.

 


Resumen

La primera media hora fue de un dominio bermellón indiscutible, con un vistoso juego combinativo y varias ocasiones que, por desgracia, se desaprovecharon. Es evidente que arriba hay alguna que otra pieza que falla, en concreto el mimado Alfaro falló una ocasión muy clara en una jugada iniciada por un muy buen centro de Kevin. Un equipo con el objetivo de ascender debería ser lo suficiente letal como para convertir una sola de las tantas ocasiones creadas en esa primera media hora, ya no en el partido de hoy, sino en cada partido, pues la dinámica de este equipo es la de bajar los brazos tras 20-30 minutos iniciales muy buenos.

Como ya hemos explicado arriba, fallar ocasiones como esa sumado a la fragilidad defensiva suponen un desastre más para un equipo que, si bien es cierto que ha dado un paso de gigante respecto del inicio de temporada, es incapaz de solucionar los pequeños detalles que lo condenan partido a partido y no permiten sacar todo el potencial de la plantilla.

Así, tras el 3-1 el Mallorca seguría intentándolo cada vez con menos gas y ante un Oltra incapaz de cambiar el rumbo del partido.

 

Conclusión

El Mallorca es un equipo lleno de virtudes. Lo demuestran sus primeros 25 minutos del partido de hoy ante un rival inmenso que se ha visto contra las cuerdas en su propio estadio. Pequeños detalles podrian catapultar al equipo pero, ¿es capaz José Luis Oltra de pulir esos detalles?, ¿o quizás es el momento de dar un giro de 180 grados con la contratación de un nuevo entrenador? De esa decisión podría depender el futuro del Real Club Deportivo Mallorca.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco Ramis dice:

    Lo que llama la atención es que con Serra no hayan funcionado ni Laudrup, ni Caparrós, ni Manzano, ni ahora Oltra.

  2. Toni Ramis dice:

    A Manzano no lo contaría porque su margen de error era muy pequeño y su estancia aquí muy corta. Aunque su media era de salvación.

    Los demás… hay que analizarlos uno por uno y en su contexto, Caparrós estuvo a punto de clasificarnos para Europa en su final brillante de Liga, pero luego la pérdida de calidad de una temporada para la otra, sobre todo en defensa, fue muy grande.

    Supongo que en el fondo la motivación de los jugadores pesa mucho en el juego y el hecho de haber pasado tantos entrenadores no ayuda, aunque la destitución de Caparrós sí supuso una notable mejora; como también la marcha de Laudrup. Con esos precedentes quizá habría que mover ficha…

  3. Xisco Ramis dice:

    No creo que la solución sea destituir al entrenador para que los futbolistas se motiven, y se que no es lo que estás diciendo.

    ¿Qué los jugadores no están motivados? Pues que alguien meta caña a esta panda de vagos, ya se Oltra, Serra Ferrer o Luis el utillero.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.