Crónica de una Manifestación

manifa 1El domingo el mallorquinismo salió a la calle como sólo había hecho en una ocasión: para protestar por la exclusión de la Europa League. Más de 700 personas optaron por acudir a la manifestación organizada por Supporters Mallorca para mostrar su descontento con la directiva bermellona. Aunque algunos la quisieron torpedear hablando de minoría, todo el estadio girado de espaldas al palco en el minuto 12 disipó cualquier posible duda. Los mallorquinistas ya no pueden más.

Partiendo de un santuario rojinegro como el Lluís Sitjar, donde se despertó la nostalgia de varios asistentes, la caminata arrancó dirección Son Moix encabezada por una pancarta que define la situación: S.O.S. Mallorca. A medida que avanzaban los metros más gente se unía y otros, aunque no se adhirieran, jaleaban desde sus casas. Un ejemplo fueron unos aficionados mayores que, con su balcón decorado de bufandas y banderas del Mallorca, fueron despedidos con cánticos de “Presidente, presidente”.

Los asistentes no quisieron mostrar únicamente descontento, aunque sí predominaron los gritos de “Directiva, dimissió” y “Biel Cerdà, veste’n ja” como es lógico ya que era el fin de la manifestación, sino que también animaron al Mallorca demostrando que sí quieren al Club aunque detesten a quien lo dirige. Los conocidos cánticos de “El Mallorca es un sentimiento” y “Soy del Real Mallorca sí señor, de corazón, me importa un huevo la Segunda División…” fueron los más repetidos de la tarde. El momento más emotivo fueron las dos ocasiones en las que, con las bufandas en lo alto, los presentes entonaron el himno de la entidad.

Entre los manifestantes había gente de todas las edades, sexo y clases. Destacaba la presencia del presidente de las peñas Miquel Mesquida, de la peña de Ciutadella y de Toni Tatxa. La nota de humor la pusieron “Es Berros” con su muñeco de cartón llamado “Berrocop” que tras su ruedo por todo el estadio para llegar a palco ya es toda una institución

Cuesta una barbaridad que los mallorquinistas salgan a la calle a protestar, cuestión de carácter, pero todo tiene su límite y a los aficionados ya se les ha agotado la paciencia. Se palpaba un clima de crispación en el ambiente que no cesará hasta que se vayan unos consejeros que no se atreven a dar la cara con su presencia en el palco.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.