Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

C.F. Peralada: Gianni Cassaró; Maxi Villa, Bambo Diaby, Sergi Álamo, Marc Vallho; Iu Ranera, Carbonell, Blay, Coro, Boniquet (Èric Montes, 34'); Javi Sánchez (Albert Estellès, 74').

R.C.D. Mallorca: Manolo Reina; Joan Sastre, Xisco Campos, Raíllo, Bonilla; Pol Roigé (Bryan Reyna, 53'), Damià, Marc Pedraza, Lago Junior; Àlex López (Abdon Prats, 61'), Cedric (Álex Serrano, 86').

Árbitro: Miguel Bosch Domènech (Comité valenciano) amonestó al local Maxi Villa y a los visitantes Bonilla y Joan Sastre.

Goles: (0-1): Javi Bonilla, 69'.

Incidencias: Partido correspondiente a la 1ª jornada del Campeonato Nacional de Liga del grupo III de la Segunda División B en el Municipal de Peralada con la presencia de aproximadamente mil personas, muchas de ellas animosos e incansables mallorquinistas. El campo del encuentro no cumplía con la normativa de la RFEF de distancia mínima de un metro entre portería y vallas publicitarias, aunque no fue reflejado por el colegiado en el acta. Antes del inicio se guardó un respetado minuto de silencio en repulsa de los atentados de esta semana en Barcelona y Cambrils y en memoria de las 15 víctimas de estos ataques terroristas.

Resumen

El Mallorca ha iniciado con muy buen pie su andadura en la Segunda División B después de derrotar al Peralada por la mínima en un encuentro en el que todo se le fue poniendo de cara a medida que pasaban los minutos y los catalanes se iban topando con desgracias en forma de lesiones y problemas federativos que les hicieron renunciar muy pronto a sus ambiciones de llevarse los tres puntos a pesar de ir al borde de la legalidad -incluso rompiéndola- para dificultar a sus rivales un debut con victoria que al final acabó por darse y casi podríamos afirmar que por justicia divina, a lo que hoy se le llama karma.

 

El Mallorca afrontaba el primer partido de la temporada con todas las estadísticas en contra antes de que empezase a rodar el balón, lo que había estado llamando durante los últimos días a tener un poco de escepticismo respecto al resultado que se pudiese sacar hoy de tierras catalanas, y lo cierto es que el arranque del encuentro no hacía augurar buenas cosas aún habiendo apretado en los primeros instantes. El optimismo se tornó en nerviosismo después de una primera media hora en la que el Peralada borró el centro del campo del partido, dinamitando el juego de un Mallorca que buscó proponer un juego bastante más atractivo pero inefectivo ante la estrategia de pelotazo de los verdiblancos, quienes aprovecharon balones largos desde su campo para acercarse a Manolo Reina.

Los de Vicente Moreno emplearon durante la primera parte un juego y una actitud más propia de una categoría como Segunda A, muy físico y de más toque que a lo que están acostumbradas estas Ligas del "infrafútbol". Esta agresividad acabó por jugar a favor de los locales, a los que se les señaló falta a favor en cada mínimo contacto. Hasta un total de siete en los primeros cuarenta y cinco minutos por ninguna favorable a los isleños. Este escenario inquietante se truncó a la media hora, cuando el atacante Xavi Boniquet se lesionó después de pisar mal en una carrera en campo bermellón y tuvo que ser sustituido por Èric Montes, uno de los dos defensas que estaban en el banquillo de suplentes. No había ni un jugador que pudiese salir al campo que no estuviese lesionado y que no fuese un zaguero.

Este cambio fue un golpe durísimo para los empordaneses, que perdieron la comba del partido y empezaron a sufrir llegadas de los mallorquinistas, quienes recobraron la batuta encuentro y empezaron a marcar los ritmos según más les convenía. Àlex López fue el primero en crear peligro cuando se le emvenenó un centro y Cassaró tuvo que sacarlo casi sin esperar que se le acercase el balón y despejando a saque de esquina. El siguiente intento llegó muy poco después en las botas de Damià, que lo probó desde muy lejos, haciendo que el arquero local se tuviese que emplear a fondo, llegando con una sola mano, para mantener el 0-0 con el que se llegó al descanso tras un remate al larguero otra vez de De Groot.

Los mallorquines saltaron al campo la segunda parte con la confianza de que todo iba a salir bien porque no podía ir de otra manera pero con el miedo de que todo volviese a ir mal teniéndolo absolutamente todo de cara. Moreno decidió apostar por jugar con los laterales muy largos, llegando a jugar por delante de los interiores, lo que provocó la salida de Pol del terreno de juego para que entrase un inquietante Bryan Reyna, quien aumentó el número de ocasiones a balón parado a base de poner nerviosa a la inflamable defensa gerundense, que veía cómo sus contrincantes se acercaban cada vez más.

Lago Junior fue un peligro constante que no dejó respirar tranquilos en ningún momento a sus rivales por culpa de sus llegadas por la izquierda, una amenaza que se fue repitiendo durante toda la segunda parte y desde donde llegó la primera ocasión con un disparo del marfileño, aunque el disparo se fue demasiado cruzado y se perdió por la línea de fondo. Poco después lo volvió a intentar de cabeza en un córner pero Cassaró despejó el potente remate del extremo mallorquinista haciendo gritar a todos los desplazados a Peralada, que ya la habían visto dentro. El tiempo empezaba a acabarse, al igual que las uñas, que eran consumidas por los nervios que aumentaban y para remediarlo Moreno volvió a mobver el banquillo para meter a Abdon por un combativo Àlex López

Pero aún quedaba mucho pescado por vender, e iba a ser repartido a ritmo de DJ. A falta de tan solo veinte minutos para el final, Bonilla recibió un balón en la frontal del área escupido por la defensa, tratando de deshacerse del balón que acababa de chutar Damià y había impactado en Bambo Diaby. El soriano se decantó por un disparo cruzado que se acercó a la portería botando, con paso calmado pero firme, parando los corazones en cada uno de los saltos que dio antes de impactar con rabia contra la red y desatar la alegría en Mallorca, una isla que empezaba a vislumbrar tímidamente el sol porque la actitud era otra muy distinta y el resultado, lógicamente, radicalmente opuesto al del año pasado. El tanto se rubricó con una bonita celebración entre todos los jugadores, que han demostrado ser una gran familia. No tocó sufrir mucho en los últimos minutos, que fueron muy relajados por lo que suelen ser los partidos con estos marcador, e incluso se podría haber aumentado la diferencia si Lago hubiese cazado una pelota que se había quedado muerta en el descuento. Pero la voluntad del destino es inquebrantable y el 0-1 no se movió para dar el primer gran alegrón a la parroquia mallorquinista.

El Mallorca ya ha sumado en su primer día de competición las primeras horas en puestos de promoción, de donde será relegado antes de que acabe la jornada, algo que en el último paso por Segunda no llegó a suceder hasta pasados casi quince meses. Las sensaciones que ya se han dado en competición oficial son muy buenas, pero debemos ser conscientes de que la temporada es muy larga y las dinámicas variarán mucho, por lo que conviene centrarse en el partido a partido y olvidar la clasificación, sobre todo en las primeras fechas de Liga. Ahora tocará engalanar Son Moix para el estreno oficial esta temporada, recibiendo a la Penya Esportiva de Santa Eulària, un club que ha tenido apenas un mes para planificar el equipo tras ocupar la plaza del Mallorca B pero que vendrá con la ambición de sacar una importante victoria en Palma contra un rival de renombre, por lo que la facilidad no estará presente el próximo sábado. Toca seguir remando.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

  1. Xisco dice:

    Hacía tiempo que el mallorquinismo no estaba tan ilusionado.

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.