Foto: RCD Mallorca

Ficha técnica

C.D. Alcoyano: Bañuz; Barreda (Mariano Sanz, 76'), Galas, Pau Bosch, Navarro; Ribelles, Omgba (Lado, 58'), Álvaro, López Silva, José García (Alarcón 69'); Torres.

R.C.D. Mallorca: Manolo Reina; Sastre, Xisco Campos, Raíllo, Bonilla; Pedraza, Damià, Pol Roigé (Cano, 78'), Àlex López (Salva Sevilla, 84'), Lago; Abdon (Ferran Giner, 65').

Árbitro: Juan Manuel Ruíz Aguilera (Comité anadaluz) amonestó a los locales Omgba, López Silva, Ribelles, Lado, Mariano Sanz y a los visitantes Joan Sastre, Damià, Pol Roigé, Abdon, Àlex López, Pedraza. Fue expulsado con roja directa Lago Junior.

Goles: (0-1): Abdon, 14'; (0-2): Lago, 25'.

Incidencias: Partido correspondiente a la 7ª jornada del grupo 3 del Campeonato de Liga de Segunda B, disputado en el campo de El Collao ante unos 3.000 espectadores, una decena de ellos mallorquinistas. Antes del encuentro fue homenajeado Julià Mir, presidente de la asociación de veteranos del Mallorca y exjugador alcoyanista.

Resumen

El Mallorca se ha alzado victorioso de su visita a un campo siempre complicado como El Collao con una tranquilidad pasmosa afirmada por la inofensividad del equipo local, incapaz de hacerse fuerte en su feudo y muy perdido en el estreno en casa con su nuevo técnico. Bastaron dos golpes de efecto rápidos y aislados en la primera parte para dejar muerto el partido y rascar tres puntos muy valiosos que ya abren una distancia de hasta cuatro puntos con el Elche, que partía desde agosto con la vítola de gran rival de los bermellones -y viceversa- pero al que se le está atragantando este perfecto inicio de otoño de los isleños, que ya ponen la directa hacia el play-off de ascenso con unos números envidiables.

 

El partido arrancó a merced de la hora, dormido, como suele ser cuando aún no has pasado ni el mediodía. El juego se volcaba sobre el campo de los albiazules, que no tuvieron que sufrir demasiado para aguantar las llegadas básicamente a balón parado con las que intentaban hacer daño los de Vicente Moreno, que pese a tener el balón donde querían, no podían hacer nada debido a su falta de eficacia. El encuentro giró radicalmente al cuarto de hora, cuando Abdon abrió la lata al rematar al primer golpe desde el punto de penalti un centro de Lago Junior desde la línea de fondo que Àlex López dejó pasar.

Este error puntual de los alicantinos supuso el punto de inflexión determinante en el duelo porque a partir de esto fueron incapaces de hacer nada hasta que el Mallorca decidió retirarse atrás una vez consumado ya el segundo tanto, un auténtico golazo de Lago Junior a los diez minutos, al que le cayó el balón cerca de la frontal y, después de dejarlo botar, envió una parábola sublime que cruzó toda la área hasta quedarse mecido en la red de la meta de Bañuz. El resto de la primera parte fue siguiendo más en línea del inicio, con los de Galiana sin hacer ni cosquillas pero con los de Moreno tampoco mucho mejor aplicados.

El segundo tiempo siguió un guion más uniformado y sin tantos cambios de ritmo, en unos cuarenta y cinco minutos más propios de una división profesional como Segunda con, esta vez sí, los locales probándolo mucho más pero con una infinidad de disparos que se marchaban por encima de Reina, aunque uno llegó a impactar en el larguero después de que el arquero isleño lo desviase con agonía. En el plano ofensivo fue una parte más discreta, que se estaba hipotecando para cerrar de manera definitiva un resultado que estaba siendo cómodo.

El partido estaba siendo muy tranquilo hasta pasados los sesenta minutos, hasta con los jugadores rivales manteniendo charlas animadas entre sí, pero el colegiado lo dinamitó a base de un comportamiento autoritario que no permitía hacerle una sola observación al árbitro sin la certeza de ser castigado inmediatamente después. Hasta trece tarjetas se mostraron, alguna de ellas sorprendente a todas luces, como la expulsión de Lago Junior en los minutos finales después de que un contrincante se le lanzase encima. Pero ni tan siquiera este ataque al espectáculo fue capaz de romper la concentración defensiva bermellona, que se mantuvo hasta el silbido final, al que le siguió una tangana entre los dos equipos. Pero con la victoria ya viajando hacia Mallorca.

Este triunfo deja consolidado en el liderato a los rojinegros, que volveran a acabar en posiciones de honor la jornada de la próxima semana, ya que está distanciando en cuatro puntos a Elche y Villarreal B, sus máximos perseguidores. Sobre el papel, el domingo visitará Son Moix el Cornellà, que llegará pletórico después de golear al Formentera y acabando el día en puestos de promoción de ascenso a la Liga 1|2|3, en lo que será el partido de la jornada en el grupo que Vicente Moreno deberá saber afrontar para, como mínimo, mantener la distancia con los ilicitanos y los castellonenses.

Comentarios

RCDM no se hace responsable de los comentarios de los lectores y se reserva el derecho a retirar aquellos que sean ofensivos. En cumplimiento de la legislación vigente queda registrada la dirección de Internet del autor, así como la fecha y hora de su envío.

No hay comentarios para esta noticia, se el primero en opinar

* Campos obligatorios

RCDM.es - El Blog del aficionado Mallorquinista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navegabilidad y experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.